Es noticia
Menú
La natalidad en Madrid sigue a la baja pese al impulso del cheque bebé de Ayuso
  1. España
  2. Madrid
14.500€ para que nazcan más niños

La natalidad en Madrid sigue a la baja pese al impulso del cheque bebé de Ayuso

Caen un 8% los nacidos de madres menores de 30 en Madrid. Al mismo tiempo, entre las mujeres de 30 en adelante, la cifra desciende un 10%

Foto: Díaz Ayuso presenta la estrategia de protección a la maternidad y paternidad y de fomento de la natalidad. (EFE/Javier Lizón)
Díaz Ayuso presenta la estrategia de protección a la maternidad y paternidad y de fomento de la natalidad. (EFE/Javier Lizón)

Ha pasado más de un año desde que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció una ayuda de hasta 14.500 euros para fomentar la maternidad en mujeres menores de 30 años y con ingresos anuales inferiores a 30.000. Aunque el plan se puso en marcha en enero, ya han pasado 13 meses desde que se conoció la medida y es posible hacer un análisis preliminar de cómo ha sido el arranque. ¿Ha habido más nacimientos entre las mujeres de ese perfil?

Si algunas mujeres de las que podían optar a la ayuda tomaron la decisión de quedarse embarazadas cuando supieron de ella, como pronto habrían dado a luz en los meses de abril y mayo. Los últimos datos de la Estimación Mensual de Nacimientos publicados la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística señalan que en esos dos meses hubo 1.889 nacidos en Madrid cuyas madres tenían menos de 30 años. Esa cifra es un 8% menor que la media de 2018 a 2020.

Aún es pronto para percibir los efectos que esta medida puede generar a largo plazo. “Es un plazo de tiempo muy corto. Hay otras variables que se tienen que depurar con más tiempo”, explican fuentes de la Consejería de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid. Lo que sí muestran estos primeros datos es cómo ha sido la incipiente respuesta de la sociedad al intento del Gobierno regional de incrementar la tasa de natalidad: por el momento, no ha habido cambios relevantes. Con todo, en 2022 sí se ha recuperado cierta normalidad en las cifras, que cayeron en 2021 como efecto de la pandemia.

Uno de los objetivos planteados por la Comunidad de Madrid es alcanzar la cifra de 75.000 nacimientos anuales que se registró entre 2007 y 2011. De momento, la meta marcada está lejos de cumplirse: este año, hasta mayo, se han registrado 21.043 nacimientos. Aunque el motivo de la medida haga referencia directa a la natalidad, no son únicamente las que dan a luz quienes pueden solicitar el cheque, ya que también se ofrecen ayudas a las personas que se inclinan por la adopción.

La estrategia ha consistido en incentivar al grupo de mujeres menores de 30 años a que sean madres, aunque no son las que tienen más hijos: el 67% de las mujeres que han dado a luz en el último mes de mayo tenía entre 30 y 40 años. Solo dos de cada 10 tenían 29 años o menos. Sin embargo, entre las mujeres de 30 en adelante la natalidad cayó un 10% en abril y mayo de 2022, dos puntos más que el grupo de menores de 30. "Si el objetivo fuera promover la natalidad, tendría más sentido centrarse en el grupo de mujeres que son las que están teniendo hijos o las que están en el margen de tenerlos", señala Libertad González, profesora del Departamento de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, que estudia los efectos de las ayudas a la natalidad y maternidad.

La tendencia mundial indica que cada vez son más las mujeres que deciden ser madres pasados los 30. Según González, uno de los motivos principales es la mayor cantidad de mujeres que cursan estudios universitarios, que ha retrasado desde la edad de casarse hasta la de tener hijos. También influye el mayor acceso que hay actualmente a los anticonceptivos, que ayudan a controlar mejor la fecundidad. Aunque no se puede ignorar la situación económica, no es un factor que haya determinado tanto la inclinación a ser madres cada vez más tarde. "Esta tendencia a largo plazo no se corresponde con la evolución de los niveles de vida, salarios o la tasa de paro", explica. Pero, independientemente de a qué edad se tengan más hijos, la decisión de Ayuso de dirigirse a este grupo concreto es significativa. En otras ayudas de este tipo "no suele haber este requisito de edad", aclara la experta en economía.

A fecha del 19 de julio, se habían solicitado 6.836 ayudas, de las que se habían aprobado 3.273. De seguir así el ritmo de peticiones, podría cumplirse la estimación realizada por el Gobierno. Según sus cálculos, la cantidad anual de mujeres que podrán acceder al subsidio sería de entre 12.000 y 14.000. Hay que tener en cuenta que los trámites del proceso tienen una demora de cerca de tres meses y que en las dos primeras semanas hubo un 'boom' de solicitudes, notificándose más de 1.000. Pero desde abril, la cantidad de instancias sin tramitar ha descendido casi un 50%. Estos avances en la gestión se han visto reflejados también en el incremento de las solicitudes aprobadas (48%) y las denegadas (21%).

Foto: Una mujer embarazada mirando si cumple los requisitos para solicitar las ayudas. (iStock)

A pesar del incentivo, los datos de la Comunidad de Madrid no han mostrado de momento una tendencia al alza de los nacimientos. Sin embargo, en ese mismo periodo, otras provincias sí han visto un aumento de la maternidad entre las menores de 30 años. Es el caso de La Rioja, donde en esta franja se han contabilizado en ese mismo periodo un 13% más de nacimientos. Lo contrario sucede en Ávila, donde los alumbramientos han caído un 38%.

También está la cuestión del empadronamiento. Para poder solicitar la ayuda, las gestantes deben llevar empadronadas en la Comunidad de Madrid como mínimo los últimos cinco años. Fue una condición polémica, no tanto porque se pidiera el empadronamiento como condición, sino por el plazo que se exigía. Eso llevó al Gobierno regional a reducir los años de 10 (lo que se pedía en un principio) a los cinco actuales en enero. En la región madrileña, el 70% de las mujeres menores de 30 que tuvieron hijos en 2021 eran de nacionalidad extranjera. Esto no quita que pudieran llevar varios años empadronadas en la comunidad, pero las que lleven menos de cinco parten con una desventaja de entrada para recibir la ayuda.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE) Opinión

Por otro lado, la solicitud solo se puede realizar a partir de los cinco meses de embarazo, que es un periodo que supera el límite permitido para abortar, de 14 semanas, en los casos en que no hay problemas patológicos del feto o de salud para la gestante. La profesora Libertad González, que detectó una bajada en el número de abortos cuando el Gobierno de Zapatero aplicó la ayuda a la natalidad en 2007, explica que tampoco ha habido un aumento en el número de nacimientos en los últimos meses de 2021 y los primeros de 2022, donde se esperaría que contabilizasen los de las madres que decidieron no abortar tras el anuncio de junio. Los últimos datos publicados sobre interrupciones voluntarias del embarazo son de 2020, por lo que todavía no se puede estudiar a fondo si la medida ha tenido algún impacto en la tendencia.

Ha pasado más de un año desde que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció una ayuda de hasta 14.500 euros para fomentar la maternidad en mujeres menores de 30 años y con ingresos anuales inferiores a 30.000. Aunque el plan se puso en marcha en enero, ya han pasado 13 meses desde que se conoció la medida y es posible hacer un análisis preliminar de cómo ha sido el arranque. ¿Ha habido más nacimientos entre las mujeres de ese perfil?

Isabel Díaz Ayuso HIjos
El redactor recomienda