Es noticia
Menú
La Doñana madrileña se marchita: el humedal de Soto Gutiérrez se ha convertido en un secarral
  1. España
  2. Madrid
BIODIVERSIDAD

La Doñana madrileña se marchita: el humedal de Soto Gutiérrez se ha convertido en un secarral

Los grupos conservacionistas denuncian que el drenaje de la laguna principal ha provocado que se hayan perdido dos temporadas de cría de aves. En el lugar han sido avistados casi el mismo número de especies de aves que en el Parque andaluz

Foto: Vista del humedal de Soto Gutiérrez sin agua. (Cedida)
Vista del humedal de Soto Gutiérrez sin agua. (Cedida)

En el sur de la Comunidad, dentro de los límites del Parque Regional del Sureste, se encuentra el humedal de Soto Gutiérrez, un conjunto lagunar formado en una antigua gravera que la naturaleza reconquistó hace años para convertirla en 'la Doñana madrileña' por el número de especies de aves diferentes que allí habitan. Sin embargo, en mayo de 2021, en la parcela, de titularidad privada, se instaló una canalización para drenar el agua de los terrenos renaturalizados y desde entonces se han perdido dos temporadas de crías de aves, según denuncian los grupos conservacionistas. Mientras, la Consejería de Medio Ambiente monitoriza los trabajos para garantizar que se "conservan" los valores del parque.

Foto: Lagunas de Ambroz de San Blas-Canillejas.

“Las lagunas de Soto Gutiérrez están tocadas de muerte”, se lamenta Daniel Izquierdo Méndez, portavoz del movimiento 'Salvemos Soto Gutiérrez'. En plena época de cría, en mayo de 2021, comenzaron las obras para drenar el agua de la laguna principal del humedal, “a través de una conducción que atraviesa un camino de titularidad pública y que lleva el agua extraída hasta el río Jarama, con el objetivo de desecar un humedal de origen antrópico”, similar a las Lagunas de Ambroz.

Sin agua no hay vida “y ya se han perdido dos temporadas de crías de aves, por lo que el número de especies avistadas hasta ahora se ha reducido drásticamente”. A día de hoy, apunta Izquierdo Méndez, “Soto Gutiérrez se encuentra en un estado de conservación preocupante, como consecuencia de las labores intencionadas de drenaje. La biodiversidad del entorno se ha visto afectada de forma dramática y ya no rebosa la vida que tenía hace unos años. Se han perdido numerosas especies estacionales y permanentes”.

La pequeña Doñana

Se conoce a las lagunas de Soto Gutiérrez, ubicadas en el término municipal de Ciempozuelos, como 'la pequeña Doñana', porque su riqueza ornitológica es similar a la del Parque Nacional. Ambos humedales tiene un número parecido de especies diferentes de aves, censadas “gracias" a la ciencia ciudadana, es decir, las aportaciones de los aficionados, en este caso a la ornitología, para uso científico a través de aplicaciones como eBird, donde se anotan los datos básicos de los avistamientos, como especie observada, día, fecha, hora y coordenadas.

placeholder El porrón pardo y el malvasía cabeciblanca. (Cedida)
El porrón pardo y el malvasía cabeciblanca. (Cedida)

En Soto Gutiérrez se han catalogado 227, mientras que en Doñana están registradas 229. Los datos constatan que el paraje "es uno de los puntos calientes de la biodiversidad de la Comunidad de Madrid, dentro del Parque Regional del Sureste, incluida la Red Natura 2000 y con diferentes ecosistemas: de ribera, cantiles y vegas, lagunares, agrarios y ganaderos. Todos tienen un papel importante en el conjunto de la biodiversidad de este espacio natural”. Algunas de las especies avistadas en el humedal son ejemplares catalogados “en peligro crítico”, según el 'Libro Rojo de las Aves de España', y “en peligro de extinción”, según el 'Catálogo Nacional de Especies Amenazadas', como el porrón pardo y el malvasía cabeciblanca, respectivamente.

El papel de la CAM

Desde la Consejería de Medio Ambiente confirman a El Confidencial que “el promotor de los trabajos comunicó que las obras realizadas estaban contempladas en el Plan de Restauración del Espacio Natural (PREN) de la explotación minera, aprobado en 2001”. La zona donde se encuentra este terreno, dentro del Parque Regional del Sureste, “tiene calificación D, por lo que cuenta con un menor nivel de protección permitiéndose actividades ligadas a aprovechamientos agropecuarios o aprovechamiento equino”, explican fuentes de la consejería.

placeholder Una de las aves avistadas. (Cedida)
Una de las aves avistadas. (Cedida)

Una de las particularidades del parque regional es que tiene muchos ecosistemas de origen antrópico, como “extracciones mineras, vasos de extracción abandonados, regadíos, riegos a manta o cultivos, que interaccionan entre sí y generan ecosistemas artificiales naturalizados que son objeto de colonización de biodiversidad”. Ante la riqueza natural de Soto Gutiérrez, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura confirma que “ha realizado varias visitas de inspección desde la primera información recibida en mayo de 2021 de la realización de obras de relleno en la laguna y ha remitido los informes al Área de Disciplina Ambiental, así como ha informado al Seprona”.

Foto: Jardín en la azotea del edificio Shard de Londres. (EFE)

A la espera de recibir los informes pertinentes del Área de Disciplina Ambiental y al constatar el valor ecológico del humedal, “se ha informado al promotor de que no se podrá ejecutar ningún relleno de tierras sin autorización expresa de la Dirección General de Biodiversidad y Recursos Naturales”. La Comunidad de Madrid asegura que mantiene una “actitud vigilante” con el objetivo de “conservar los valores del parque regional, respetando los usos y actividades compatibles”. Sin embargo, se sigue drenando el agua de la laguna principal de Soto Gutiérrez.

Un potencial turístico

Desde el grupo de trabajo se pide a las administraciones competentes “que tomen cartas en el asunto y que activen los mecanismos necesarios para revertir la situación y recuperar el ecosistema”, remarca Daniel Izquierdo Méndez. “Nos quedan las dudas de si estas actuaciones [en la gravera] tienen una supuesta supervisión medioambiental” por parte de la Consejería y la Confederación Hidrográfica del Tajo, “tanto de la extracción de agua de las lagunas como de los vertidos al propio río Jarama”.

placeholder Otra de las aves habita en el paraje. (Cedida)
Otra de las aves habita en el paraje. (Cedida)

Ha pasado un año y se mantiene el mismo escenario. “El agua drenada no pertenece a excedentes de los campos de riego colindantes, como los maizales, porque se sigue extrayendo agua incluso en época en la que no hay nada cultivado. Se trata de un ecosistema único en el centro de la Península Ibérica, con un valor ecológico extraordinario” y con un potencial enorme para fomentar el turismo ornitológico, segmento en pleno crecimiento en España con viajeros que llegan principalmente del Reino Unido, Francia y Alemania. “Desde que se empezó a desecar la laguna principal, el número de visitantes del entorno se ha reducido drásticamente, porque sin agua, no hay especies de aves que ver”. Donde antes se organizaban excursiones para admirar la riqueza de 'la pequeña Doñana' hoy todo es un secarral, un humedal moribundo.

En el sur de la Comunidad, dentro de los límites del Parque Regional del Sureste, se encuentra el humedal de Soto Gutiérrez, un conjunto lagunar formado en una antigua gravera que la naturaleza reconquistó hace años para convertirla en 'la Doñana madrileña' por el número de especies de aves diferentes que allí habitan. Sin embargo, en mayo de 2021, en la parcela, de titularidad privada, se instaló una canalización para drenar el agua de los terrenos renaturalizados y desde entonces se han perdido dos temporadas de crías de aves, según denuncian los grupos conservacionistas. Mientras, la Consejería de Medio Ambiente monitoriza los trabajos para garantizar que se "conservan" los valores del parque.

Parque de Doñana Aves Confederación Hidrográfica del Tajo Madrid Mundo sostenible