Es noticia
Menú
A vueltas con la Puerta del Sol: todos quieren sombra pero nadie quiere pagarla
  1. España
  2. Madrid
POLÉMICA

A vueltas con la Puerta del Sol: todos quieren sombra pero nadie quiere pagarla

La Comisión de Patrimonio impidió plantar árboles para no impedir la visibilidad de los edificios históricos. El Ayuntamiento está abierto a instalar toldos, pero previamente los comerciantes tendrían que estar de acuerdo y pagarlos

Foto: Recreación de como quedará la Puerta del Sol tras su remodelación. (Ayuntamiento de Madrid)
Recreación de como quedará la Puerta del Sol tras su remodelación. (Ayuntamiento de Madrid)

“¿Qué el Ayuntamiento quiere qué?”, cuestionan desde la mítica Mallorquina de la Puerta del Sol. La polémica en torno a la ausencia de árboles que sirvan de cobijo en los días de sol y calor y que preocupaba especialmente a los vecinos de la zona vuelve a surgir tras el anuncio del Ayuntamiento de que podría dar el visto bueno a la instalación de toldos. El anuncio tiene letra pequeña y mucha. Realmente, el Consistorio a lo que se ha ofrecido es a coordinar a todos los comerciantes del famoso enclave, porque si sale adelante la propuesta todos tendrían que colocar los mismos parasoles para mantener la estética y pagarlos ellos. “Nosotros tenemos uno a 45 grados y de momento no sabemos nada, aunque no sé si estaríamos dispuestos a cambiarlo”, apuntan desde la pastelería.

La delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García, explicó este miércoles en la comisión de Desarrollo Urbano que se está estudiando recuperar zonas de sombra después de que el edil del Grupo Mixto, José Manuel Calvo, propusiera tomar medidas para fomentar la habitabilidad del espacio con “toldos o elementos semejantes que generen sombra”.

Foto: Lona publicitaria en defensa del sector del cerdo instalada el pasado febrero en la Puerta del Sol. (EFE/Javier Ríos)

“La Junta de Centro va a estudiar esta posibilidad junto a los comerciantes, pero no tiene que ver con la remodelación de la Puerta del Sol”, matizan fuentes de la Concejalía. Tratándose, por tanto, de unos elementos ajenos al proyecto de reforma del espacio. “Es un paso posterior para cuando las obras estén más avanzadas”. La implicación del Ayuntamiento se limitará a coordinar “que los establecimientos se pongan de acuerdo y establecer una estética homogénea”. Después, la propuesta se trasladará a la Comisión de Patrimonio, quien decidirá si la medida cumple o no los criterios.

Fue precisamente Patrimonio quien declinó la posibilidad de incorporar árboles y espacios verdes a la histórica plaza para preservar la imagen de los edificios históricos. En ese momento, algunos vecinos denunciaron que sin embargo se permiten los grandes carteles publicitarios que tapan las fachadas de esos mismos inmuebles. La explicación que dio el Ayuntamiento en este reportaje fue que son actuaciones temporales que se apoyan únicamente en los andamios de las obras sin dañar las viviendas.

Foto: Recreación de como quedará la Puerta del Sol tras su remodelación. (Ayuntamiento de Madrid)

En caso de que Patrimonio diese el visto bueno y la iniciativa saliese adelante, no dispondría de financiación pública, precisamente por tratarse de una cuestión ajena a la obra, y serían los propios comerciantes quienes tendrían que cubrir los costes, según explicaron fuentes municipales a El Confidencial.

Horas después del debate en la comisión, la vicealcaldesa de la capital declaró que la opción de instalar toldos no debía reducirse meramente a una cuestión estética, sino que deberá ser consultada con expertos. "Es otro tema que se ha politizado", se quejó y recordó que la Puerta del Sol "no es cualquier sitio". Hay que tener en cuenta "unas condiciones desde el punto de vista de seguridad, que tiene unas exigencias muy muy altas", añadió.

Mientras tanto, y a la espera de que todos se pongan de acuerdo, los residentes de la zona miran estupefactos la escena. El presidente de la Asociación de Vecinos de Sol y Letras, Víctor Rey, apunta que esta propuesta solo “sirve de parche”. Esta situación, opina, no se resolverá con los toldos y denuncia: “Parece que no han tenido tiempo de ponerse a trabajar, reunirse con la gente y estar a la altura de las circunstancias, entonces se les ocurre esta incongruencia. Hay que hacer un ejercicio real para ver qué se puede hacer y qué no, darle vueltas y proponer otras alternativas”.

“¿Qué el Ayuntamiento quiere qué?”, cuestionan desde la mítica Mallorquina de la Puerta del Sol. La polémica en torno a la ausencia de árboles que sirvan de cobijo en los días de sol y calor y que preocupaba especialmente a los vecinos de la zona vuelve a surgir tras el anuncio del Ayuntamiento de que podría dar el visto bueno a la instalación de toldos. El anuncio tiene letra pequeña y mucha. Realmente, el Consistorio a lo que se ha ofrecido es a coordinar a todos los comerciantes del famoso enclave, porque si sale adelante la propuesta todos tendrían que colocar los mismos parasoles para mantener la estética y pagarlos ellos. “Nosotros tenemos uno a 45 grados y de momento no sabemos nada, aunque no sé si estaríamos dispuestos a cambiarlo”, apuntan desde la pastelería.

Puerta del Sol