Es noticia
Menú
Madrid Nuevo Norte da aire a Almeida: vuelve la gestión tras meses de escándalos y polémicas
  1. España
  2. Madrid
A un año de las elecciones municipales

Madrid Nuevo Norte da aire a Almeida: vuelve la gestión tras meses de escándalos y polémicas

El alcalde de la capital aprovechó la presentación del futuro parque sobre las vías de Chamartín para reivindicar el compromiso del ayuntamiento con la transformación de la ciudad, en segundo plano en todo 2022

Foto: José Luis Martínez-Almeida, durante la presentación del proyecto. (EFE/Emilio Naranjo)
José Luis Martínez-Almeida, durante la presentación del proyecto. (EFE/Emilio Naranjo)

José Luis Martínez-Almeida estrenó el bastón de mando en Cibeles llevando a Pleno el expediente de Madrid Nuevo Norte, la antigua Operación Chamartín, tras décadas de bloqueo e intentos fallidos. Fue el 29 de julio de 2019, apenas un mes después de su toma de posesión, y la estrategia era muy clara. Demostrar que el nuevo Gobierno local del PP y Ciudadanos iba a priorizar la gestión y agilizar todo lo posible la tramitación del proyecto, al contrario que con Manuela Carmena, que incluso llegó a tumbar la propuesta inicial del promotor privado. Tres años después, y a uno de las próximas elecciones municipales, el alcalde de la capital aprovechó la presentación del parque que cubrirá las vías de tren, celebrada este lunes, para reivindicar una vez más el papel clave de este Ayuntamiento en la puesta en marcha del plan y la transformación de la ciudad. El mayor desarrollo urbanístico de Europa ha servido de nuevo a Almeida como arma política, tras meses de escándalos y polémicas.

Foto: Imagen del proyecto presentado.

La presentación del proyecto ganador para el bosque urbano, que está llamado a ser el Retiro del futuro, ha sido un balón de oxígeno para Almeida. El regidor no ha tenido muchas oportunidades para presentar o anunciar grandes proyectos de ciudad, con contadas excepciones como la inauguración de la Plaza de España o la reforma de la Puerta del Sol. El nombre del Ayuntamiento de Madrid, en cambio, ha aparecido salpicado por temas delicados y con gran trascendencia como el espionaje al hermano de Isabel Díaz Ayuso, que dinamitó el PP, o el pelotazo de las mascarillas con los comisionistas Luis Medina y Alberto Luceño, judicializado.

Dos episodios que cargaron de argumentos a Más Madrid, PSOE y Recupera Madrid (los ediles carmenistas que se escindieron del grupo de Rita Maestre), que a principios de año ya acumulaban varios meses de ataques continuos a Almeida por la falta de gestión. "Cuando el PP ganó un portavoz, la ciudad de Madrid perdió un alcalde", han reiterado hasta la saciedad, tanto en público como en privado, tras su nombramiento en agosto de 2020. E incluso en el propio equipo de Gobierno hubo voces críticas que reprochaban la deriva, con el Consistorio como protagonista de muchos titulares, pero ninguno o muy pocos relacionados con cambios en la ciudad.

Lo primero que hizo Almeida como alcalde fue llevar a Pleno Madrid Nuevo Norte. La estrategia era demostrar que iba a priorizar la gestión y la tramitación del proyecto, al contrario que Carmena

También Begoña Villacís lamentó que el Consistorio se viera involucrado en estos casos y se afanó en marcar distancias con sus socios. Aunque ha rechazado en numerosas ocasiones la moción de censura, lo cierto es que la vicealcaldesa de la capital también ha aprovechado las crisis para ensalzar a Ciudadanos por encima del PP. El último ejemplo es la comisión de investigación municipal sobre el espionaje a la presidenta de la Comunidad de Madrid, aprobada con los votos de la izquierda y de la formación naranja. Villacís y los suyos consideran que hubo mala praxis y señalan a dos ediles de Almeida, Borja Carabante y Álvaro González. Un extremo que no ha sentado nada bien en el ala del PP en Cibeles y que amenaza con abrir una nueva brecha en la recta final de la legislatura.

Grandes proyectos del PP

Pero Madrid Nuevo Norte ha llegado como un bálsamo, a pesar de que el plan fue elaborado por el equipo de Carmena. José Luis Martínez-Almeida dejó atrás todos los problemas y este lunes volvió a reivindicar la gestión del Ayuntamiento que dirige como el impulso definitivo para que el proyecto salga adelante. "Estamos haciendo realidad ese sueño urbanístico y urbano", dijo el alcalde de la capital, esta vez en solitario, sin Villacís, y recordando otras actuaciones transformadoras acometidas por gobiernos del PP, como Madrid Río o el soterramiento de la M-30. "Seguimos avanzado", señaló, en alusión a la aprobación del expediente durante la pandemia.

Foto: Maqueta definitiva de Operación Chamartín.

Uno de los artífices del parque central que vertebrará Madrid Nuevo Norte es el estudio Porras Guadiana Arquitectos, que ya participó en los dos proyectos citados por el alcalde. Acompaña a West 8 como el ganador del concurso internacional de ideas para el diseño del bosque urbano, presentado este lunes. La comisión gestora de Centro de Negocios Chamartín y el Ayuntamiento de Madrid dieron a conocer junto a los estudios de arquitectura los detalles del enclave, que se asentará sobre las vías de tren de la estación de Chamartín con 14,5 hectáreas de superficie.

La gran novedad del parque, como ha informado El Confidencial, es el bautizado como Jardín del Viento. Se trata de una estructura vertical en forma de espiral que producirá en su interior una especie de microclima. Ubicado en el centro del espacio, estará cubierto de vegetación y será su rasgo más característico. "Se levantará sobre la altura de las copas de los árboles para captar las brisas elevadas y conducirlas a través de su envolvente verde, reduciendo así la temperatura ambiente en su interior y creando un espacio de frescor que se convertirá en el principal punto de encuentro del parque", ha explicado durante la presentación Adriaan Geuze, director de West 8. El lugar estará integrado en el futuro Bosque Metropolitano y el Arco Verde que rodeará la capital.

José Luis Martínez-Almeida estrenó el bastón de mando en Cibeles llevando a Pleno el expediente de Madrid Nuevo Norte, la antigua Operación Chamartín, tras décadas de bloqueo e intentos fallidos. Fue el 29 de julio de 2019, apenas un mes después de su toma de posesión, y la estrategia era muy clara. Demostrar que el nuevo Gobierno local del PP y Ciudadanos iba a priorizar la gestión y agilizar todo lo posible la tramitación del proyecto, al contrario que con Manuela Carmena, que incluso llegó a tumbar la propuesta inicial del promotor privado. Tres años después, y a uno de las próximas elecciones municipales, el alcalde de la capital aprovechó la presentación del parque que cubrirá las vías de tren, celebrada este lunes, para reivindicar una vez más el papel clave de este Ayuntamiento en la puesta en marcha del plan y la transformación de la ciudad. El mayor desarrollo urbanístico de Europa ha servido de nuevo a Almeida como arma política, tras meses de escándalos y polémicas.

José Luis Martínez-Almeida Ayuntamiento de Madrid Madrid