Es noticia
Menú
Imputan a la clínica estética por el caso de una mujer que acabó en coma tras operarse
  1. España
  2. Madrid
"INVESTIGACIÓN GENÉRICA"

Imputan a la clínica estética por el caso de una mujer que acabó en coma tras operarse

El Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid investiga al centro de estética CEME y a dos facultativos después de que una clienta, Silvia Idalia Serrano, sufriese una grave infección

Foto: Imagen de archivo de un quirófano.
Imagen de archivo de un quirófano.

El Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid ha imputado a la clínica CEME y a dos facultativos después de que una clienta, Silvia Idalia Serrano, de 34 años, acabase en coma tras someterse a una operación de estética en el centro. La investigación se encuentra todavía en una fase muy incipiente y el juez encargado de las pesquisas no ha concretado ningún delito, según apuntan fuentes jurídicas.

Desde el juzgado precisan que por el momento se ha abierto una "investigación genérica". El objetivo es esclarecer los detalles de lo sucedido. La mujer se sometió a una triple operación el pasado 29 de abril y los familiares creen que una posible negligencia o un mal seguimiento durante el posoperatorio podrían haber desencadenado el ‘shock’ séptico por el que fue ingresada días más tarde en el Hospital La Paz de Madrid, donde permanece en coma.

Foto: Imagen de archivo de un quirófano. (Foto: Unsplash)

Desde el centro de estética negaron a El Confidencial, sin embargo, que la bacteria que provocó la infección que sufre la joven y que afecta a órganos vitales fuera responsabilidad suya. “El procedimiento fue correcto, la recuperación fue normal y en ningún momento se detectó un cuadro infeccioso”. Si hubo infección, explicaron las mismas voces, “fue posterior a la operación”.

Fuentes judiciales explican a El Confidencial que los imputados son dos personas físicas y una jurídica, la propia clínica. El juzgado ya había citado a declarar a los investigados, pero problemas para cuadrar las comparecencias ha obligado a un cambio de fecha, que todavía no se ha concretado. No obstante, la previsión es que declaren este mismo mes.

placeholder Silvia Idalia Serrano. (Cedida)
Silvia Idalia Serrano. (Cedida)

Los familiares de Silvia relataron a este periódico que una vez se sometió a la operación, durante los seis días siguientes a la misma, la mujer relató que sufría fuertes dolores, fiebre, mareos, vómitos y desmayos y que se puso en contacto con la clínica en varias ocasiones. Entre el alta de la paciente recibió y su ingreso en La Paz, acudió en dos ocasiones al Hospital Pío XII, uno de los centros donde CEME gestiona la atención posoperatoria. Allí, según el relato de la familia, su cirujano le traslada que no había motivo para preocuparse.

Sin embargo, durante la tercera visita al Pío XII fue derivada a La Paz. “Llega prácticamente muerta, con un 'shock' séptico muy extendido, y desde ese día se debate entre la vida y la muerte en la UCI”, según apuntó la familia. Sus allegados están convencidos de que "la situación de Silvia Idalia se podría haber evitado si se hubiese detectado la infección a tiempo", y por eso reclaman que se investigue lo sucedido.

El Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid ha imputado a la clínica CEME y a dos facultativos después de que una clienta, Silvia Idalia Serrano, de 34 años, acabase en coma tras someterse a una operación de estética en el centro. La investigación se encuentra todavía en una fase muy incipiente y el juez encargado de las pesquisas no ha concretado ningún delito, según apuntan fuentes jurídicas.

Madrid Negligencia médica
El redactor recomienda