Es noticia
Menú
“Un calor que espanta”: Madrid vive un mayo tórrido
  1. España
  2. Madrid
LO QUE ESTÁ POR VENIR

“Un calor que espanta”: Madrid vive un mayo tórrido

Aunque el mes es tradicionalmente cálido, estos días el mercurio coquetea con los 40º, máximas que no son habituales en esta época del año

Foto: Los termómetros podrían rondar este fin de semana los 40 grados. (EFE/Chema Moya)
Los termómetros podrían rondar este fin de semana los 40 grados. (EFE/Chema Moya)

La escena es un clásico del periodismo madrileño. Las piscinas municipales cumplen con la tradición y abren el 15 de mayo, San Isidro. Se habla de los “valientes” que no pueden esperar para estrenarlas. Fotos de socorristas en sudadera. Imágenes de recintos desangelados. Todo nos recuerda que el verano no comienza hasta transcurrido más de un mes después. No ha sido el caso de este año, con termómetros marcando máximas que no son habituales en esta época.

Que hace mucho calor lo sabe cualquiera que haya salido a las calles de la Comunidad en los últimos días. El sol apenas da tregua. El cambio de armarios se acelera mientras se sopesa qué hacer con el edredón. Se impone el “hasta el 40 de mayo…”, aunque más de uno lo quita aunque todavía sin atreverse a guardarlo hasta el otoño. “Mayo es un mes tradicionalmente cálido”, recuerda Sara Valle, periodista al frente de la información meteorológica del fin de semana en Telemadrid. Pero, aunque momentos puntuales de mucho calor sean habituales en el quinto mes del año, sí resulta inaudito frisar los 40º en su ecuador. La temperatura máxima media que registra la estación de Retiro un mayo está en los 22º. Ahora mismo, se encontraría diez grados por encima.

Foto: Unos turistas se protegen del sol en Madrid. EFE)

La sensación asfixiante viene dada sobre todo por las mínimas. Todavía queda alrededor de un mes para que la longitud del día alcance su cénit. De modo que pervive un cierto margen, forzosamente menguante, en el que la noche puede poner de su parte para refrescar el ambiente. Pero es aquí donde se están registrando los escenarios más atípicos. No se descarta que estas mañanas Madrid amanezca en el entorno de los 18º (Retiro). A partir de los 20º se considera noche tropical. Sara Valle señala que la media de las mínimas habitual en un mayo madrileño se sitúa en los 11 grados. Que Somosierra, la localidad con mayor altitud de la Comunidad, amanezca a 10º como hizo el pasado fin de semana puede parecer poco. Si se tiene en cuenta que lo normal en estas fechas es que lo haga a 4º, se entiende la magnitud del episodio de calor. Este San Isidro, las máximas han rozado allí los 20º. En algunas localidades de la Sierra se han alcanzado los 25º.

¿Y lo que está por venir? Valle deja un titular que no deja lugar a dudas: “un fin de semana que espanta”. No se descarta que se produzcan los primeros avisos amarillos por altas temperaturas. Lo normal es que esta clase de prevenciones no se produzcan hasta entrado el mes de junio. El año pasado, por ejemplo, no hubo los primeros consecutivos hasta principios de julio.

Foto: La particular 'ola de calor' de mayo: qué zonas sufrirán más las temperaturas (EFE/Moya)

Los meteorólogos suelen tirar de las orejas a los periodistas por la extrema facilidad con la que hablan de olas de frío o de calor. Las características son un poco más específicas de lo que se puede pensar. (Según AEMET: “un episodio de al menos tres días consecutivos, en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registran máximas por encima del percentil del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del periodo 1971-2000”). Valle apunta que podría producirse la primera del año, que tendría la peculiaridad de tener lugar antes de la temporada estrictamente estival.

Es pronto para afinar el pronóstico, pero ya se habla de una cierta tregua la semana que viene. A ver cuántos edredones quedan sin guardar en Madrid para entonces.

La escena es un clásico del periodismo madrileño. Las piscinas municipales cumplen con la tradición y abren el 15 de mayo, San Isidro. Se habla de los “valientes” que no pueden esperar para estrenarlas. Fotos de socorristas en sudadera. Imágenes de recintos desangelados. Todo nos recuerda que el verano no comienza hasta transcurrido más de un mes después. No ha sido el caso de este año, con termómetros marcando máximas que no son habituales en esta época.

Madrid Meteorología