Es noticia
Menú
San Isidro, Año Jubilar y electoral: Almeida ignora sus crisis y aspira a gobernar en solitario
  1. España
  2. Madrid
Fiestas de San Isidro

San Isidro, Año Jubilar y electoral: Almeida ignora sus crisis y aspira a gobernar en solitario

El día del patrón de Madrid ha estado marcado por las encuestas, que dan como vencedor al alcalde de la capital, y los reproches de la izquierda por el caso de las mascarillas. "Miramos a izquierda y derecha", dijo el regidor

Foto: Almeida durante la entrega de las medallas de Madrid. (EFE/David Fernández)
Almeida durante la entrega de las medallas de Madrid. (EFE/David Fernández)

San Isidro Labrador, patrón de Madrid, ha inaugurado de forma oficiosa la campaña electoral para los comicios municipales de 2023. La cita, la primera sin restricciones tras la pandemia, ha estado marcada por las encuestas publicadas este mismo domingo y los reproches de los grupos de la izquierda por el caso del pelotazo de las mascarillas. José Luis Martínez-Almeida, el favorito de los madrileños según estos sondeos, parece haber esquivado las dos crisis que han tensionado Cibeles hasta el extremo y se ha marcado como objetivo ensanchar el espacio electoral del PP, mirando a izquierda y derecha, para gobernar en solitario. "No descarto atraer a ningún votante, quiero atraer grandes mayorías en torno a un proyecto común", ha dicho el alcalde de la capital, tras el acto de entrega de medallas de la ciudad.

Foto: El primo del alcalde de Madrid, Carlos Martínez-Almeida, a su salida del juzgado. (EFE)

Almeida, cuestionado durante los últimos meses por la trama de espionaje a Isabel Díaz Ayuso y la investigación judicial sobre la compra de mascarillas, ha celebrado los resultados que auguran una victoria de los populares, aunque todavía dependería de otras fuerzas de la derecha para mantener el bastón de mando. "El objetivo es no tener que depender de nadie", ha declarado ante los medios, tras señalar que las encuestas son un "acicate" para seguir "trabajando muy duro".

Este día de San Isidro era muy especial. Por un lado, porque se cumplen 400 años de la canonización del santo, lo que brinda a Madrid la celebración de un Año Santo Jubilar. Pero también porque por primera vez desde el estallido de la pandemia se ha desarrollado sin restricciones. Madrid volvió a ser una fiesta y nadie quiso perdérselo. A primera hora, con los actos institucionales; después, con la tradicional visita al santo en la pradera. Completamente abarrotada, entre chotis, chulapos y chulapas, ninguno de los cargos públicos en la Comunidad de Madrid quiso perderse la cita. José Luis Martínez-Almeida, Begoña Villacís, los portavoces municipales y regionales y la delegada del Gobierno y líder del PSOE en la ciudad de Madrid, Mercedes González. La gran ausente en la ermita fue Isabel Díaz Ayuso, que solo asistió a los actos en la Colegiata de San Isidro y el Palacio de Cibeles, dejando el protagonismo al alcalde en el día grande de la capital.

Foto: Carromero, junto a Díaz Ayuso, tras la victoria del PP el 4-M. (cedida)

La jornada tuvo un marcado carácter político, a un año de las elecciones autonómicas y municipales y con las crisis que ha atravesado el Ayuntamiento de Madrid en boca de todos. También por las encuestas publicadas este domingo, en El Mundo y La Razón, que aventuran una nueva victoria de la derecha con Martínez-Almeida a la cabeza. La singularidad respecto a otros sondeos es que Ciudadanos sí sobrevive en Cibeles, aunque con menos representación que en 2019. "De las últimas seis encuestas hemos visto algo muy importante, y es que seguimos teniendo fuerza en el Ayuntamiento de Madrid. La gente se ha dado cuenta de cosas que no es simplemente gestión, es tener palabra y un compromiso con la transparencia y la limpieza democrática", dijo Villacís en la pradera, acompañada por algunos de sus concejales y ataviada con el traje típico de chulapa.

Las encuestas publicadas contentaron a todos, con la única excepción de Vox, que frente al optimismo de Almeida le recordó su "traición" con Madrid Central y restó importancia a los sondeos. "No nos lo creemos", subrayó Javier Ortega Smith. La formación naranja, al borde de la desaparición y últimamente poco valorada en los estudios demoscópicos, no dejó escapar la oportunidad para sacar pecho.

El vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, también reivindicó el Gobierno de Almeida y Villacís como un ejemplo de “pragmatismo y moderación”, con un ataque a Pedro Sánchez. La ciudad de Madrid es prácticamente la única Administración donde los naranjas pueden sacar pecho, al borde de la desaparición. "Los madrileños se parecen a este Gobierno. Pongo el ejemplo del señor Sánchez frente a este Gobierno, que quiere fomentar la crispación, el insulto y el desprecio, como a mí esta semana en la sesión de control", dijo el portavoz de la formación antes de su llegada a Cibeles para la entrega de medallas.

Las encuestas prevén que Ciudadanos mantendría su representación en el Ayuntamiento de Madrid, aunque con menos concejales que ahora

No fue una excepción. Todos los grupos políticos de la izquierda en el Consistorio utilizaron la fiesta de San Isidro para cargar contra el alcalde, con el pelotazo de las mascarillas como principal argumento, y para hacer sus cábalas electorales. La campaña ya está en marcha. La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha hablado de un regidor en “decadencia”: “Será su último San Isidro como alcalde”. Su homóloga en el PSOE, Mar Espinar, se felicitó por el crecimiento que auguran los sondeos y pidió al santo y patrón de la capital “un alcalde que sea capaz de recuperar los 6 millones que se dejó robar”, en alusión al contrato de las mascarillas y las comisiones que se llevaron Luis Medina y Alberto Luceño. Almeida, irónico con sus rivales, les recordó que los madrileños "no les votan".

Una izquierda fragmentada

Pero las batallas políticas no se reducen a la carrera electoral. Cibeles acoge también un nuevo episodio de la guerra fratricida en la izquierda, judicializada y con acusaciones de transfuguismo y falsedad documental entre Más Madrid y los ediles carmenistas que rompieron con la formación y montaron su propio grupo municipal, ahora disuelto por la Justicia. El edil José Manuel Calvo, que esta semana presentará ante la Fiscalía la denuncia por presunta financiación irregular y falsedad documental contra su antiguo partido, ha defendido la necesidad de un "frente amplio de la izquierda". “La izquierda debe rearmarse en Madrid”, ha señalado el concejal.

Los actos por el día de San Isidro arrancaron a primera hora con el izado de la bandera de España en la plaza de Colón. Una hora después, a la diez, el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, ofició la misa en honor al patrón de la ciudad. Tuvo lugar en este emblemático templo por ser el cuarto centenario de la canonización del santo, por lo que el Papa Francisco ha concedido a Madrid un Año Santo Jubilar. Madrid ha reconocido con la entrega de sus medallas al pueblo de Ucrania; al periodista Raúl del Pozo y al propio San Isidro Labrador. También al exjugador de baloncesto Felipe Reyes; a la selección femenina de Rugby, a la presidenta del Consejo de Mujeres de Madrid a título póstumo; Lourdes Hernández; y al músico Andrés Calamaro, entre otros.

José Luis Martínez-Almeida destacó a Madrid durante el acto institucional como un modelo de "convivencia" durante la entrega de medallas en el Palacio de Cibeles. "Ese es nuestro éxito, que no se diga qué se tiene que decir, qué pensar, sino dar instrumentos necesarios para que digan qué quieren ser, pensar", declaró.

San Isidro Labrador, patrón de Madrid, ha inaugurado de forma oficiosa la campaña electoral para los comicios municipales de 2023. La cita, la primera sin restricciones tras la pandemia, ha estado marcada por las encuestas publicadas este mismo domingo y los reproches de los grupos de la izquierda por el caso del pelotazo de las mascarillas. José Luis Martínez-Almeida, el favorito de los madrileños según estos sondeos, parece haber esquivado las dos crisis que han tensionado Cibeles hasta el extremo y se ha marcado como objetivo ensanchar el espacio electoral del PP, mirando a izquierda y derecha, para gobernar en solitario. "No descarto atraer a ningún votante, quiero atraer grandes mayorías en torno a un proyecto común", ha dicho el alcalde de la capital, tras el acto de entrega de medallas de la ciudad.

Ayuntamiento de Madrid Partido Popular (PP) José Luis Martínez-Almeida Madrid
El redactor recomienda