Es noticia
Menú
Begoña Villacís: "Siempre estaré o votaré a Ciudadanos. No me iré a otro partido"
  1. España
  2. Madrid
Entrevista con la vicealcaldesa de Madrid

Begoña Villacís: "Siempre estaré o votaré a Ciudadanos. No me iré a otro partido"

La vicealcaldesa rebaja la tensión tras las crisis por el espionaje y el pelotazo de las mascarillas. En el primer San Isidro sin restricciones tras la pandemia, y a un año de los comicios, cierra filas con Almeida y descarta la moción de censura

Foto: Begoña Villacís posa para El Confidencial tras la entrevista. (Isabel Blanco)
Begoña Villacís posa para El Confidencial tras la entrevista. (Isabel Blanco)

Un enjambre de turistas viene y va alrededor del céntrico bar donde transcurre esta entrevista, a unos pasos de la Plaza Mayor y el Mercado de San Miguel. Madrid está cada vez más cerca de los niveles prepandemia y las terrazas no dan abasto. Las mismas que enfrentaron a los vecinos con Begoña Villacís (Madrid, 1977) el año pasado. Ahora los problemas son otros. Es la víspera de San Isidro, patrón de la capital, y la vicealcaldesa trata de rebajar la tensión con su socio de Gobierno en un momento muy difícil. Da prácticamente por zanjadas las dos crisis que han agitado el Ayuntamiento en los últimos meses, el espionaje a Isabel Díaz Ayuso y el conocido como pelotazo de las mascarillas, y garantiza que no habrá una moción de censura a José Luis Martínez-Almeida. "¿Romper un Gobierno que funciona bien merece la pena?", pregunta de forma retórica. Solo ella lo sabe. Como cuál será su futuro a un año de las elecciones autonómicas y municipales. Jura amor eterno a Ciudadanos y una vez más reivindica el centro liberal frente a los extremos, con la esperanza de que los naranjas no han muerto. "La política cambia mucho".

placeholder Foto: I.B.
Foto: I.B.

PREGUNTA. San Isidro coincide con dos crisis importantes en el Ayuntamiento. La comisión municipal sobre el espionaje, que acaba de finalizar, y la investigación judicial el pelotazo de las mascarillas. ¿Es el momento de peor reputación institucional desde que es vicealcaldesa?

RESPUESTA. Supongo que sí. Pero lo importante no es que haya crisis, sino que haya soluciones. Y nosotros la hemos tenido. La propia creación de la comisión de investigación es la prueba de que pueden suceder cosas, pero que nosotros no vamos a transigir como gobierno con una pérdida reputacional. Y lo vamos a combatir y vamos a buscar transparencia.

P. Queda un año para las elecciones y el rumor de que usted va a dejar Ciudadanos no cesa. ¿Puede garantizar el 100% que volverá a presentarse bajo estas siglas?

R. Yo estaré siempre en el proyecto de centro liberal de España. No estaré en el partido conservador porque no soy conservadora. Y creo que a este país, ahora más que nunca, le hace falta un proyecto de centro. Ahora mismo mandan los extremos, vivimos una situación de gran polarización y eso siempre pasa factura. Las alternativas que tiene la ciudadanía son bipartidismo, populismo, o nosotros, que somos los que moderamos y hacemos que el PP y PSOE sean mejores partidos.

Foto: La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, junto al vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. (EFE/Raúl Caro)

P. O sea que Begoña Villacís siempre estará en Ciudadanos...

R. Siempre estaré o votaré a Ciudadanos. porque no voy a estar siempre en política, ya te lo garantizo.

P. ¿Su carrera política acabará en Ciudadanos?

P. Mi carrera política acabará en Ciudadanos. Si algún día Ciudadanos cambia de nombre, que no digo que vaya a cambiar de nombre, también estaré en el centro liberal porque soy liberal. No me iré a otro partido.

"Escuché a Ayuso decir que había gente en el PP que había participado en su espionaje. Me hubiera gustado preguntarle de quién hablaba"

P. Sobre la comisión de investigación, la realidad es que va a ser difícil sacar conclusiones porque las ausencias han sido numerosas. ¿Cree que ha sido un fracaso?

R. Las conclusiones están todavía por trasladarse. Pero aparte de votar a favor de una comisión de investigación, la verdadera demostración de que estás a favor es dar explicaciones y hay muchas preguntas que se han quedado por formular 1y eso nos ha generado una gran frustración. Hubiésemos querido saberlo todo y a día de hoy no lo sabemos. Lo que sí que podemos certificar es que no se ha pagado con dinero del Ayuntamiento el espionaje a nadie.

P. Casi todas las ausencias tienen que ver con personalidades vinculadas al Partido Popular. Almeida garantizó antes de empezar que irían. ¿Se siente engañada?

R. Dijo que iba a hacer todo lo posible por que viniesen. Y no ha podido. En mi opinión, tienen responsabilidades cada uno de los que han decidido dejar la silla vacía. Y no es que no contesten a los grupos políticos, dejan sin respuestas a los ciudadanos de Madrid. Y me parece una falta de respeto. Los dos de Ciudadanos hemos ido.

P. Uno de los ausentes, que es trabajador municipal, es Joaquín Vidal, responsable de prensa de la EMT. ¿Cree que debería ser cesado?

R. No conocemos la implicación que tiene. Hay mucha gente que ha tenido reservas por cómo funcionan muchas veces las comisiones. Por eso era muy importante que no ofreciéramos un circo. A la política le sobra todo lo que tiene de circo y todo lo que tiene de teatralización. A mí me gustaría que fuese lo más parecido al mundo del que yo vengo, que es un mundo más objetivo, que es el mundo de la Justicia. No estoy interesada en machacar a nadie, no estoy interesada en ajusticiar a nadie. Entonces nunca sabremos qué parte de la decisión de cada uno ha tenido que ver esas reservas o la ocultación.

Foto: Inés Arrimadas, en un acto de campaña de Ciudadanos. (EFE/Luca Piergiovanni)

P. El alcalde dijo durante su comparecencia que había habido una "quiebra de confianza" con Joaquín Vidal y que si no lo cesaba es porque no depende de él. ¿Comparte que ha habido esa quiebra de confianza?

R. Me gustaría saber por qué hay una quiebra de confianza.

P. Otro de los ausentes fue Ángel Carromero, uno de los señalados en la trama de espionaje. ¿Es al que más han echado en falta?

R. Se echa en falta porque se ha ido y yo quiero saber por qué se ha ido. Estoy segura de que sabe cosas que el resto no sabemos. Pero más allá de esto, yo escuché a Ayuso decir con posterioridad que había gente en el PP que había participado en su espionaje. Me hubiera gustado preguntarle a la presidenta, que en este caso acudía como víctima de un supuesto espionaje, de quién estaba hablando. El espionaje me parece de las peores prácticas que podemos ver en política, es casi como las prácticas mafiosas. Si hay alguien implicado en el Ayuntamiento de Madrid me hubiera gustado preguntárselo a la presidenta.

P. La segunda crisis tiene que ver con el caso de las mascarillas, que está judicializado. Al inicio fue muy crítica, evitando comparecer con el alcalde, y después ha rebajado el tono. ¿Ya no hay nada que reprochar?

R. Si comparecemos por separado es porque quiero que se distinga entre lo que es un partido político y lo que ha hecho el Gobierno. Este caso es distinto al de la comisión de espionaje. Son 17 meses de instrucción y no hay ni un solo trabajador investigado del Ayuntamiento de Madrid ni el propio Ayuntamiento de Madrid. Creo que nos la han colado y, como dije en el Pleno, me he comprometido a hacer todo lo posible por tratar de recuperar ese dinero. Simplemente unos jetas se han aprovechado de nuestra desesperación.

"En 17 meses de instrucción no hay ni un solo trabajador investigado. Simplemente, unos jetas se han aprovechado de nuestra desesperación"

P. ¿El primo del alcalde, Carlos Martínez-Almeida, no tiene ninguna conexión con los comisionistas?

R. Aquí me puede la deformación profesional. Yo creo que si el fiscal o el juez hubiesen advertido algún indicio, estaría acudiendo como investigado, porque es muy fácil caer en la situación de investigado. Pero está acudiendo como testigo.

P. Durante su declaración ante el juez, Carlos Martínez-Almeida dijo que le dio el correo electrónico a Matilde García Duarte por la amistad que tenían desde hace años. ¿Da por buenas las explicaciones?

R. No le pasó solo al Ayuntamiento de Madrid, les pasó a todos los ayuntamientos de España, a todas las comunidades autónomas. Nosotros levantamos la mano para todo el mundo que conociera a alguien que tuviera mascarillas.

P. ¿La forma de proceder era a través de conocidos?

R. Sí, si se advierte que tiene suficientes garantías y se advierte que puede entrar en un plazo determinado. Sé que suena muy poco ortodoxo y desde luego no es la manera de proceder habitual en la Administración. Pero no era un momento habitual, no era un momento convencional, era un momento de bastante desesperación. No éramos especialistas en la compra de este tipo de material porque no somos el Ministerio de Sanidad y no somos una consejería de Sanidad. Para nosotros comprar mascarillas era algo que se salía absolutamente de nuestro proceder. Pedimos por carta al Gobierno en reiteradas ocasiones si nos podían ofrecer mascarillas. Estábamos desesperados por encontrarlas. Y eso nos permitió ser la primera Administración en tener protegidos a todos sus trabajadores.

placeholder Foto: I. B.
Foto: I. B.

P. Se pagaron cerca de 15 millones de euros por mascarillas que resultaron no ser las mejores...

R. Las cosas son baratas o caras depende del momento, la ansiedad y la desesperación que tengas. Yo cada vez que veía a un policía o un guardia civil sin proteger en la calle ante el virus, que para nosotros era un gran monstruo desconocido, la sensación de responsabilidad era una losa. Por eso el caso de las mascarillas no lo veo mal, porque no hubo mala fe, fue desesperación.

P. Los contratos sospechosos brotan en las administraciones. ¿Va a haber alguna sorpresa más en el Ayuntamiento de Madrid?

R. No lo sé. Nosotros pusimos los controles que pudimos en ese momento, pero es que en momentos de crisis es cuando salen los piratas. En el caso de que detectemos otro caso también trataremos de recuperar el dinero para los madrileños. Y si se determina que alguien de Administración obró de mala fe y acaba siendo investigado, aquí sí va a haber que dimitir a diferencia de otros gobiernos donde la corrupción no pasa factura, porque no hay nadie que exija cuentas.

P. Sobre posibles consecuencias, desde hace meses se habla de una moción de censura. Ya lo ha negado, pero insisto. ¿Está descartada al cien por cien?

R. Está descartada. En la actualidad no se ha demostrado que haya corrupción. La gente dice que le parece raro, pero ante lo raro está el ordenamiento jurídico. Yo sé que un porcentaje alto de políticos en España, estando en esta situación, ya serían alcaldes. Pero dime, ¿hacer que mucha gente se vaya con deshonor merece la pena? ¿Romper un Gobierno que funciona bien merece la pena?

"Un porcentaje alto de políticos en España, en esta situación, ya serían alcaldes. ¿Romper un gobierno que funciona bien merece la pena?"

P. Cuando Almeida asumió la portavocía nacional del PP se dijo que el partido ganó un portavoz, pero que Madrid perdió un alcalde. ¿Le ha venido bien al Ayuntamiento la crisis en el PP?

R. Con la crisis del PP presuntamente se ha podido investigar, o al menos una tentativa de investigación, a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Son hechos que son gravísimos y no le ha venido bien. A mi no me gusta ver cómo otro partido se abre en canal, son situaciones muy desagradables donde hay mucha gente que lo pasa muy mal. No suelo meter el dedo en la llaga, pero en esa crisis se ha intentado utilizar el Ayuntamiento de Madrid como herramienta.

Foto: El primo del alcalde de Madrid, Carlos Martínez-Almeida, a su salida del juzgado. (EFE)

P. ¿La disolución del Grupo Mixto afectará al futuro del equipo de Gobierno?

R. Políticamente es relevante, pero siguen siendo en vez de un grupo municipal de tres personas, tres políticos que piensan como un grupo porque tienen un ideario común. Así que yo espero poder seguir pactando con ellos si es necesario y si ellos lo estiman oportuno.

R. Ha hablado de centro y de liberalismo ¿El PP de Feijóo no encaja en ese espectro?

P. El PP es un partido conservador. Ya lo veremos. Vamos a tener la oportunidad de ver a Castilla y León, donde han pactado con Vox, y vamos a ver también Andalucía, donde si nadie lo remedia pueden acabar también con Vox. Creo que no entendemos lo mismo por la moderación, porque las consideraciones que hacía el señor Feijóo sobre el nacionalismo yo no las comparto. Para mí eso no es moderación, para mí eso es apaciguamiento. Puede haber un intento, pero luego el PP va a competir de forma natural con Vox, y eso va a hacer que entre en las guerras culturales que sí van a plantear los dos.

placeholder Foto: I. B.
Foto: I. B.

P. Por lo que dice, Andalucía ya se da por perdido. ¿No hay nada que hacer?

R. Creo que Ciudadanos todavía puede decir algo. Ciudadanos puede sorprender, la política cambia mucho, y te lo dice alguien que ha perdido 47 escaños en tres meses. La política puede cambiar mucho de un día para otro. Muchísimo. Y ahora más que nunca. Cualquiera que se atreva a pronosticar qué va a pasar de aquí a un año, se equivoca seguro. A Inés [Arrimadas] la veo más fuerte de lo que la había visto en un año y medio. Y esta semana se produjo una intervención de Edmundo Bal que fue absolutamente brillante. Tenemos pocos escaños, pero vamos marcando bastante agenda política.

P. ¿Le han pedido su móvil para analizar si ha sido espiada?

R. La verdad es que no.

P. ¿Y se lo entregaría al CNI?

R. No me imagino estar tres horas sin móvil.

Un enjambre de turistas viene y va alrededor del céntrico bar donde transcurre esta entrevista, a unos pasos de la Plaza Mayor y el Mercado de San Miguel. Madrid está cada vez más cerca de los niveles prepandemia y las terrazas no dan abasto. Las mismas que enfrentaron a los vecinos con Begoña Villacís (Madrid, 1977) el año pasado. Ahora los problemas son otros. Es la víspera de San Isidro, patrón de la capital, y la vicealcaldesa trata de rebajar la tensión con su socio de Gobierno en un momento muy difícil. Da prácticamente por zanjadas las dos crisis que han agitado el Ayuntamiento en los últimos meses, el espionaje a Isabel Díaz Ayuso y el conocido como pelotazo de las mascarillas, y garantiza que no habrá una moción de censura a José Luis Martínez-Almeida. "¿Romper un Gobierno que funciona bien merece la pena?", pregunta de forma retórica. Solo ella lo sabe. Como cuál será su futuro a un año de las elecciones autonómicas y municipales. Jura amor eterno a Ciudadanos y una vez más reivindica el centro liberal frente a los extremos, con la esperanza de que los naranjas no han muerto. "La política cambia mucho".

Ayuntamiento de Madrid Ciudadanos Begoña Villacís Madrid Partido Popular (PP) José Luis Martínez-Almeida
El redactor recomienda