Es noticia
Menú
La estación fantasma de O'Donnell: 30 años de lucha por un Cercanías que no llega
  1. España
  2. Madrid
MOVILIDAD

La estación fantasma de O'Donnell: 30 años de lucha por un Cercanías que no llega

Sólo trenes mercancías pasan por las vías que atraviesan el barrio de Rejas. Los dos autobuses que conectan el área con otras zonas de Madrid son insuficientes, según los vecinos

Foto: El único tren que hay es de mercancías. (C.V.)
El único tren que hay es de mercancías. (C.V.)

La estación de O'Donnell son unas vías inhabitadas por los vecinos del barrio de Rejas del distrito de San Blas - Canillejas. Un vehículo de Renfe se desliza por el carril y Mari Carmen Sánchez, quien lleva más de 50 años a la espera de poder usar la estación, explica que solo llevan mercancía. “A veces parece que pitan para darnos rabia”, describe la mujer de 75 años. Para ella y los otros 17.000 habitantes la única opción de transporte público es el autobús.

Las proximidades de lo que sería la estación tienen poco tránsito, únicamente avivado por dos espacios contiguos: la autoescuela Palomero, donde entran y salen coches y camiones; y el centro de salud de la zona. No obstante, a unos 280 metros hay más revuelo; el autobús va cargado de pasajeros que van al centro comercial Plenilunio, con una superficie de 220.000 metros cuadrados.

placeholder Estación fantasma. (C.V.)
Estación fantasma. (C.V.)

Durante la pandemia, los visitantes a los comercios se redujeron, pero la vuelta a la normalidad invoca de nuevo un problema sin resolver. Según Alberto Arkones Pelaz, presidente de la Plataforma Vecinal Rejas de Tod@s, desde hace 30 años se sucede la reivindicación de tener un Cercanías: “Hicimos una manifestación con unas 1.500 personas del barrio y lo hemos denunciado por todos los medios. Queremos ir con esos trenes a la Estación Puerta de Arganda de Vicálvaro porque desde allí te llevan a la Puerta del Sol o Chamartín. Nos facilitaría mucho las cosas”.

El problema les afecta en el día a día, aunque en épocas de rebajas se convierte “en una pesadilla”

En 2019 se unieron para denunciar su “aislamiento”. Alrededor de su barrio se habían construido vías rápidas como la A-2, la M-40 o la M-21. Pidieron respectivamente al Ministerio de Fomento, a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de Madrid la apertura de una estación de Cercanías en O'Donnell, la construcción de una estación de metro y una nueva línea de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

placeholder Los afectados han seguido insistiendo incluso por redes sociales. (C.V.)
Los afectados han seguido insistiendo incluso por redes sociales. (C.V.)

Solo se ha cumplido esto último: se creó la línea 167, pero esta no pasa por el centro de salud o el instituto Jane Goodall, ubicado en la calle Deyanira. “Hay chavales que a diario emplean unas dos horas para ir y volver a sus centros de estudios”, critica el representante de la agrupación. “Si existiera la estación de tren se podría conectar con Somosaguas, donde están algunas facultades de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), o con Vicálvaro, donde está la Universidad Rey Juan Carlos (URJC)”.

El problema les afecta en el día a día, aunque en épocas de rebajas se convierte “en una pesadilla”. Arkones explica que a los que viven allí se les suman los trabajadores, los turistas y, en estos casos, bandadas de clientes. Este déficit también es más acusado cuando hay un partido en el Wanda Metropolitano, el estadio del Atlético de Madrid. “Hasta el Atleti pidió la apertura de más transporte”, se refiere sobre unas noticias que en 2017 apuntaban a que la presión del equipo podría decantar la balanza a favor de sus demandas.

Los afectados han seguido insistiendo incluso por redes sociales. En Twitter, por ejemplo, citan a la empresa Adif y al Ministerio Transportes, Movilidad y Agenda Urbana desde una cuenta llamada Ciudad Pegaso. “Los trenes de Cercanías entre Chamartín y Alcalá de Henares pasan sin parar por la estación de O'Donnell de Ciudad Pegaso. Con una pasarela los seguidores del Atleti llegarían andando en 10 minutos hasta el Wanda”, propusieron hace dos años.

Foto: Vecinos de Hortaleza señalando la Huerta de Mena. (C.V.)

“Estamos hartos, una estación de metro es imprescindible”, resume el representante de la asociación. Vicente Pérez Quintana, responsable de urbanismo y vivienda de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) cuenta que Adif tiene estudios hechos que demuestran que sería favorable: “Lo han incluido más de una vez en los planes, pero nunca se ha desarrollado porque los proyectos de cercanías en Madrid son papel mojado”.

El primer paso para hacer realidad esta demanda vecinal sería ampliar la capacidad con, por ejemplo, el añadido de otra vía. “La que hay con Cercanías tendría demasiado tráfico”, explica Pérez, quien asegura que la gente se podría ahorrar hasta una hora de viaje. “Daría cobertura a Ciudad Pegaso, una de las zonas con peor conexión de la Comunidad de Madrid. Daría servicio al estadio, al Campo de las Naciones, al Parque Empresarial Cristalia o a parte importante de Hortaleza. El Cercanías circularía por zonas habitadas y con bastante actividad económica”, enumera.

Unos deportistas corren al sol mientras Elisa Sánchez espera a su autobús. Está sentada frente al centro de salud y la línea que busca con la mirada es la 77. Se queja de que sea la única forma de moverse por la zona. “Se llena cada vez más porque tenemos más industria, mercado, viviendas. A veces llegan 3 seguidos”, cuenta la mujer de 65 años. Las esperanzas de que pongan otra opción no merman, pero la espera se hace larga. En su caso han sido 19 años.

La estación de O'Donnell son unas vías inhabitadas por los vecinos del barrio de Rejas del distrito de San Blas - Canillejas. Un vehículo de Renfe se desliza por el carril y Mari Carmen Sánchez, quien lleva más de 50 años a la espera de poder usar la estación, explica que solo llevan mercancía. “A veces parece que pitan para darnos rabia”, describe la mujer de 75 años. Para ella y los otros 17.000 habitantes la única opción de transporte público es el autobús.

Ayuntamiento de Madrid