Es noticia
Menú
Ayuso despliega todo su repertorio tras un año sin Ciudadanos
  1. España
  2. Madrid
Iniciativas legislativas

Ayuso despliega todo su repertorio tras un año sin Ciudadanos

El Gobierno en solitario del PP ha impulsado desde el 4-M más leyes que en los dos años de coalición, además del asalto a Telemadrid y los primeros presupuestos desde 2019. En Sol destacan que todo es "más ágil"

Foto: Isabel Díaz Ayuso, durante un Pleno en la Asamblea. (EFE/Miguel Oses)
Isabel Díaz Ayuso, durante un Pleno en la Asamblea. (EFE/Miguel Oses)

Hace un año, cuando restaban poco más de diez días para el 4-M, de la coalición de PP y Ciudadanos solo quedaban los escombros y la sensación de lo que pudo ser y no fue. El balance del Gobierno bicolor no era precisamente el mejor, sin presupuestos propios (prorrogados desde 2019) y con solo dos iniciativas legislativas de las quince prometidas, sumando aprobaciones o modificaciones. Pero el escenario ahora es completamente distinto. Sin los contrapesos u obstáculos de los naranjas, según a quien se pregunte, Isabel Díaz Ayuso ha plasmado en medidas concretas todo su repertorio ideológico, con una actividad superior en la mitad de tiempo y el impulso de más normas. "Es una gestión en solitario, pero también en libertad", apuntan desde Sol.

La última semana es un ejemplo de cómo la Comunidad de Madrid ejecuta sus planes sin ninguna resistencia. El Gobierno del PP aprobó el proyecto de Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica, que prevé liberalizar las farmacias con permisos para abrir 24 horas y servicio a domicilio. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, lo presentó más de un año después de lo previsto por el rechazo de Ciudadanos. No es una excepción.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Mariscal)

Apenas 24 horas después del Consejo de Gobierno, Isabel Díaz Ayuso logró el apoyo de Vox para rebajar la mayoría exigida para la elección del director general de Telemadrid. Un paso más en su asalto al ente público, algo imposible con Ignacio Aguado a su lado. Desde las filas naranjas, de hecho, siempre presumieron del equilibrio y control que aportaban al Ejecutivo. También ahora, cuando el partido ya ha desaparecido en la Asamblea de Madrid, reivindican el papel que desempeñaron y que todavía ejercen en otras administraciones madrileñas. "Se ha visto siempre, donde está Ciudadanos es garantía de buena gestión", apuntan desde la formación.

En Sol no opinan lo mismo. El equipo de la presidenta madrileña señala abiertamente que el funcionamiento de la Comunidad de Madrid ha dado un salto cualitativo. Cuando echan la vista atrás reconocen las diferencias internas de la coalición, mostradas sin disimulo durante la pandemia, sobre todo entre Sanidad y Servicios Sociales, pero también aluden a cuestiones prácticas. "El plan de natalidad no se hubiese podido sacar tan ágil porque intervenían varias consejerías", añaden.

"En solitario es más ágil"

Las medidas para el fomento de la natalidad son uno de los anuncios estrella de este año, presentado por Ayuso el pasado mes de enero. Bautizado como plan de Fertilidad en Red, prevé una inversión de 4.500 millones de euros en cinco años, con la ampliación del límite de edad de las mujeres solicitantes de tratamientos de reproducción asistida hasta los 45 años. Pero más allá del contenido, nada habría sido posible sin aprobar unos presupuestos. "Desde que se gobierna en solitario la aprobación de leyes, los planes y las estrategias están siendo más ágiles y ejecutivas", insisten fuentes cercanas a Díaz Ayuso.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (EFE)

La Comunidad de Madrid aprobó el pasado mes de diciembre sus primeras cuentas en tres años, tras sucesivas prórrogas de los aprobados por Ángel Garrido, y las rebajas fiscales. La coalición de PP y Ciudadanos, pandemia mediante, fueron incapaces de ponerse de acuerdo hasta el ecuador de la legislatura. Tampoco fue posible en el impulso de nuevas leyes o modificación de las existentes, pese a las promesas de hacerlo. El problema no se presentaba en la votación final, para lo que necesitaban obligatoriamente a Vox, sino en la mera tramitación de las iniciativas parlamentarias. Desde el 4-M no existe ese problema y el Gobierno ha iniciado la tramitación de las leyes de farmacia, mercado abierto, autonomía financiera u ómnibus. Todas, no obstante, están pendientes de debate y votación en la Asamblea.

La complicada alianza entre Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado se tradujo, en año y medio de convivencia, en una nueva ley para crear la Universidad Internacional de la Empresa y la modificación de la del Suelo. Por el camino se quedaron anuncios abanderados por Ciudadanos, como la apertura del Metro las 24 horas durante los fines de semana o la reforma del Estatuto de Autonomía para eliminar los aforamientos y limitar los mandatos de los presidentes o los consejeros a ocho años. El PP, de momento, ha dado los primeros pasos con Vox para cambiar el Estatuto, pero se limita a la reducción de los diputados.

Foto: Mañueco toma posesión como presidente de la Junta de Castilla y León. (EFE/Nacho Gallego)

Cada paso del Ejecutivo revela que Isabel Díaz Ayuso está en una situación privilegiada desde hace un año. Lo primero, por su amplía mayoría (superior a la suma de toda la izquierda junta), pero también por su relación con Rocío Monasterio. El acuerdo para rebajar la representatividad en la Cámara madrileña es una prueba más de la sintonía entre los dos partidos de la derecha, pero hay más ejemplos. Juntos aprobaron los presupuestos y juntos han acordado otras iniciativas ante las críticas de la oposición. Esta semana, sin ir más lejos, Vox apoyó al PP con Telemadrid y retiró la enmienda a la totalidad contra la norma de autonomía financiera, presentada como un blindaje contra las subidas impositivas del Gobierno de Pedro Sánchez. Con los de Santiago Abascal es más fácil. Aprietan, pero no ahogan.

Hace un año, cuando restaban poco más de diez días para el 4-M, de la coalición de PP y Ciudadanos solo quedaban los escombros y la sensación de lo que pudo ser y no fue. El balance del Gobierno bicolor no era precisamente el mejor, sin presupuestos propios (prorrogados desde 2019) y con solo dos iniciativas legislativas de las quince prometidas, sumando aprobaciones o modificaciones. Pero el escenario ahora es completamente distinto. Sin los contrapesos u obstáculos de los naranjas, según a quien se pregunte, Isabel Díaz Ayuso ha plasmado en medidas concretas todo su repertorio ideológico, con una actividad superior en la mitad de tiempo y el impulso de más normas. "Es una gestión en solitario, pero también en libertad", apuntan desde Sol.

Isabel Díaz Ayuso Ciudadanos Madrid Partido Popular (PP)
El redactor recomienda