Es noticia
Menú
Lo que Madrid podría descubrir de sí misma con un equipo de arqueólogos propio
  1. España
  2. Madrid
excavando la ciudad

Lo que Madrid podría descubrir de sí misma con un equipo de arqueólogos propio

El Consistorio se plantea crear una unidad para poner en valor su patrimonio cultural. "No somos ni Roma ni Mérida pero tenemos importantes restos paleontológicos y de la Guerra Civil", defienden

Foto: Recreación del recorrido de las trincheras en Ciudad Universitaria. (Álvaro Minguito)
Recreación del recorrido de las trincheras en Ciudad Universitaria. (Álvaro Minguito)

Cientos de metros de trincheras, búnkeres, fortines y refugios antiaéreos. Estas son algunas de las infraestructuras de la Guerra Civil que aún permanecen inexploradas en Madrid y que, si se consolida un equipo arqueológico propio del Ayuntamiento, podrían ponerse en valor. Esa es la idea que persiguen desde la Dirección General de Patrimonio Cultural del Consistorio, un reto que supondría dejar atrás el olvido institucional que ha sufrido la ciudad respecto a sus restos arqueológicos del periodo bélico, reconocen los investigadores. Una parte de la historia de Madrid, que fue la primera capital objeto de sitio militar en el siglo XX, todavía está por conocer.

Foto: Nuevos reclutas del bando rebelde, en Salamanca, febrero de 1937. (Berliner Verlag)

Alfredo González Ruibal sabe bien el terreno que pisa. Arqueólogo del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit) del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha llevado a cabo numerosas excavaciones en la ciudad. “A parte de que Madrid fue la primera ciudad sitiada, como luego vimos en Sarajevo, Alepo y ahora en Kiev, la ciudad sufrió casi tres años de guerra con un frente estable, así que los restos son numerosos”, explica el experto. Estos restos, además, tienen una característica que juega a su favor, pues se ubican en zonas en las que no se ha construido posteriormente, por lo que su grado de conservación es elevado, como no ocurre en Berlín y Londres, por ejemplo.

placeholder Excavación en Ciudad Universitaria. (Álvaro Minguito)
Excavación en Ciudad Universitaria. (Álvaro Minguito)

Sin ir más lejos, la Casa de Campo podría describirse como un paisaje fosilizado de la Guerra Civil: “Es un sitio único en el que todavía se pueden apreciar las diferentes fases del conflicto y cómo cambió la concepción del mismo. Está ubicada desde la primera trinchera donde se frenó a las fuerzas sublevadas en noviembre de 1936 hasta todos los restos de la logística militar franquista, como caminos, fortines antitanques y un largo recorrido de trincheras”, relata el arqueólogo. Él fue quien intervino hace seis años en esa primera trinchera de la que habla, y desde su punto de vista “lo que hace falta es un plan de difusión y puesta en valor de los restos, muchos de ellos visibles en superficie, pero que es necesario señalizarlos para que la gente los pueda reconocer”.

La capital tiene muchos refugios al ser la primera ciudad bombardeada sistemáticamente

Eso es lo que persiguen desde el Ayuntamiento de Madrid al considerar necesaria la creación de una nueva Sección de Arqueología que llegaría a estar dotada de cinco o seis profesionales. “Esta unidad administrativa trabajará en el diseño, seguimiento y ejecución de los proyectos arqueológicos relacionados con la conservación y puesta en valor del patrimonio cultural municipal y prestará asesoramiento técnico a aquellas otras Áreas de Gobierno que, en el desarrollo de sus competencias, lleven a cabo estudios de naturaleza arqueológica relacionados con la investigación y preservación del patrimonio cultural de la ciudad de Madrid”, agregan desde el Consistorio.

Atracción para el turismo

El investigador del CSIC señala que hay mucho trabajo de archivo ya elaborado, aunque apenas se hayan producido intervenciones arqueológicas. “Al contrario que Barcelona, Valencia o Almería, en Madrid no se ha hecho nada, ni hay plan de conservación. La capital tiene muchos refugios al ser la primera ciudad bombardeada sistemáticamente, pero no son visitables, y de ser así seguro que atraería mucho turismo”, apunta González.

Ya lo dijo Carmen González, secretaria general técnica del área de Cultura en el Ayuntamiento: "Madrid no es una gran ciudad romana o visigoda. No somos ni Roma ni Mérida pero tenemos importantes restos paleontológicos y una gran riqueza arqueológica de la Guerra Civil". A esta declaración se suma el arqueólogo, quien opina que “los restos de la guerra no se documentan como debieran: si sale una bomba se llama a los TEDAX y si hay restos humanos, a la Policía para que avisen a un juez y levanten el cadáver”.

placeholder Excavación de la trinchera en la UCM. (Álvaro Minguito)
Excavación de la trinchera en la UCM. (Álvaro Minguito)

De esta forma, este nuevo equipo municipal ayudaría a que los restos de la Guerra Civil no se perdieran y se pudieran documentar como cualquier otro, sobre todo para evitar situaciones como las que describe el arqueólogo del Incipit: “Me acuerdo de todos los restos humanos que aparecieron cuando excavamos cerca de Ciudad Universitaria y que se han perdido, han desaparecido. Algunas veces se los lleva la Policía Nacional, otras terminan en la Facultad de Medicina”.

Asimismo, el investigador apunta una idea: “Conocemos zonas de la capital especialmente sensibles por la cantidad de restos que pueden tener, como la parte de Chamberí que da a Ciudad Universitaria o el barrio de Argüelles, en las que si se canaliza cualquier tubo o cable subterráneo puedan aparecer trincheras o restos de bombas. Lo correcto sería que el Ayuntamiento supervisara las obras que se realizan en estas zonas tan susceptibles”.

Trincheras kilométricas

Luis Antonio Ruiz, arqueólogo e historiador especializado en la Guerra Civil que participó en la excavación del lugar en el que se firmó la rendición de la capital al bando sublevado el 28 de marzo de 1939, señala que “en lo que al término municipal de Madrid respecta, es un frente de guerra que puede alcanzar los 30 kilómetros de línea”. Así, abarcaría parte de la carretera de La Coruña, la zona del Plantío hasta los barrios más al sur como Carabanchel, Usera y Villaverde. “A pesar del crecimiento urbanístico desmesurado de estos años, continúan quedando muchos restos, algunos de gran importancia dado su capital simbólico”, indica este experto.

placeholder Alianza de oro fechada en 1926. (Alfredo González Ruibal)
Alianza de oro fechada en 1926. (Alfredo González Ruibal)

En este sentido, destacan aquellos ubicados en el Parque del Oeste, muy cerca de la ya mencionada Ciudad Universitaria, pero también los de la Casa de Campo y su red de trincheras en las que aún se conservan observatorios y estaciones artilleras. “Nosotros también excavamos en la zona de la Casa de Vacas, aunque ya no existe como tal, pero ahí se apostaron batallones de las Brigadas Internacionales”, detalla Ruiz.

Según remarca este arqueólogo, “en Madrid se produjo la guerra total, moderna, que trascendió la línea del frente”, y marca un paralelismo con lo desarrollado en conflictos bélicos durante el siglo XX y lo que actualmente sucede en Ucrania. De hecho, la capital fue escenario de al menos cinco grandes batallas en las que intervino la aviación fascista con una campaña sistemática de bombardeo sobre la población civil. “La cantidad de impactos que aún poseen algunos edificios y los elementos de defensa pasiva como los refugios aún está por inventariar”, remarca. Así pues, Ruiz considera que la puesta en marcha de un equipo propio de arqueología en el Ayuntamiento de Madrid “supondría el fin de décadas de desidia y abandono de un patrimonio que la sociedad lleva reivindicando como tal desde hace más de 20 años”.

Alcalá de Henares como ejemplo

¿Pero de qué se encarga una unidad de arqueología municipal? Tal y como mencionó Miguel Montejo, concejal de Más Madrid en el Consistorio, se trata de equipos propios que poseen ciudades como Alcalá de Henares, León o Santiago de Compostela. Sebastián Rascón es el arqueólogo de la primera de ellas, y así responde a la pregunta: “Principalmente, de tres pilares. Investigación para tener un inventario de calidad y saber qué yacimientos posee la ciudad; conservación para asegurarse que esos restos no se deterioran con el paso del tiempo; y divulgación para que la ciudadanía conozca el patrimonio arqueológico del lugar en el que vive”.

Foto: Restos de la ciudad de Complutum. (G.M.)

Desde 1998, la ciudad alcalaína posee un servicio propio de arqueología, que ha desarrollado repetidas colaboraciones con centros universitarios de la región y organismos como el CSIC, actuaciones que se podrán reproducir desde la unidad arqueológica de Madrid. “Creo que es importante que la capital tenga este equipo, como Barcelona lo tiene desde hace tiempo. En la España actual, la arqueología es una parte inherente a nuestras ciudades, que en su mayoría sin muy antiguas y conservan elementos arqueológicos”, reflexiona Rascón.

placeholder Excavaciones en un pabellón del asilo de Santa Cristina. (Álvaro Minguito)
Excavaciones en un pabellón del asilo de Santa Cristina. (Álvaro Minguito)

González, por su parte, se suma a lo explicitado por la secretaria general técnica del área de Cultura en el Ayuntamiento: “Es cierto que quizá no haya muchos restos romanos en Madrid, no somos Roma, pero hay muchos restos medievales y de la época moderna que deberían estudiarse con mayor detenimiento”. Ruíz, por su parte, considera que la creación de la unidad arqueológica municipal “no es un mal comienzo para empezar a abordar las necesarias políticas de defensa de este patrimonio”.

Cientos de metros de trincheras, búnkeres, fortines y refugios antiaéreos. Estas son algunas de las infraestructuras de la Guerra Civil que aún permanecen inexploradas en Madrid y que, si se consolida un equipo arqueológico propio del Ayuntamiento, podrían ponerse en valor. Esa es la idea que persiguen desde la Dirección General de Patrimonio Cultural del Consistorio, un reto que supondría dejar atrás el olvido institucional que ha sufrido la ciudad respecto a sus restos arqueológicos del periodo bélico, reconocen los investigadores. Una parte de la historia de Madrid, que fue la primera capital objeto de sitio militar en el siglo XX, todavía está por conocer.

Más Madrid Ayuntamiento de Madrid Historia