Es noticia
Menú
¿De quién es el Sistema Vigía? Los múltiples padres del proyecto para la detección del covid
  1. España
  2. Madrid
ANÁLISIS DE AGUAS RESIDUALES

¿De quién es el Sistema Vigía? Los múltiples padres del proyecto para la detección del covid

El Canal de Isabel II ha registrado la propiedad intelectual, pero en el CSIC aseguran que parte de la técnica es común a otras iniciativas

Foto: Científicos analizan el agua residual en el laboratorio. (Canal de Isabel II)
Científicos analizan el agua residual en el laboratorio. (Canal de Isabel II)

El Canal de Isabel II registró la propiedad intelectual del sistema Vigía -un innovador proceso para analizar la presencia de covid en aguas residuales- el pasado 28 de febrero. “Lo que se ha registrado son los protocolos concretos que usamos en sus dos vertientes: la de toma de muestras y análisis, y la de análisis de los datos y comunicación”, confirmaban fuentes del Canal a El Confidencial. Sin embargo, el anuncio ha sorprendido al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que asegura que "los procedimientos que se llevan a cabo en los laboratorios son desarrollados por el CSIC y se hacen en otros sitios de Europa".

En la presentación del Sistema Vigía en diciembre de 2020, la presidenta Isabel Díaz Ayuso aseguró que era "el mejor sistema de vigilancia del covid en aguas residuales de Europa". Y en todo este tiempo, el proyecto madrileño, demostrada su eficacia, ha recibido el reconocimiento internacional. Países como Perú están recreando este modelo e incluso el presidente del Comité Europeo de las Regiones visitó sus instalaciones en junio del año pasado.

Foto:

Ahora se ha apostado por registrar la propiedad intelectual para "garantizar la titularidad de los derechos patrimoniales de este sistema, afianzar la relevancia de este proyecto y poner en valor el trabajo de los profesionales del Canal", según aseguró la consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín. Y si bien el proyecto es más que efectivo, útil y veraz, el detalle del registro de la "recogida de muestras" ha sorprendido a algunos miembros del CSIC.

“El muestreo como tal es algo que ‘podría hacer cualquiera’", asegura Lastra

Antonio Lastra es técnico del proyecto y el coordinador de innovación del Canal. En conversación con este medio, aclara que lo que caracteriza a Vigía es el análisis estadístico posterior. No el proceso de recogida de muestras sino el estudio de después: lo que se hace con los datos después de extraerlos. “El muestreo como tal es algo que ‘podría hacer cualquiera’ y es cierto que se hace en muchos sitios. Consiste en recoger una muestra de aguas residuales y, en el laboratorio, reducirlo a una cantidad muy pequeña para poder realizarle una PCR”.

La científica del CSIC y experta en virología ambiental, Gloria Sánchez, aclara que "lo de registrar la propiedad intelectual tendrá que ver con el análisis de datos que hacen ellos, no con la toma de muestras”. La experta también asegura la calidad del sistema Vigía por la multitud de puntos de recogida y acierto de análisis posteriores, pero incide en que "los estudios no sirven si no se utilizan a tiempo real".

¿Y por qué Vigía es tan bueno?

Lo que es innegable es la efectividad de ese análisis. Vigía ha conseguido “predecir la curva de la situación epidemiológica en Madrid con entre 3 y 11 días de antelación”, explica Lastra. Esto es posible por dos características clave del innovador proyecto madrileño: la cantidad de puntos de recogida (casi 300 para los 7 millones de habitantes de la región) y el haber dado con un estudio estadístico clave. “Hemos sabido dar con la tecla”, aclara Antonio.

Foto: Recogiendo las muestras. (Canal de Isabel II)

Trabajar con aguas residuales tiene su complejidad. “Si te pones muy lejos de la población, es posible que ya no se localicen restos de covid. Si te pones muy cerca de un edificio, corres el riesgo de que en ese momento ningún vecino vaya al baño y por tanto no haya muestras correctas”.

Y tener cuidado con la variabilidad de las aguas. Si, por ejemplo, un lavadero de coches vacía sus reservas en ese momento, la calidad del agua se verá afectada y no será representativa. “Aprender a determinar cuando un dato es más o menos variable o si es directamente erróneo, es parte de nuestro éxito”, explica el técnico. Por tanto, se deduce que aquello que ha conseguido elevar el sistema Vigía a la élite de las investigaciones del covid radica en ese análisis.

El Canal de Isabel II registró la propiedad intelectual del sistema Vigía -un innovador proceso para analizar la presencia de covid en aguas residuales- el pasado 28 de febrero. “Lo que se ha registrado son los protocolos concretos que usamos en sus dos vertientes: la de toma de muestras y análisis, y la de análisis de los datos y comunicación”, confirmaban fuentes del Canal a El Confidencial. Sin embargo, el anuncio ha sorprendido al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que asegura que "los procedimientos que se llevan a cabo en los laboratorios son desarrollados por el CSIC y se hacen en otros sitios de Europa".

Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)