Es noticia
Menú
La ayuda humanitaria del pequeño Kiev en Madrid: supermercados, vecinos y abogados
  1. España
  2. Madrid
donaciones para ucrania

La ayuda humanitaria del pequeño Kiev en Madrid: supermercados, vecinos y abogados

Si bien existe un grupo de voluntarios consolidado desde 2014, el inicio de la guerra ha provocado organizaciones de donaciones espontáneas en diferentes puntos de la ciudad

Foto: Cajas con donaciones en un autobús en Méndez Álvaro. (A.F.)
Cajas con donaciones en un autobús en Méndez Álvaro. (A.F.)

Un Alcampo de O’Donnell, una oficina de Villaverde, una tienda de productos ucranianos y una iglesia ortodoxa de Alcorcón son algunos de los puntos de recogida de ayuda humanitaria destino Ucrania. “Somos casi todos ucranianos y por eso estamos concienciados con la causa”, explica Denis, uno de los trabajadores del Alcampo de la calle Jorge Juan 120 donde se ha habilitado un espacio para las donaciones de alimentos y medicamentos.

Foto: El conductor del autobús colocando las cajas de ayuda humanitaria en el maletero. (A.F.)

Pero un local de la calle Méndez Álvaro es el punto clave de donaciones destino Ucrania de Madrid. Cientos de ciudadanos se están acercando a la tienda Ucramarket desde el pasado sábado con comida y medicamentos hasta las cinco de la tarde. A partir de esa hora, los voluntarios se encargan de empaquetar en cajas todo lo recibido y lo almacenan en una nave para llenar los vehículos. Las cuatro furgonetas que salieron el sábado ya han llegado a su destino y se prevé que el jueves partan dos nuevos camiones.

placeholder Donaciones en el Alcampo de O'Donnell.
Donaciones en el Alcampo de O'Donnell.

La red humanitaria de Madrid tiene varias aristas. Si bien existe un grupo de voluntarios consolidado desde 2014, el estallido de la guerra ha provocado organizaciones de donaciones espontáneas en diferentes puntos de la ciudad. Uno de los sitios estratégicos es Villaverde, donde el miércoles a partir de las cuatro de la tarde en la calle Sáhara 83 (al lado del bar Di Madrid) se recibirá amoxicilina, enantyum y actromadol (entre otros), productos para bebés y comida enlatada. Incluso una empresa de camiones de Valencia ha donado sus vehículos para facilitar el transporte a Ucrania. El colegio San Pedro, en el mismo barrio, también ha habilitado unas cajas con donaciones durante el miércoles y el jueves.

A su vez, los vecinos de Torrejón de Ardoz se han puesto manos a la obra y, además de los productos recogidos estos días, el próximo 13 de marzo se ha convocado una carrera solidaria donde todos los beneficios irán destinados a la causa.

Desde Ucramarket, la tienda de Méndez Álvaro, advierten de no colaborar con productos en tarros de cristal ni comida para bebés (excepto leche en polvo) que pueda estropearse. Solicitan principalmente medicamentos, pañales y toallitas para niños. Y por supuesto, ONGs como Médicos del Mundo o Cruz Roja también están recogiendo lo que los vecinos puedan aportar.

Las Caracolas

El centro de acogida temporal de emergencia ‘Las Caracolas’, en Vallecas, dispone ya de 18 refugiados ucranianos alojados aunque en total se han atendido a 45 personas. Así lo ha anunciado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, tras reunirse con el delegado de Internacionalización, el delegado de Familias, la encargada de negocios de la Embajada de la República de Polonia, el encargado de negocios de la Embajada de Rumanía, el embajador de Eslovaquia y el embajador de Moldavia. La puesta en común ha llevado a Villacís a explicar la necesidad de colaborar de forma "útil y eficaz". "Una manta se encarece por 1.000 cuando sale de Madrid y no sale rentable. La mejor manera de ayudar es con dinero que puedan utilizar en el lugar de destino".

placeholder Begoña Villacís en la manifestación contra la guerra de Ucrania este domingo. (EFE/Fernando Alvarado)
Begoña Villacís en la manifestación contra la guerra de Ucrania este domingo. (EFE/Fernando Alvarado)

En cualquier caso, se creará una lista con los elementos más necesarios para el país y ya se ha activado una bolsa de emergencia de 250.000 euros. Toda la logística correrá a cargo del nuevo grupo de trabajo formado por miembros del Consistorio, entidades sociales y representantes de países limítrofes con Ucrania.

El Colegio de Abogados de Madrid está trabajando para facilitar los trámites burocráticos de los refugiados

Por su parte, la presidenta Díaz Ayuso ha ofrecido el Hospital Zendal y demás centros de salud madrileños, además de la instalación de carpas de emergencia si fuese necesario y un servicio de orientación jurídica para los refugiados. En materia de educación, la Comunidad también ofrecerá plazas para los niños ucranianos desde los cero años hasta cuarto de la ESO, además de cursos de español para las madres y padres de los alumnos.

Abogados y médicos

El Colegio de Abogados de Madrid está trabajando para facilitar los trámites burocráticos de los refugiados y así agilizar el acogimiento de personas vulnerables. El trabajo se llevará a cabo en colaboración con el Colegio de Varsovia ya que Polonia es la puerta de entrada a la Unión Europea de muchos ucranianos. La intención del ICAM de facilitar la agrupación familiar y la acogida temporal de los refugiados también contará con la participación de diferentes despachos de abogados de Madrid. En materia sanitaria, el Colegio Oficial de Médicos de Madrid se ha ofrecido voluntariamente para atender a quienes lleguen a la capital y ha convocado una reunión con los 56 médicos ucranianos que trabajan en la Comunidad para mostrarles "total disposición y colaboración ante la emergencia sanitaria", según ha asegurado Europa Press. Los profesionales que lo deseen podrán inscribirse como voluntarios en esta dirección de correo electrónico: sosucrania@icomem.es.

Un Alcampo de O’Donnell, una oficina de Villaverde, una tienda de productos ucranianos y una iglesia ortodoxa de Alcorcón son algunos de los puntos de recogida de ayuda humanitaria destino Ucrania. “Somos casi todos ucranianos y por eso estamos concienciados con la causa”, explica Denis, uno de los trabajadores del Alcampo de la calle Jorge Juan 120 donde se ha habilitado un espacio para las donaciones de alimentos y medicamentos.

Madrid