Es noticia
Menú
¿Desabastecimiento de juguetes? Los Reyes trajeron lo que pudieron encontrar
  1. España
  2. Madrid
SIN MY LITTLE PIG PET

¿Desabastecimiento de juguetes? Los Reyes trajeron lo que pudieron encontrar

Sus Majestades de Oriente sortean, mal que bien, la crisis de suministros para atender las cartas de los madrileños

Foto: “Los juguetes caros se encargan en noviembre” (Efe/Morell)
“Los juguetes caros se encargan en noviembre” (Efe/Morell)

Para cuando usted lea estas líneas, los Reyes Magos ya habrán pasado por su domicilio. Si en él viven niños, lo habrán hecho cargados de juguetes. Lo más probable es que, mientras sus ojos pasan por este texto, su salón sea ya un reguero de papeles de envolver rasgados y de cajas de cartón abiertas. Si han dejado un My Little Pig Pet, puede considerarse usted muy afortunado.

Esta “mascota interactiva”, de la colección My Little Live Pets, es capaz de reproducir 25 reacciones y sonidos. También puede ser paseada por la calle con su propia correa. Su capacidad para estar presente en las estanterías de las jugueterías de Madrid es más discutible. El proveedor lo tiene en su web con el mensaje “próximamente”, que para Fernando González, de la juguetería Venus (calle Peña de la Miel 3), es “la peor palabra que puedes escuchar en estas fechas”. “Muchas cosas del catálogo no han llegado ni al mayorista”. La firma Lego está en un momento dulce de demanda.

Si hubiese sabido del éxito del cerdito en cuestión, lo habría pedido en octubre

El temido desabastecimiento ha tenido efectos dispares. Roberto Pascual, propietario de Hola Caracola (calle Fernández de la Hoz 40), no lo ha visto confirmado “ni de lejos”. Los problemas de falta de existencias de los productos más exitosos han estado en la línea de los años anteriores. “Las tiendas pequeñas es lo que tienen, que a veces no llegan a tiempo”, se lamenta Fernando Sanz, de Juguetes Fer (calle Julián Romea 2). Si hubiese sabido del éxito del cerdito en cuestión, lo habría pedido en octubre, que es cuando hay que hacerlo. “Pero tú en octubre no sabes qué va a demandar la gente”. También destacan el furor de Visión Imposible, un juego de mesa en el que hay que ir superando una serie de retos con unas gafas que hacen que se vea todo del revés.

placeholder Visión Imposible. (Juguetos)
Visión Imposible. (Juguetos)

Los balances también varían. Hola Caracola cierra estos Reyes con mejores números que 2020 que, a su vez, superó al 2019 aún prepandémico. Su impresión es que la tienda de barrio se ha beneficiado de una cierta huida del público de los centros comerciales. Además, vende en web, incluso a clientes que viven al lado, que pueden recogerlo en tienda o recibirlo en casa. Fer registra un 20% menos de ingresos. Venus habla de una campaña “floja”.

A nivel nacional, el sector vivió un octubre muy bueno y un noviembre espectacular. Las noticias sobre el posible desabastecimiento y el temor por la evolución del covid tuvieron la culpa. De ahí que luego las ventas se resintieran en diciembre. Los compradores ya se habían adelantado.

“En octubre tiene que estar el 80% del trabajo hecho”, cuenta José Antonio Pastor

Los fabricantes españoles de juguetes creen que se ha salvado la papeleta del desabastecimiento y de los precios –ningún vendedor afirma haber repercutido costes en los clientes- gracias a la anticipación con la que juega el sector. La cabeza está ya puesta, realmente, en la campaña de Navidad siguiente. “En octubre tiene que estar el 80% del trabajo hecho”, cuenta José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes.

Vista a futuro

Sus temores tienen la vista puesta en el futuro inmediato. “No es sostenible que un flete que te marca un tercio del coste del producto te suba un 500%. Se te come el margen. Un contenedor ha pasado de 2.000 euros a 15.000. Eso tendrá que acabar repercutiendo en el coste de la unidad”. Marzo y abril empezarán a dar una pista de cuánto costará a los Reyes Magos atender las cartas de 2022-2023. La Navidad puede llegar a representar el 70% del año.

Los cinco de enero son una fecha peculiar para las jugueterías. Allí acaban los pajes reales que han dejado la tarea para última hora. Hay de todo. “Quién viene el día antes de Reyes es el que le da igual lo que le va a regalar al niño”, sostiene Roberto Pascual. “Los juguetes caros se encargan en noviembre”, dice Fernando González. “La del cinco de enero es una compra de picoteo, de complemento”.

placeholder Una persona comprando juguetes. (Efe/Morell)
Una persona comprando juguetes. (Efe/Morell)

La víspera de Reyes ha traído consigo una operación en Madrid contra los juguetes ilegales, ya sea por ser falsificaciones que atentan contra la propiedad intelectual (145.000 unidades requisadas) como por no reunir las mínimas condiciones de seguridad (40.000 unidades retiradas). Fabricantes y vendedores recelan de estas dos formas de “competencia desleal”, en palabras de Pastor. “Perjudican a todos”, sostiene Pascual, incluida a la Hacienda Pública a través de los engaños a la Agencia Tributaria que denuncia por parte de las remesas de estos juguetes que llegan, sobre todo, de China.

Todavía queda una semana por delante muy buena en ventas para las jugueterías

Y, después de Reyes… ¿qué? Pues todavía queda una semana por delante muy buena en ventas para las jugueterías. El motivo está en los pajes de ultimísima hora, como esas casas de amigos y familiares del niño en las que Sus Majestades dejan algún detallito. En ocasiones, además, estos regalos en casa inesperada propician negociaciones postreras con Melchor, Gaspar y Baltasar para poder devolver el gesto, aunque sea ya con los adornos navideños otra vez en el trastero. Quién sabe. Quizá para entonces se pueda encontrar un My Little Pig Pet.

Para cuando usted lea estas líneas, los Reyes Magos ya habrán pasado por su domicilio. Si en él viven niños, lo habrán hecho cargados de juguetes. Lo más probable es que, mientras sus ojos pasan por este texto, su salón sea ya un reguero de papeles de envolver rasgados y de cajas de cartón abiertas. Si han dejado un My Little Pig Pet, puede considerarse usted muy afortunado.

Juguetes
El redactor recomienda