Es noticia
La Maripepa, el bar antihipster con la mejor cerveza artesana de Madrid
  1. España
  2. Madrid
de bar en bar

La Maripepa, el bar antihipster con la mejor cerveza artesana de Madrid

Abierta en marzo de 2021, esta tasca de estilo art nouveau, comandada por el inconfundible Toño Chinaski, cuenta con 14 grifos de cerveza y una importante muestra de vermuts

Foto: En el barrio de Las Letras. (La Maripepa)
En el barrio de Las Letras. (La Maripepa)

En la fachada de La Maripepa todo llama la atención. Desde su cuidada cartelería, pintada a mano, con detalles de lo que ofrecía antiguamente: cócteles, vinos, cervezas, tapas. Hasta un año, 1956, que nos hace remontarnos a los inicios taberneros de lo que podía ser la zona del barrio de Las Letras en su parte más cercana al Paseo del Prado.

Pegada a un esquinazo, en la confluencia de calles como Moratín, Fúcar, Jesús y Santa María, su imagen de pub inglés, mezclado con un casticismo que no ha perdido y un viejo estilo art nouveau, hacen que uno ya se sienta atraído. Sin embargo, lo importante está dentro, detrás de la barra, con una selección de cervezas artesanas, vermuts y espirituosos que podrían competir con los lugares más señeros del planeta.

“La Maripepa fue un antiguo karaoke de la zona. Su dueño se jubiló y yo entré en marzo de este año, cuando ya empezábamos a salir un poco de la pandemia, aunque con muchas restricciones”, comenta Antonio Cortés, más conocido como Toño Chinaski, su propietario.

placeholder Selección de cervezas de La Maripepa
Selección de cervezas de La Maripepa

De Guadalajara a Madrid

La historia de Toño se remonta a los años noventa, cuando en Guadalajara montó un bar dedicado al buen beber. “El pub se llamaba Henry Chinaski, en honor a uno de los grandes bebedores que nos ha dado la literatura”, apunta, recordando al personaje creado por Charles Bukowski, a la vez que destaca su aspecto social y musical, aglutinador de muchos y diferentes colectivos que poblaban la ciudad en aquella época.

Lo mismo organizaba un mercadillo de vinilos que una proyección de cortos

Un dinamizador nato que lo mismo un día organizaba un mercadillo de vinilos, que otro una proyección de cortos o unas semanas dedicadas a los fanzines y la edición. “Ante todo era un bar musical, donde la gente pinchaba en su pequeña cabina, y alrededor de eso yo iba montando actividades de todo tipo”, continúa explicando. Aunque no olvida que en esos años también se podía beber buena cerveza internacional, hasta ese pub viajaban algunas de las firmas más codiciadas del lúpulo alemán, belga o inglés en oscuras botellas.

placeholder La Maripepa
La Maripepa

El bar cerraría en 2016, veinte años de profunda y efervescente inmersión social en Guadalajara. “Necesitaba nuevos aires y los encontré por casualidad en Madrid. Yo ya conocía la ciudad a finales de los ochenta, cuando tocaba la batería en un grupo punk. Estuve en algunas de las okupas que había en aquel momento, como Minuesa”, destaca Toño, que en cuanto llegó a la capital montaría Chinaski, en Lavapiés. “Para mi Toño representa el verdadero sabio”, apunta Rodrigo Suárez, que trabajó con él entre 2015 y 2017.

Fue un momento especialmente dulce para la cerveza artesana, con muchos nombres estableciéndose en el sector y moviéndose. Una época, muy dinámica, que no paraba de evolucionar y crecer. Ahí, como uno de los agentes más activos, se encontraba Toño y el Chinaski. “Hicimos multitud de encuentros cerveceros. Más de setenta productores visitaron el bar con sus cervezas. Todos los nacionales y parte de la escena internacional. Nombres que en esa época eran pujantes y que luego se ha visto que han sido importantes”, resalta un Toño calmado y consciente de todo lo que ha vivido, sin darse importancia alguna. Por allí se dejaron ver la inglesa Magic Rock; Founders, de Estados Unidos; Forte, de Italia; la navarra Naturbier; la vasca Laugar…

“No te puedes quedar parado en esto de la cerveza. Hay un movimiento constante. Todo está evolucionando, claro que sin perder de vista lo que ya ha habido antes”, sigue destacando. Rodrigo, experto cervecero y gran probador, corrobora lo comentado por Toño, además de valorar su presencia como elemento determinante en el ascenso y empuje que tuvo el movimiento en este último lustro.

Un bar musical

Tras la ruptura con su antiguo socio vio la oportunidad de abrir un espacio más personal, desplazado de Lavapiés y cobijandose en Las Letras. Un bar que ya tiene impresa su personalidad. 14 cervezas de barril que van rotando, y donde hay una diversidad que caracteriza el enorme gusto y trayectoria de este apasionado del beber, en todas sus disciplinas y variantes.

placeholder La Maripepa
La Maripepa

Para hacernos una idea del nivel estratosférico que se maneja en La Maripepa, sirva un ejemplo de lo que tiene ahora mismo en esos grifos: la bruselense, firmada por Jean Van Roy, Cuvée Saint-Gilloise, una cerveza lámbica de perfil ácido; la New England, Satellite Love, de Leeds; la sidra vasca, Euskal Sagardoa; la Earthly Delights de Basqueland; HazyLeaks, una IPA rusa; Hopping Hostile, de los chicos de Greyhound, en La Roda; una pilsner checa; y varias cervezas de invierno, como le gusta comentar a Toño, donde destaca una imperial stout de los norteamericanos Westbrook Brewing. “Es un gran conocedor, además, de los estilos clásicos”, añade Rodrigo, dándole el reconocimiento debido. Un selector y entusiasta que mira por igual al pasado y al presente de la cerveza.

Foto: La Caníbal se ubica en la calle Argumosa. (La Caníbal)

“También tenemos 32 tipos diferentes de vermuts y vamos moviendo un grifo, este mes está Padrò, de Tarragona. Y nos gustan los vinos naturales, estamos conectados con Javier y Luis, de La Canibal”, recuerda Toño. La selección de whiskies, mezcales, absentas, digestivos y todo lo que a uno se le pase por la cabeza es nuevamente excepcional. “Pero siempre sin perder la perspectiva de que somos un bar de cerveza y música, debemos respetar también a los vecinos que tiene el barrio”, apuntala. Un servicio público, cercano y con clara vocación vecinal, que mantiene la misma senda que creó hace 25 años en su Guadalajara natal.

placeholder Cabina para DJ de La Maripepa.
Cabina para DJ de La Maripepa.

(Importante, cuenta con una cabina para DJ, donde diferentes personajes del panorama musical ponen discos todos los sábados y domingos. Sesiones en vinilo que se acercan a la rumba, el rocksteady, las músicas negras y el rock and roll).

Cerveza Vinos Pandemia Madrid