Es noticia
Menú
¿Confinado en Nochevieja? Estos 'deliveries' te llevan las cenas más top a tu casa
  1. España
  2. Madrid
CENTOLLO A DOMICILIO

¿Confinado en Nochevieja? Estos 'deliveries' te llevan las cenas más top a tu casa

Siete opciones, de lo asequible a lo gourmet, para cenar de manera disfrutona en la noche más especial del año

Foto: La mejor forma de pasar la Nochevieja en casa. (Hevia)
La mejor forma de pasar la Nochevieja en casa. (Hevia)

La cola del centro de salud que hay junto al metro de Pacífico no tendrá más de diez personas. Todas esperan pacientemente a una distancia aproximada de dos metros cada una. Algunas de ellas van a recoger la baja de su pareja, mientras otras deben solucionar papeleos. En cuanto se les empieza a preguntar sobre la cena de Nochevieja, aquello se transforma en un guirigay. La cola parece la de la pescadería.

“Mi chico tiene covid, así que me tocará cocinar por la tarde algo sencillo al horno”, responde María, que aguarda turno la primera. Un señor, con traje, gafas de sol y pelo recién cortado tiene claro que él no va a meterse a dirigir los fogones esa noche: “Yo ya lo he encargado todo al Mercadona de aquí al lado. Tomaremos unos canapés y una paletilla de cordero, que es lo que se podía reservar”. Juan ha estado precavido, porque el 28 era el último día para hacer los encargos en los supermercados de Juan Roig. En seguida otras personas de la fila meten baza, preguntan opciones de servicio a domicilio y hasta dan recomendaciones. “Pues el Montepinos que hay en la Avenida Ciudad de Barcelona tiene un servicio estupendo, comida para llevar a muy buen precio. Y te lo acercan todo a casa”, recomienda Pilar, que vive justo encima de este pequeño, pero exquisito, super de barrio.

Foto: España llega a Navidad con cifras récord de contagios. (EFE/Martín)

Como durante estos dos años nos ha dado más que a familiarizarnos con los deliveries de muchos restaurantes, aquí van algunas opciones que ya hemos probado y podemos constatar que funcionan. Muchas de ellas, además, se han lanzado a elaborar un menú propio para la noche del 31, a precios más que interesantes. Así que esta debería ser la lista de listas para que el comer en casa en una fecha tan señalada no sea un suplicio y, además, profundizamos con Cristina Oria sobre cómo están gestionando esta nueva demanda desde el sector:

Cristina Oria, la reina del gourmet

Comenzamos con Cristina Oria, una de las grandes representantes del delivery en Madrid. Todo lo que sale de sus cocinas tiene el sello de calidad que un personaje de su valía, tras más de una década con pucheros y recetas, puede atestiguar. Además, en una jornada tan singular, lo que ella promete es cocina bien elaborada, con recuerdos por los sabores de antaño. Su dorado consomé es un imprescindible, lo mismo que la pularda loncheada y rellena de carne picada, foie, frutos secos, ciruelas y trufa. Sus menús cerrados ya no están disponibles, pero se puede optar por pedir el mismo día. Al final de esta lista desvelamos cómo se vive esta oleada de pedidos desde las cocinas.

Cocina casera, Hevia

Otro de nuestros favoritos es Hevia, la casa de comidas, transformada en restorán gourmet, que desde 1964 da de comer a todo el barrio de Salamanca. Clásicos que no han perdido el brillo que tenían en décadas pasadas. Es más, ahora, han ganado en sabor y en profundidad, dejando de lado la pesadez y los formatos viejunos. Uno de los platos que ha ganado con el tiempo es su centollo senyoret, un crustáceo de la ría listo para consumir. Lo mismo ocurre con la sopa castellana, perfectamente desengrasada y las croquetas de jamón, con una bechamel intensa. Otras recetas siguen sin cambios y mejor que sea así: merluza en taquitos con un rebozado leve y codillo alemán asado al horno. La oferta se mueve entre los 8,50€, por cuatro croquetas, y los 75€ del centollo.

placeholder Hevia abrió sus puertas en 1964. (Hevia)
Hevia abrió sus puertas en 1964. (Hevia)

Marisco sin medida, Pez Fuego

Un valor seguro para finalizar el año por todo lo alto es Pez Fuego. Estamos hablando de marisco fresco de la ría, gamba roja de Jávea, bogavante azul, lubina frita adobada al limón, tartar de atún rojo, ceviche de corvina y carabinero… Un vendaval en estado puro que, si no deseamos perdernos en su carta, también podemos optar por el menú navideño que incluye crema de carabineros, jamón ibérico puro de bellota, foie de pato mi-cuit con confitura de higos, trancha de merluza a la bilbaína templada, tournedo de vacuno mayor en jugo trufado y hojaldre de manzana hecho al momento. ¿El precio? Unos módicos 175€ entre dos personas.

placeholder Marisco de primera a domicilio. (Pez Fuego)
Marisco de primera a domicilio. (Pez Fuego)

Gran Familia Mediterránea de Dani García

Si el presupuesto que tenemos no excede de los 30€ siempre podemos optar por la oferta de La Gran Familia Mediterránea, del nuevamente estrellado Dani García. Elaboraciones mucho más asequibles, modernas y de tapeo, que tampoco vienen mal para una noche donde a lo mejor no tenemos interés en comer sentados alrededor de una mesa y con tanta parafernalia. Hay combos a base de platos principales como su renombrado brioche de rabo de toro, el poke de salmón o el cachopo de ternera blanca. Si hay pequeños en casa y les ha dado por Masterchef, una opción divertida puede ser la caja personalizable, donde incluir el tiradito de atún con ají amarillo o el steak tartar con mayonesa de encurtidos.

placeholder Caja personalizable de Masterchef. (Gran Familia Mediterránea)
Caja personalizable de Masterchef. (Gran Familia Mediterránea)

Santerra, croquetas y gildas

Más soluciones a bolsillos vacíos nos da Santerra, el proyecto comandado en cocina por el joven Miguel Carretero y que no tiene problema en ajustar precios, a pesar de una oferta extraordinaria a todos los niveles. De esta manera, el restaurante madrileño es capaz de llevar a nuestras casas algunos de sus platos estrella: carrillera de ternera estofada, ensaladilla rusa, croquetas, torreznos y hasta dulce, con un flan y una tarta espectaculares. Y, ya decimos, unos precios contenidos para lo que es la hostelería en un momento como el que estamos viviendo. También hay opciones de laterío fino, por La Curiosa, y de gilderia, firmada por los vallecanos Bombas, Lagartos y Cohetes.

Lo exótico también vale, Luke

Por otro lado, si lo que nos apetece es darle un punto de exotismo a la previa nocturna, no pueden faltar las elaboraciones del coreano Luke Jang. Unos platos ideados para viajar como pocos dentro del gigante universo que es el servicio a domicilio, no siempre bien gestionado. El afamado cocinero, formado en las cocinas de Mugaritz y El Bulli, propone trasladar su carta a nuestro salón. Inspiración asiática, fácilmente identificable, donde el finger food y los sabores frescos y picantes son la nota dominante. El brisket asado, por cierto, lo prepara durante diez horas, y su panceta ibérica se cocina lentamente en un espacio de un día entero, incluida su noche.

placeholder Las opciones más asequibles. (Luke)
Las opciones más asequibles. (Luke)

La Ancha, como en familia

Nino Redruello y La Ancha, en nuestras vidas, ya representan lo mismo que Ramonchu o Cristina Pedroche. Un hombre emprendedor como pocos, que ha sabido verle el negocio a la cocina de siempre, la que practicaba su familia en casa. Aquella más apegada a un recetario reconocible y con identidad propia, el que nuestras abuelas y madres mejor saben hacer. “Te preparamos la cena de Nochevieja para que triunfes en casa”, así se presentan en su web. Todos los productos son elaborados el mismo día y cuentan con entrantes como una terrina casera de foie gras, consomé al jerez o croquetas de jamón. Además de poder elegir entre varios primeros y segundos, como una ensalada de cangrejos de río, un arroz con almejas, lubina de estero confitada en aceite o merluza de pincho. ¿Postres? La tarta de queso de Fismuler no debería ser negociable. El monto por persona es de 75€.

placeholder "Te preparamos la cena de Nochevieja para que triunfes en casa". (La Ancha)
"Te preparamos la cena de Nochevieja para que triunfes en casa". (La Ancha)

En profundidad

¿Cómo se están viviendo estas Navidades desde el sector? Cristina Oria, la gran dama del servicio a domicilio más exclusivo, nos da algunas de las claves que está viviendo estos días:

PREGUNTA: ¿Habéis notado algún tipo de cambio en las dinámicas de vuestros clientes?

RESPUESTA: Hemos notado muchos cambios de planes. Había gente que pedía para veinte personas y luego, por temas de COVID-19, eran cuatro o pedían cambio de direcciones por problemas de confinamiento. De: "Ahora estamos en este sitio y no podemos movernos. ¿Puedes cambiarlo y enviarlo a este otro lugar?".

placeholder Cristina Oria.
Cristina Oria.

P: ¿Y el servicio de las apps de delivery para atender en el mismo día ha aumentado?

R: En Nochebuena creció mucho, por lo que entendemos que en Nochevieja también lo hará. Nosotros tenemos la cocina de los restaurantes abierta de nueve de la mañana a cinco de la tarde ininterrumpidamente y enviamos pedidos en ese intervalo (también pueden venir al restaurante y se lo hacen al momento para llevar). Mucha gente que se realiza los test de antígenos el mismo día, da positivo y se encuentra con el problema de qué hacer. Entonces es una solución perfecta pedirlo en el momento y recién hecho.

P: ¿Antes la gente se organizaba más?

R: Por el covid ha habido que improvisar bastante: confinamientos, precaución, positivos de última hora, etc. Pero con esta posibilidad, siendo dos, uno puede hacerse un muy buen plan. Antes la gente no se la jugaba a pedir de última hora en una noche de este tipo. Este año, sin embargo, no les ha quedado alternativa a muchos... Ahora puedes pedir un delivery de manera inmediata. Un foie, una mortadela trufada, un consomé, un solomillo o una tarta de limón con merengue italiano y tienes la noche solucionada. ¡La semana pasada fue una opción que tuvo un gran éxito y antes era impensable!

La cola del centro de salud que hay junto al metro de Pacífico no tendrá más de diez personas. Todas esperan pacientemente a una distancia aproximada de dos metros cada una. Algunas de ellas van a recoger la baja de su pareja, mientras otras deben solucionar papeleos. En cuanto se les empieza a preguntar sobre la cena de Nochevieja, aquello se transforma en un guirigay. La cola parece la de la pescadería.

Delivery Supermercados