Es noticia
Menú
2021 o la liberación de Ayuso: del pulso con Génova a la oposición a Sánchez
  1. España
  2. Madrid
Balance del año

2021 o la liberación de Ayuso: del pulso con Génova a la oposición a Sánchez

La victoria del 4-M multiplicó el poder y la proyección de la presidenta madrileña, confirmada como el verso libre del PP y habilitada para desplegar sin el contrapeso de Ciudadanos todo su discurso libertario

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Miguel Osés)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Miguel Osés)

Isabel Díaz Ayuso arranca el ejercicio con los primeros presupuestos aprobados en tres años y prácticamente vía libre para desplegar sus políticas y discurso de libertad hasta las próximas elecciones. Pero el verdadero inicio de su despegue, su liberación, fue a mediados de este 2021 que acaba. La victoria del 4 de mayo multiplicó el poder y la proyección de la presidenta regional, ya sin Ciudadanos y confirmada como el verso libre del PP. Su liderazgo y trascendencia más allá de la Puerta del Sol están fuera de toda duda, hasta el punto de tener frentes abiertos con la dirección nacional de su partido y con Pedro Sánchez.

La gestión de la pandemia y su confrontación con el presidente del Gobierno ya habían elevado su popularidad muy por encima de su arranque en 2019, pero nadie a estas alturas del año pasado podía imaginar que Ayuso iba a ser el ciclón que ahora es. El 10 de marzo fue el punto de inflexión definitivo en su explosión. La moción de censura en Murcia amenazaba con un efecto dominó que la presidenta supo anticipar para liquidar con un solo movimiento su principal lastre.

Foto: Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. (EFE/J.J. Guillén)

Los resultados del 4-M despejaron un horizonte a su imagen y semejanza, sin rendir cuentas a nadie y sin el difícil equilibrio con el que era su socio. En la despedida de 2020, ajena a todo, incluso escenificó la paz con Ignacio Aguado y aseguró que "volvería a casarse con este Gobierno". Pero ella ya sabía que aquel amor era pasajero y que, en su caso, mejor sola que mal acompañada. La realidad, chascarrillos aparte, es que desde la toma de posesión no ha hecho más que crecer.

Vox, sin apenas influencia

Con el aval de las urnas y de haber reducido a la nada a la izquierda (incluido Pablo Iglesias), Ayuso infló sus velas y puso rumbo a nuevas cotas. La primera y más evidente, el Gobierno de la Comunidad de Madrid y su modelo contra el covid de evitar cualquier cierre o restricción. Su holgada mayoría no solo le permite desarrollar todas sus políticas, también han dejado a Vox en un segundo plano y sin apenas influencia en la región. No ha tocado las leyes LGTBI, pero ha conseguido su apoyo para las cuentas de 2022 y su anunciada rebaja de impuestos, con la eliminación de medio punto del IRPF en todos los tramos y la supresión de todos los tributos propios de la comunidad. Una sintonía con Rocío Monasterio que es una excepción en mitad de la guerra que su propio partido mantiene con los de Santiago Abascal.

Foto: Casado y Ayuso en la presentación del libro de Rajoy. (EFE/David Fernández)

Pero su alcance va mucho más allá. Después de arrasar en los comicios autonómicos, ha intensificado su carrera para controlar el PP de Madrid, con una lucha fratricida contra Génova que ha rebasado cualquier previsión y ha dividido el partido. Con la fecha del congreso regional como principal punto de fricción, Isabel Díaz Ayuso mantiene un pulso indisimulado con Pablo Casado que la sitúa como la Esperanza Aguirre de su tiempo, amada u odiada a partes iguales. Todavía sin fecha, los próximos meses serán tan agitados como la última Navidad.

Armonización fiscal

Y de Génova salta a Sánchez. Su balance de ayer es una pista de hasta qué punto está en condiciones de hacerle oposición desde Madrid. "2021 también ha sido el año del agravio desde el Gobierno central hacia la Comunidad de Madrid", dijo la líder popular, antes de sacar todo su repertorio. El mismo que desplegará en los dos años que le quedan de mandato, ya con la tranquilidad de un presupuesto adaptado a la actualidad y que le garantiza la viabilidad de la región.

Foto: Rocío Monasterio e Isabel Díaz Ayuso (EFE/Kiko Huesca)

La presidenta regional repasó algunos de sus proyectos, como la Ciudad de la Justicia o el Isabel Zendal, pero centró su discurso en el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos. Lo hizo con los mismos argumentos de los últimos meses y, como en los peores momentos de la pandemia, con el traje de líder de la oposición. "Quisiera recordar el infame ataque a España a través de Madrid por medio de la falsa descentralización, que solo sirve de abono para contentar a los socios de gobierno y generar agravios entre regiones. Como tampoco quiero olvidar el abandono del Gobierno a las infraestructuras de Madrid, entre otras numerosas inversiones", subrayó.

Isabel Díaz Ayuso utilizó los presupuestos generales recientemente aprobados para sostener su ofensiva contra el Ejecutivo. Recordó que la inversión en la Comunidad de Madrid se ha reducido un 8,4% respecto al año anterior, pese a que la región representa el 14% de la población y el 19% del PIB nacional. "2020 comenzó con una batalla por los impuestos de donaciones, sucesiones y patrimonio, que son un atentado contra la propiedad privada y las huchas de la clase media española: las herencias y las viviendas", añadió Ayuso, que insistió en que "no cederá" ante la armonización fiscal de Sánchez.

Isabel Díaz Ayuso arranca el ejercicio con los primeros presupuestos aprobados en tres años y prácticamente vía libre para desplegar sus políticas y discurso de libertad hasta las próximas elecciones. Pero el verdadero inicio de su despegue, su liberación, fue a mediados de este 2021 que acaba. La victoria del 4 de mayo multiplicó el poder y la proyección de la presidenta regional, ya sin Ciudadanos y confirmada como el verso libre del PP. Su liderazgo y trascendencia más allá de la Puerta del Sol están fuera de toda duda, hasta el punto de tener frentes abiertos con la dirección nacional de su partido y con Pedro Sánchez.

PP de Madrid Isabel Díaz Ayuso Pedro Sánchez Pablo Casado
El redactor recomienda