Es noticia
Menú
Incertidumbre y estafa en las fiestas de Nochevieja: "Pagué 105€ y no tengo las entradas"
  1. España
  2. Madrid
no autorizan las 5 macrofiestas

Incertidumbre y estafa en las fiestas de Nochevieja: "Pagué 105€ y no tengo las entradas"

El aumento de contagios en la Comunidad de Madrid provoca una reventa masiva en redes sociales y más del 80% de las reservas en locales de ocio nocturno se han cancelado

Foto: Un DJ en una discoteca. (Pixabay)
Un DJ en una discoteca. (Pixabay)

Los jóvenes madrileños están recurriendo a espacios como Twitter o Instagram para vender sus entradas de Nochevieja. No son optimistas ni con que la celebración de las fiestas siga adelante ni con conseguir que alguien les compre los tickets.

Álvaro es un estudiante de 20 años que pensaba salir de fiesta en Nochevieja con su grupo de amigos. Un total de doce personas consiguieron entrada para la sala Copérnico de Madrid. “Queremos venderlas porque nos está dando mal rollo. Dos de nuestros amigos están ya confinados y no queremos jugárnosla”, responde a este medio, “pero estoy viendo que me voy a comer los ‘50 pavos’ porque nadie las quiere”.

Iria, de la misma edad, tiene entradas para la sala Rococó de Madrid y su situación es parecida. Tiene algunos amigos confinados y no quiere arriesgarse a contagiarse. Está intentando venderla pero no encuentra ningún comprador. “Esta mañana nos han enviado un mensaje diciendo que iban a reducir el aforo, pero yo sigo sin querer arriesgarme”, relata a este medio.

Iván es relaciones públicas de esa discoteca y explica a El Confidencial que “queríamos vender 600 entradas pero solo llevamos 450. Queremos que sea un entorno seguro por lo que se ha apostado por reducir el aforo, teniendo a unas 350 personas en total en pista y en reservados. La entrada cuesta 50€ con barra libre toda la noche, pero mis expectativas están bajísimas. A lo largo de estos días veremos si se sigue adelante o no, pero si se cancela se devuelve el importe entero de la entrada”.

El Presidente de la Federación Nacional de Ocio Nocturno y Música en Vivo, Tito Pajares, tampoco es optimista. “En Nochebuena, más del 90% de las salas cerraron por falta de clientes y los que abrieron han generado pérdidas”, explica. “En Nochevieja se han anulado más del 80% de las reservas y teniendo en cuenta que Navidad es la temporada más importante para el ocio nocturno en Madrid, estamos preocupados. Prevemos un fin de año crítico para el sector y desde la asociación reclamamos a la Comunidad la aprobación en sus presupuestos de ayudas directas al sector. En los 20 meses que hemos estado sin actividad, 600 salas cerraron definitivamente”, detalla a El Confidencial.

"Fíate de mí"

El negocio en redes sociales por la reventa de entradas de las fiestas de nochevieja da lugar a espacios donde estafar a los más jóvenes. Lucía (nombre ficticio), comparte su experiencia con El Confidencial. Las entradas de la fiesta Wan, en la cubierta de Leganés y convocada para el próximo 1 de enero, salen a la venta por 30 € y, según se acerca la fecha del evento, ascienden hasta superar los 150 €. "Yo suelo comprarla pronto para luego revenderla aunque no vaya a la fiesta. Este año no me ha salido bien porque, como todo el mundo a mi alrededor está vendiéndolas, solo he sacado 15 € de beneficio".

Esta fiesta por el momento no se ha cancelado y la venta de entradas está agotada. La única posibilidad de hacerse con una es mediante la reventa. Noelia quiere vender las suyas porque “me da bastante miedo. Tengo la entrada desde septiembre y me muero de ganas de ir, pero las posibles consecuencias no me hacen ninguna gracia”. Hay quienes, por el momento, siguen adelante con la intención de disfrutar de la fiesta. Blanca declara que tanto ella como su grupo de amigos “pensamos que, si salimos en nochevieja y nos contagiamos, nos tenemos que confinar 10 días antes de los exámenes y así nos daría tiempo a estudiar”. Javier, por su parte, declara que "yo voy a ir al Wan. Si me pongo malo, mala suerte, igual que lo puedo pillar en el metro o en el trabajo".

Por otro lado, Lucía pensaba ir con sus amigos a otra fiesta de techno en Pinto, la conocida como Blackworks, y preguntó a través de instagram si alguien vendía entradas para la misma. Le habló un chico diciendo que él revendía las cuatro entradas que tenía con sus amigos y que no iban a ir por el aumento de casos de covid. Confió en él porque “estas cosas funcionan siempre así. Yo aviso por redes de que vendo una entrada, el que la quiere me escribe y me hace un bizum”. Esta vez no tuvo tanta suerte. Compró tres entradas por un total de 105 € euros y el joven le bloqueo de la red social. “No puedo hablarle por ninguna red social porque ha desaparecido”, concluye.

No es un caso aislado. Son varias las denuncias en la red social de twitter donde explican que el mismo usuario les ha estafado con entradas de Nochevieja y otros eventos. “Me decía que me fiara de él y lo hice, igual que la gente se fía de mí cuando vendo las mías”, explica Lucía a El Confidencial.

Andrea se ha puesto en contacto con la misma persona para pedirle entradas para la misma fiesta y “me está pidiendo un importe mayor. Dice que necesita venderlas pronto y, al preguntarle si le puedo pagar en efectivo quedando en persona, me cuenta que le viene muy mal y que por favor confíe en él, que es un ‘chaval’ de nuestra edad [24 años] y que no va con mala intención”.

Miguel (nombre ficticio) es relaciones públicas del Teatro Barceló, Florida Park, Teatro Kapital y Panda Club, entre otros. "Hay que tener cuidado. Nosotros tenemos un sistema digitalizado para adquirir las entradas por internet. Te llegan a tu correo electrónico con la política de privacidad en condiciones".

Macrofiestas canceladas

Fuentes de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior declaran a este medio que “son pocas fiestas este año. No serían macrofiestas como tal, son aforos entre 500 y 1.000 personas, no como otros años. El sector del ocio se ha cuidado mucho y serían un total de cinco fiestas en cinco municipios distintos". Esta mañana, el consejero de Presidencia, Enrique López, ha declarado que “estamos pendientes del informe de la autoridad sanitaria. Hemos recibido cinco solicitudes para la celebración de fiestas y se prevé que a lo largo del día de hoy se resuelva si siguen o no adelante”. Finalmente, la Consejería de Presidencia ha declarado a Efe que la Comunidad de Madrid no autorizará estas cinco fiestas para las que se había pedido permiso en Nochevieja -una en la ciudad de Madrid y las otras en la zona norte de la Comunidad-, debido a la situación sanitaria en la región.

Miguel defiende que este fin de semana han empezado a ver un descenso en la ocupación. "Calculo que había en torno a un 30% menos de aforo que otros días. Se ha juntado el aumento de casos covid con el regreso a casa por Navidad de muchos residentes de Madrid. Creo que en unas semanas, todo mejorará. Nosotros no tenemos grandes festivales y macrofiestas donde el aforo es descomunal". Si bien las cinco grandes no podrán llevarse a cabo, sí lo harán aquellas que "reúnan planes de contingencia covid", según ha aclarado el consejero.

"Es prudente cancelar este tipo de eventos", explica Mirón

El número de nuevos casos notificados en las últimas 24 horas - actualizados el 26 de diciembre- asciende a 3.763, según datos de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Desde los hospitales advierten del peligro de acudir a estos eventos multitudinarios. El doctor internista Manuel Mirón, del Hospital Universitario de Torrejón, explica a El Confidencial que "me parece razonable que se cancelen porque es un foco de contagio. Lo que estamos viendo en esta ola es que los casos no son tan graves. No se están colapsando las plantas y las UCIS pero sí la atención primaria y las urgencias. Es prudente cancelar este tipo de eventos porque los encuentros masivos tienen repercusión en el sistema sanitario en diferentes niveles. No, las UCIS no están hasta arriba, ¿pero qué pasa con las urgencias? Las colas son interminables y el aumento de casos provoca que no se pueda atender a pacientes que no son covid como debería".

Los jóvenes madrileños están recurriendo a espacios como Twitter o Instagram para vender sus entradas de Nochevieja. No son optimistas ni con que la celebración de las fiestas siga adelante ni con conseguir que alguien les compre los tickets.

Noticias de Madrid