Es noticia
Menú
La bajada del IBI enquista la negociación de los presupuestos de Almeida
  1. España
  2. Madrid
Cuentas de 2022

La bajada del IBI enquista la negociación de los presupuestos de Almeida

El equipo de Gobierno no acepta en ningún caso la progresividad del impuesto que plantean los ediles carmenistas. Las conversaciones, pese a la distancia entre las propuestas, continúan

Foto: José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Rodrigo Jiménez)
José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Las negociaciones por los presupuestos de la ciudad de Madrid están enquistadas. Las conversaciones entre el Gobierno municipal de PP y Ciudadanos y los ediles carmenistas han implosionado a cuenta de la bajada del IBI, que el Ayuntamiento defiende que debe ser igual para todos los tramos, hasta el 0,428 por ciento, y el Grupo Mixto que ha de ser progresivo, beneficioso únicamente para los propietarios de inmuebles por debajo de los 300.000 euros y más elevado para los grandes tenedores. Aunque José Luis Martínez-Almeida ya advirtió de que la rebaja de impuestos era una línea roja insalvable, el tira y afloja continúa.

Desde la plataforma Recupera Madrid, integrados en el Grupo Mixto, reconocen que si no se acepta esta exigencia no será posible el acuerdo para las cuentas de 2022. "No podemos aceptar sin más el regalo fiscal que pretende hacer a los propietarios de los inmuebles más caros a la vez que se endeuda en 280 millones", apuntan fuentes del sector carmenista que rompió con Más Madrid, que considera que, más que rota, la negociación está "enquistada". "Esperamos que recapaciten", añaden.

Foto: José Luis Martínez-Almeida, pensativo en el Palacio de Cibeles. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

El Consistorio, sin embargo, no está por la labor de aceptar esta demanda. Todo lo contrario. Fuentes municipales detallan a El Confidencial que la situación está en un momento "complicado" y no cambiará hasta que sus interlocutores no maticen esta exigencia. Desde que se presentaron las cuentas, hace ya varias semanas, el equipo de Gobierno insistió en que la bajada del IBI, cifrada en 60 millones de euros, era innegociable. Por eso se eligió a Vox como socio preferente, aunque la negativa sistemática de Javier Ortega Smith cambió los planes y provocó el acercamiento a los carmenistas.

Desde el Área de Hacienda, que dirige Engracia Hidalgo (PP), aseguran que se les ofreció compensar a los inmuebles y colectivos más vulnerables, pero no se aceptó y pidieron seguir con las conversaciones hasta enero, algo que no es viable porque la rebaja del IBI debe aprobarse obligatoriamente antes del 31 de diciembre. "Aprobar los presupuestos en enero supondría renunciar a la rebaja fiscal, algo inviable para nosotros", señalan desde la concejalía.

Foto: Javier Ortega Smith y José Luis Martínez-Almeida, durante la reunión de presupuestos. (Ayuntamiento de Madrid)

La primera enmienda parcial presentada por Recupera Madrid reclama que los inmuebles de naturaleza urbana con un valor catastral de hasta 300.000 euros baje al 0,4 por ciento, el mínimo por ley; se mantenga en el 0,456 en los que están entre los 300.000 y el millón de euros, y se eleve al 1,3 por ciento en los superiores a ese importe. En el caso de que no haya acuerdo, los concejales carmenistas recurrirán a la enmienda a la totalidad que también presentaron.

No obstante, desde el Grupo Mixto ya han presentado una nueva propuesta al equipo de PP y Ciudadanos. Plantean que el Ayuntamiento renuncie a la bajada lineal de 60 millones de euros y a cambio ellos harán lo propio con la subida a los inmuebles de más de 6 millones de euros. La intención es que solo sean bonificados los que estén por debajo 200.000 euros de valor catastral. Hacienda, que había convocado de urgencia la comisión del ramo para esta misma tarde, la ha desconvocado y programado para el próximo jueves, con el fin de ganar algo más de tiempo en la negociación, que sigue en punto muerto.

Exigencias

Como ha informado este diario, las enmiendas del Grupo Mixto distinguen entre aspectos "simbólicos", como la memoria histórica o las ayudas al colectivo LGTBI, con propuestas relativas a los ingresos y las inversiones en Madrid. Recupera considera que las principales prioridades de la ciudad y los madrileños tienen que ver con la desigualdad, la movilidad y el acceso a la vivienda. Así, a tenor de las competencias municipales, proponen, además de la bajada progresiva del IBI, que el Ayuntamiento gestione de forma directa el ingreso mínimo vital (IMV), como ya ocurre en la Barcelona de Ada Colau, o la gratuidad del transporte público en las horas punta de la mañana y la tarde al menos hasta que el tráfico de viajeros de la red vuelva a los niveles previos a la pandemia.

Las negociaciones por los presupuestos de la ciudad de Madrid están enquistadas. Las conversaciones entre el Gobierno municipal de PP y Ciudadanos y los ediles carmenistas han implosionado a cuenta de la bajada del IBI, que el Ayuntamiento defiende que debe ser igual para todos los tramos, hasta el 0,428 por ciento, y el Grupo Mixto que ha de ser progresivo, beneficioso únicamente para los propietarios de inmuebles por debajo de los 300.000 euros y más elevado para los grandes tenedores. Aunque José Luis Martínez-Almeida ya advirtió de que la rebaja de impuestos era una línea roja insalvable, el tira y afloja continúa.

José Luis Martínez-Almeida Partido Popular (PP) Javier Ortega Smith