Es noticia
Menú
¿Dónde están las mujeres? Solo un 4% de las estatuas de Madrid las homenajean
  1. España
  2. Madrid
15 años de la última

¿Dónde están las mujeres? Solo un 4% de las estatuas de Madrid las homenajean

La de Clara Campoamor en 2006 es la última escultura dedicada a una mujer inaugurada en las calles de la capital. El número de monumentos que homenajean a hombres es 10 veces mayor

Foto: Imagen: Irene Gamella.
Imagen: Irene Gamella.

El 8 de marzo de 2006, con motivo del Día Mundial de la Mujer y en el 75.º aniversario de la aprobación del sufragio femenino, Alberto Ruiz-Gallardón, entonces alcalde de Madrid, inauguró un busto en homenaje a Clara Campoamor, abogada, escritora y figura política clave en la lucha por los derechos de las mujeres en España durante el siglo XX. Esa estatua, obra del escultor vasco Lucas Alcalde y situada en la plaza Guardias de Corps, en la céntrica zona de Conde Duque, es la última en honor a una mujer que se ha inaugurado en la ciudad.

Desde entonces han pasado 15 años y la escasa presencia femenina entre los elementos escultóricos de la capital no ha mejorado. Solo un 4% de las estatuas homenajean o representan a mujeres, mientras que las dedicadas a hombres son un 44%.

Las cifras están extraídas del inventario que publica el Ayuntamiento en su portal de datos abiertos. La Dirección General de Intervención en el Paisaje Urbano y el Patrimonio Cultural tiene inventariados 1.850 monumentos de diversos tipos, entre ellos las estatuas, las esculturas conceptuales o abstractas y los grupos escultóricos, objetos de este artículo.

En total hay 577 elementos de esos tres tipos, 254 de los cuales están dedicados a hombres y 25 a mujeres. El peso de los hombres (91%) es 10 veces mayor que el de las mujeres (9%) entre los que homenajean a personas concretas. Es algo común en la mayoría de las ciudades, consecuencia de la invisibilidad de la mujer a lo largo de la historia. En Barcelona, hasta 2020, las estatuas dedicadas a mujeres eran 14 por 168 de hombres, explicó en ‘La Vanguardia’ María Isabel Gascón, presidenta del Grup d'Història de les Dones que fan Història.

"Las mujeres, además de haber estado marginadas en el espacio público porque han tenido limitado el acceso a las Cortes, al gobierno de los Estados, es que han tenido limitado algo más importante: la capacidad de formación para el ámbito profesional", dice Antonia Fernández, profesora de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Asociación Española de Investigación de Historia de las Mujeres (AEIHM).

"Obviamente, ha habido mujeres que han roto esos límites, desde el mundo romano hasta el siglo XIX o XX, cuando tuvieron la oportunidad de formarse. Pero toda la historiografía del arte, la literatura o la política también excluye de sus relatos y narraciones a las mujeres. Y eso hace que hasta mediados del siglo XX desconozcamos a parte de las mujeres que escribieron, pintaron, gobernaron o tuvieron algún tipo de actividad en la resistencia", añade.

Según un reciente estudio elaborado por Art UK, en Londres las estatuas que representan a animales (8%) doblan a las de mujeres (4%), algo que no sucede en Madrid: las estatuas de animales son menos que las de mujeres, aunque no muchas menos. En Londres, las dedicadas a hombres son un 21% del total y un 79% de las que homenajean a personas. Tras conocerse el resultado del estudio, en el que colaboró el Ayuntamiento, el alcalde de la capital británica anunció una inversión de 1,2 millones de euros para promover una mayor diversidad y representatividad en el espacio público londinense.

"Durante demasiado tiempo, las estatuas, nombres de las calles y los edificios de nuestra capital han mostrado solo una perspectiva limitada de la compleja historia", dijo Sadiq Khan. "Estoy decidido a hacer todo lo posible para asegurar que nuestro espacio público presente una imagen más completa de todos los que han hecho de Londres la ciudad increíble que es hoy".

Foto: Juana Inés de la Cruz.

Aunque desde la mitad del siglo XX las protagonistas han cambiado (se han inaugurado obras en honor de escritoras como Beatriz Galindo 'La Latina', sor Juana Inés de la Cruz y Elena Fortún, o personajes de la ciudad como Ángeles Rodríguez Hidalgo, la abuela rockera), la mayor parte de las estatuas y esculturas dedicadas a mujeres en Madrid homenajean a re‌inas.

El reducido acceso al poder

Las mujeres que tienen estatuas dedicadas en Madrid son muchas menos que los hombres, pero el abanico de actividades también es más reducido. "Históricamente, a la mujer se le ha adjudicado el espacio doméstico. Y a los hombres, el espacio público. Por tanto, en el espacio público se ha visibilizado aquello que tiene importancia en el ámbito público. De ahí que haya fundamentalmente mujeres ligadas al campo de la política", apunta Fernández.

Foto: El Teatro Real en la Plaza Isabel II. (EFE/Luca Piergiovanni) Opinión

Isabel la Católica e Isabel II han sido homenajeadas con dos estatuas cada una. La otra mujer con la que sucede lo mismo es Clara Campoamor: el busto inaugurado en 2006 se sumó a una estatua que luce desde 1988 en la avenida General Fanjul, en el barrio de Las Águilas.

El busto de Campoamor de 2006, que es la única estatua dedicada a una mujer inaugurada en lo que va de siglo, tuvo que ser repuesto hace cinco años tras ser robado. Su autor hizo una copia. Era la segunda vez que lo hacía: el busto instalado en 2006 era casi idéntico a otro que ya había hecho para un centro cultural de Barakaldo. Fue después de hacer ese cuando le contactaron del Ayuntamiento de Madrid para instalar uno en la ciudad natal de la política.

placeholder El busto de Clara Campoamor en la plaza Guardias de Corps es el último dedicado a una mujer inaugurado en Madrid. (EFE/PSOE/Eva Ercolanese)
El busto de Clara Campoamor en la plaza Guardias de Corps es el último dedicado a una mujer inaugurado en Madrid. (EFE/PSOE/Eva Ercolanese)

En mayo de este año, el Ayuntamiento anunció una nueva estatua dedicada a una mujer, la reina Juana I de Castilla. Estará situada en el paseo de los Reyes, en el parque de El Retiro, y será obra de la artista Iria Gobra. Antes se ha inaugurado una en homenaje a Antonio Mercero, una cabina telefónica similar a la utilizada en su célebre película 'La cabina'. Y, hace unas semanas, el Ayuntamiento de Madrid acordó dedicarle una al filósofo Antonio Escohotado, recientemente fallecido.

La invisibilidad en el espacio público

Con motivo de los dos últimos 8-M, el colectivo Carantonia realizó una acción para reivindicar la presencia femenina en el espacio público y la memoria colectiva: colocó rostros de mujeres en estatuas de la plaza de Oriente y el parque del Oeste, en Madrid. "Las calles y monumentos son una especie de recordatorio, a modo casi de información subliminal, de que nosotras no somos ni seremos parte de la memoria colectiva ni de la historia. Quedamos en Colón o en Argüelles. Vamos de compras a Goya o a Conde de Peñalver. Vivimos en la calle de Alonso Núñez o Bravo Murillo. Y así vamos normalizando que la ciudad no es cosa nuestra, que es cosa de hombres", declaró el colectivo a 'El País'.

"[Que haya estatuas dedicadas a mujeres] es importante porque a partir de la estatuaria se puede conocer su historia y ensalzar los valores, los saberes y la participación social que han tenido en sus propias localidades y sociedades", explica Fernández, que también señala la política de placas de varios ayuntamientos o "el asunto pendiente" del nombre de las calles. "Visibilizan el reconocimiento por la función social que ha desarrollado a nivel local o nacional", dice. La próxima mujer en tener dedicada una en Madrid será la escritora Almudena Grandes, también fallecida hace poco.

Pero, por encima de homenajes en el espacio público, que son necesarios, Fernández señala que es necesario que esa parte de la historia también esté presente en la educación. "Me interesa menos el hecho de que tengan visibilidad en el espacio público a través de una estatuaria en la que puede que no nos fijemos que el hecho de que el colectivo femenino y todas las actividades que ha desarrollado a lo largo de la historia, y sin las cuales la vida y las sociedades hubieran evolucionado de otra manera, no estén presentes en los relatos historiográficos en la escuela".

Metodología

El Ayuntamiento de Madrid mantiene actualizado en su portal de datos abiertos la información de 'Monumentos de la ciudad de Madrid', que incluye datos de los siguientes tipos de monumentos: edificación singular, elemento conmemorativo o lápida, elemento de ornamentación, escultura conceptual o abstracta, fuente, estanque o lámina de agua, grupo escultórico, puente o construcción civil y puerta o arco triunfal.

Para este artículo solo se han tenido en cuenta las estatuas, esculturas conceptuales o abstractas y grupos escultóricos dedicados a personas concretas, aunque no sean una representación física de las mismas. Se han excluido las dedicadas a vírgenes y a San José, pero sí se han incluido las que representan a santos y santas.

El 8 de marzo de 2006, con motivo del Día Mundial de la Mujer y en el 75.º aniversario de la aprobación del sufragio femenino, Alberto Ruiz-Gallardón, entonces alcalde de Madrid, inauguró un busto en homenaje a Clara Campoamor, abogada, escritora y figura política clave en la lucha por los derechos de las mujeres en España durante el siglo XX. Esa estatua, obra del escultor vasco Lucas Alcalde y situada en la plaza Guardias de Corps, en la céntrica zona de Conde Duque, es la última en honor a una mujer que se ha inaugurado en la ciudad.

Reino Unido
El redactor recomienda