Es noticia
Menú
Los escándalos de Noelia Posse, el talón de Aquiles del PSOE contra la corrupción
  1. España
  2. Madrid
La oposición pide su dimisión en un pleno

Los escándalos de Noelia Posse, el talón de Aquiles del PSOE contra la corrupción

El Gobierno socialista de Móstoles, el primer municipio en población tras la capital, se aferra al cargo tras su imputación en bloque por prevaricación y malversación, amparados en el silencio y la inacción de la dirección del partido

Foto: La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, durante el pleno de su reprobación con sus concejales. (EFE/David Fernández)
La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, durante el pleno de su reprobación con sus concejales. (EFE/David Fernández)

La nueva dirección del PSOE de Madrid señaló el último congreso regional como un punto de inflexión para mirar al futuro. El partido, sin embargo, arrastra una vieja hipoteca que se ha cronificado y que debilita su argumentario en una de las cuestiones más comprometidas: la corrupción. Cualquier discurso o alegato en ese sentido convive con los escándalos de Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles, de nuevo en el foco mediático tras la imputación de su Gobierno por malversación y un delito de prevaricación continuada por, supuestamente, perdonar una deuda de casi dos millones y medio de euros a una empresa dedicada a las inspecciones de ITV. Señalados este jueves por los grupos de la oposición durante un pleno extraordinario, Posse y sus concejales se niegan a dimitir.

El ruido en torno al Gobierno local no es nuevo. Desde su llegada al poder a finales de la pasada legislatura, en 2018, la gestión de la alcaldesa socialista ha estado siempre envuelta en un aura de presuntas irregularidades y nepotismo. La sesión celebrada a propósito de la citación judicial, que, además, sirve para confirmar que una moción de censura es inviable, es el penúltimo episodio de este culebrón. Solo PP, Vox y los tres ediles que quedan de Cs votaron a favor, con la abstención de Más Madrid Ganar Móstoles, que fue quien presentó la querella y no se sumó a la derecha por la imposibilidad de que la iniciativa prospere. La mayoría de PSOE, Podemos y los dos concejales tránsfugas de la formación naranja blindan a la regidora y su equipo.

Foto: Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles, en una imagen de octubre de 2019. (EFE)

Pero la fuerza de Posse va más allá de la aritmética de la Cámara municipal. Al tiempo que los escándalos se suceden, el PSOE se mantiene en el silencio y en una posición muy tibia, cuando no de cierto proteccionismo. Incluso cuando se supo que la alcaldesa había convertido el ayuntamiento en una suerte de agencia de colocación familiar, con la incorporación a dedo de su hermana y varios amigos como cargos de confianza y la concesión de un complemento salarial de más de 1.500 euros a un tío que trabajaba en el consistorio. Además, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Madrid anuló la contratación del gerente de Urbanismo, también cercano a la regidora, por no adecuarse a los requisitos del puesto. Pero apenas pasó nada.

El PSOE-M no tomará ninguna decisión sobre la imputación de Posse y sus ediles hasta que no declaren ante el juez y decida si abre juicio oral

El PSOE-M, entonces dirigido por José Manuel Franco, no fue más allá de una suspensión de militancia de nueve meses. Y, ahora, cuando la sombra de la corrupción planea de nuevo, la nueva estructura del partido tampoco ha tomado ninguna decisión. Fuentes de la dirección socialista en Madrid explican a El Confidencial que, tras conocerse la imputación, se requirió a los concejales afectados que informaran de su situación procesal con el fin de elevarlo a la Comisión de Ética, pero hasta ahí. Un extremo que irrita a otros cargos del partido a nivel municipal, hastiados por el desgaste que supone. "Es de no creer", apuntan.

Analizado el expediente, añaden las mismas fuentes, concluyen que sin la apertura de juicio oral no se puede aplicar el código ético ni imponer ninguna medida disciplinaria. Todo está supeditado a la decisión que tome el juez tras la declaración de Posse y sus concejales investigados, si archiva o el caso o decreta su procesamiento, prevista para el mes de febrero. Entonces, aseguran, actuarán con "contundencia".

Contacto en Moncloa

No obstante, lo cierto es que esa pretendida contundencia también está hipotecada en parte. Al menos hasta la fecha. Como informó este diario, Posse salió indemne de cualquier investigación por su amistad con Iván García Yustos, exconcejal del PSOE en Móstoles, director del Departamento de Asuntos Institucionales del Gobierno y asesor cercano a Pedro Sánchez. La protección es tal que también se intentó parar la querella por el caso de la ITV.

Foto: La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse.

La querella presentada por Más Madrid Ganar Móstoles sostiene que la Junta de Gobierno aprobó por vía de urgencia, presuntamente de manera irregular, una condonación de la deuda de 615.000 euros a la mercantil ITV Móstoles SL en octubre de 2020. Además, según la denuncia, en 2011 la entidad fue la adjudicataria de un contrato que obligaba a pagar un canon municipal que, sin embargo, no se satisfizo durante varios ejercicios.

Interventor cesado

La formación que lidera Mónica García a nivel regional puso en conocimiento del juez que la alcaldesa presionó a los concejales para sacar adelante un fraccionamiento, “sin ningún tipo de intereses ni garantía, a nada menos que 30 años vista”, del resto de la cantidad que adeudaba la sociedad, con una rebaja del 50 por ciento en el canon de 2020 y años siguientes. Lo hizo aunque el interventor advirtió de que esta maniobra suponía un menoscabo para las arcas públicas, con el consiguiente envío al Tribunal de Cuentas, que también investiga lo sucedido. El funcionario, sin embargo, fue destituido el pasado 5 de mayo.

Foto: La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, tras ser reprobada por todos los grupos municipales por los nombramientos de cargos de confianza en 2019. (EFE)

Su cese fue la última entrega de la espiral de polémicas de Posse, que arrancaron apenas aterrizó en el ayuntamiento con la celebración del festival Amanecer Bailando. Este jueves, precisamente, se ha celebrado también un pleno ordinario en el que se ha recordado este episodio, que según la oposición ha dejado un agujero en las cuentas de 247.000 euros por facturas impagadas por desperfectos. El PP ha presentado una moción para reclamar esa cantidad a los promotores, pero tampoco ha salido adelante. Según denunciaron en 2018, Posse cedió un espacio protegido para el desarrollo del macroevento sin ninguna garantía.

La nueva dirección del PSOE de Madrid señaló el último congreso regional como un punto de inflexión para mirar al futuro. El partido, sin embargo, arrastra una vieja hipoteca que se ha cronificado y que debilita su argumentario en una de las cuestiones más comprometidas: la corrupción. Cualquier discurso o alegato en ese sentido convive con los escándalos de Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles, de nuevo en el foco mediático tras la imputación de su Gobierno por malversación y un delito de prevaricación continuada por, supuestamente, perdonar una deuda de casi dos millones y medio de euros a una empresa dedicada a las inspecciones de ITV. Señalados este jueves por los grupos de la oposición durante un pleno extraordinario, Posse y sus concejales se niegan a dimitir.

Moncloa Madrid Tribunal de Cuentas Rafael Simancas Móstoles
El redactor recomienda