Por la senda mágica medioambiental de Arroyomolinos
  1. España
  2. Madrid
al suroeste de madrid

Por la senda mágica medioambiental de Arroyomolinos

El Consejo Mundial de Criaturas Mágicas quiso que este recorrido de kilómetro y medio fuese ejemplo de reciclaje

Foto: La senda mágica de Arroyomolinos es una actividad para toda la familia. (J.G.)
La senda mágica de Arroyomolinos es una actividad para toda la familia. (J.G.)

La educación medioambiental se ha asentado con fuerza en la base de la formación de la sociedad para revertir algunos de los hábitos del ser humano que están devastando el planeta. Cambio climático, deforestación y esquilmación de recursos primarios, además de la contaminación por residuos y vertidos, son los grandes problemas generados por la huella de la actividad humana.

Si cualquiera de nosotros mira hacia atrás, vemos el avance tan impresionante que hemos vivido en los últimos cuarenta años. En nuestra infancia, los parques urbanos escaseaban, Félix Rodríguez de la Fuente y su legado era el referente de la protección de la naturaleza y se reciclaba, como mucho, las botellas de la gaseosa y los botellines de cerveza. Hoy todo eso ha cambiado.

Foto: Terreno desprendido por la erosión en Arroyomolinos.

Según España ha avanzado por la senda de Europa, con la permeabilidad de las diferentes culturas y las normas de obligado cumplimiento de la Unión, nos hemos equiparado a nuestros vecinos en muchos conceptos medioambientales y en la forma de comprender que tenemos un problema global que afecta a todo el planeta. Educación y concienciación que nos permite ver hoy como algo normal la creación de una atracción turística que sólo emplea elementos naturales y la imaginación. Si hace cuatro décadas nos cuentan que iba a ser un éxito una senda naturalizada en la que sólo vamos a ver figuras de hadas y gnomos, arroyos, pequeños animales, árboles y que el único hotel del recinto es uno para insectos, pensaríamos que esas fábulas de esos países del norte de Europa.

placeholder 'La magia está en ti'. (J.G.)
'La magia está en ti'. (J.G.)

Es la magia de la senda abierta en la localidad madrileña de Arroyomolinos. La sociedad ha establecido que son siete las “R” implicadas en el proceso de reciclaje: reducir, reutilizar, recuperar, reciclar, rediseñar, reparar y renovar, condensadas para el común de los mortales en las cuatro primeras. El Consejo Mundial de Criaturas Mágicas quiso que la Senda Mágica de Arroyomolinos fuese ejemplo de reciclaje y pidió a los seres humanos que creasen este recorrido de kilómetros y medio a partir de los restos vegetales que Filomena dejó a su paso. Reciclar la madera de los árboles caídos para reutilizarlos en la creación de criaturas fantásticas y reducir el consumo de materias primas.

Foto: Terreno desprendido por la erosión en Arroyomolinos.

Julián Solís es coordinador de Patrimonio y Turismo del Ayuntamiento de Arroyomolinos, ebanista y técnico superior forestal. Sus manos y su imaginación crearon la senda interpretativa. Donde todos vimos destrucción por el paso de Filomena, él vio una forma diferente de educar y concienciar a los más pequeños de la casa. Y a los mayores, porque nosotros somos responsables de la huella que estamos dejando en el planeta y nosotros, los mayores, somos quienes podemos tomar decisiones para minimizar ese impacto.

placeholder Senda del Ayuntamiento. (Autora: Carla Robles)
Senda del Ayuntamiento. (Autora: Carla Robles)

Solís cuenta que el paseo, de acceso libre, vallado, señalizado y en el que han trabajado los alumnos del Centro de Capacitación Agraria de Villaviciosa de Odón, “está siendo un éxito turístico, no sólo por los visitantes de Madrid. Llegan vecinos de provincias limítrofes como Ávila, Toledo o Guadalajara. En la web del Ayuntamiento de Arroyomolinos tenemos las indicaciones para llegar y una guía en formato .PDF para que los niños puedan jugar a localizar figuras y hacer aún más atractivo y divertido este paseo por la Senda Mágica.

Cambio climático Reciclaje
El redactor recomienda