Es noticia
Menú
Pedro Sánchez obvia a Ayuso y desborda triunfalismo pese a la crisis del PSOE-M
  1. España
  2. Madrid
Congreso regional de los socialistas

Pedro Sánchez obvia a Ayuso y desborda triunfalismo pese a la crisis del PSOE-M

El presidente del Gobierno ha acompañado al nuevo secretario general del PSOE-M en el congreso regional del partido, sin apenas referencias a la difícil situación que atraviesa desde las elecciones del 4-M

Foto: Pedro Sánchez y Juan Lobato, durante el congreso regional del PSOE-M. (EFE/Víctor Lerena)
Pedro Sánchez y Juan Lobato, durante el congreso regional del PSOE-M. (EFE/Víctor Lerena)

Pedro Sánchez ha utilizado el inicio del XIV congreso regional del PSOE-M para lanzar un mensaje triunfalista sobre su gestión. Sin una sola mención a Isabel Díaz Ayuso, lo ha hecho, precisamente, en una plaza donde el partido atraviesa una situación muy delicada tras las elecciones del 4-M, difuminado en la oposición y, por primera vez en mucho tiempo, sin ser la referencia de la izquierda, superado por Más Madrid. "España va mejor y el próximo año iremos aún mejor", presumió el presidente del Gobierno, sin atisbo de autocrítica.

Sánchez, que únicamente se refirió a lo ocurrido en mayo como una situación "crítica y compleja", rápidamente derivó su discurso a una enumeración de logros y éxitos en los últimos meses. Sacó pecho por el aumento del salario mínimo, la vacunación, las leyes de vivienda y eutanasia, el papel de los ERTE o los datos de empleo, con un nuevo ataque a Pablo Casado por su "confrontación" en los últimos meses. "¿Estamos en la recuperación o en quiebra? Cómo estábamos hace un año y cómo estamos ahora", preguntó de forma retórica en alusión al cerca de 90 por ciento de españoles con la pauta completa y los millones de empleados, según el presidente en niveles previos a la crisis de 2008. Además, anunció un nuevo plan de salud mental y avanzó que derogará la ley de Seguridad Ciudadana, denominada como 'Ley Mordaza'. "Somos un Gobierno que cumple", añadió exultante ante cargos y compromisarios del partido, en uno de los pabellones de Ifema.

Foto: El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a la senadora socialista y exsecretaria general del PSOE andaluz Susana Díaz (c). (EFE/Jorge Zapata)

Madrid acogía este congreso en un momento capital, pero el también secretario general del PSOE solo pasó de puntillas. Ni Ayuso ni siquiera puntales argumentales como las políticas fiscales o el supuesto dumping de la región. La línea a seguir fue la manifestada hace semanas en el congreso de Valencia, con la bandera de la socialdemocracia como argumento principal, acaso esta vez con un ojo puesto en el acto de Yolanda Díaz a la misma hora y en esa misma ciudad, con la presentación del denominado "frente amplio" a la izquierda de los socialistas. "Tenemos la salida neoliberal o la salida socialdemocráta, que es la única ideología en pie", dijo en referencia a otros gobiernos como los países escandinavos o la administración Biden en Estados Unidos.

El compromiso de "reforzar el estado del bienestar" y "ensanchar las mayorías sociales" marcaron su catálogo de éxitos, así como los reproches a la derecha y a la ultraderecha por sus críticas desde el inicio de la pandemia y por poner "palos en las ruedas para que no lleguen los fondos europeos" La única mención a Madrid fue justamente para apuntalar esta idea, al recordar que el Grupo Socialista en Asamblea sí ha tendido a la mano para negociar los Presupuestos. No hubo tiempo o no quiso que lo hubiera para Ayuso, su némesis desde hace meses, pero sí para Casado. "Lo que está en quiebra es su sentido de Estado", espetó el presidente del Gobierno, parafraseando al líder popular y su advertencia sobre la deriva y el colapso económico de España por la coalición del PSOE y Unidas Podemos.

Foto: La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, posa antes de la entrevista. (Jesús Hellín)
"El feminismo y la socialdemocracia no están huérfanos"
Ignacio S. Calleja Fotografía: Jesús Hellín

Sánchez acompañó al nuevo secretario general del PSOE-M, Juan Lobato, que tampoco hizo ninguna alusión directa a la dirigente autonómica, aunque sí velada. El líder de los socialistas en la región situó el congreso como "un punto de inflexión en la historia" del partido, con un horizonte basado también en los pilares de la socialdemocracia, como el refuerzo de los servicios públicos, con 555 días por delante para rearmarse antes de los comicios de 2023. "Es el congreso para ganar Madrid", reiteró. Lobato aludió durante su intervención a "partir de la realidad" de la Comunidad de Madrid, pero lo cierto es que únicamente se refería al Ejecutivo regional. Habló de sus objetivos a corto y medio plazo, pero no tanto de la situación del partido y sus debilidades. Otras voces socialistas, sin embargo, sí han destacado públicamente en las últimas horas que que necesitan salir a la calle y acercarse de nuevo a la ciudadanía.

Sea como fuere, Lobato se centró en denunciar las carencias del sistema sanitario y educativo madrileño, reflejado en las listas de espera en la actualidad, el gasto previsto en las cuentas regionales de 2022 y la falta de plazas en Formación Profesional, entre otros. "Deja en evidencia cuáles son las prioridades del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que no son ni las personas ni los servicios públicos", dijo el secretario general, siempre sin pronunciar el nombre de la presidenta popular.

Así, el también portavoz del partido en la Asamblea de Madrid hizo un llamamiento para configurar "el Madrid que queremos", consciente de las dificultades. "Nadie dijo que fuera fácil", subrayó Lobato, tras instar a todo el partido, desde los cargos orgánicos a la militancia, a "levantar la bandera del PSOE más alta que nunca". Estuvo arropado en el congreso por la presidenta del partido, Cristina Narbona, los ministros Margarita Robles, Pilar Llop y José Manel Albares, y los secretarios de CC.OO y UGT en Madrid, Paloma López y Luis Miguel Reíllo, respectivamente. También Isaura Leal, la presidenta de la gestora que se ha ocupado de la agrupación tras la dimisión de José Manuel Franco. Todos coincidieron en armar un frente común contra el PP en la Comunidad de Madrid y tanto Sánchez como Lobato tuvieron palabras de agradecimiento para Franco y Leal por su labor.

Estrategia en la región

La estrategia de Lobato a corto plazo será articular una hoja de ruta en la ciudad de Madrid, con la elección de un secretario general, y crear un consejo de alcaldes y portavoces con un papel importante en la dirección regional. La intención no es otra que dar un impulso a la fuerza que los socialistas mantienen todavía en la región: los grandes municipios donde gobierna. A pesar del giro del 4-M, cuando Ayuso arrasó en 177 de las 179 localidades de la comunidad, en 2019 sí lograron vencer en ayuntamientos potentes como Alcalá de Henares, Getafe, Leganés, Parla o Fuenlabrada, entre otros, además de recuperar Alcorcón

La situación del PSOE en Madrid es delicada, especialmente desde las elecciones del pasado 4 de mayo. Después de derrotas continuas el partido ha tocado fondo y ha dejado de ser la primera opción de la izquierda, superado en votos por Más Madrid y completamente diluido en la oposición. Este escenario es aún más grave en la capital, donde figura como la cuarta fuerza, con solo ocho concejales. Los últimos años en Cibeles se han caracterizado por un baile de nombres y palos de ciego, con el paracaidista Pepu Hernández como último fiasco. La portavocía la asumió Mar Espinar hace apenas dos meses.

Pedro Sánchez ha utilizado el inicio del XIV congreso regional del PSOE-M para lanzar un mensaje triunfalista sobre su gestión. Sin una sola mención a Isabel Díaz Ayuso, lo ha hecho, precisamente, en una plaza donde el partido atraviesa una situación muy delicada tras las elecciones del 4-M, difuminado en la oposición y, por primera vez en mucho tiempo, sin ser la referencia de la izquierda, superado por Más Madrid. "España va mejor y el próximo año iremos aún mejor", presumió el presidente del Gobierno, sin atisbo de autocrítica.

Madrid Pedro Sánchez
El redactor recomienda