Es noticia
Menú
García Egea y Miguel Ángel Rodríguez vuelan los puentes en la crisis por el poder en Madrid
  1. España
  2. Madrid
Tormenta del PP

García Egea y Miguel Ángel Rodríguez vuelan los puentes en la crisis por el poder en Madrid

Ambos se mantienen en sus posiciones respecto al congreso del PP regional. Casado no ha hablado con la presidenta, que coincidirá con el secretario general en Puertollano el sábado

Foto: El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea. (EFE/J.J. Guillén)
El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea. (EFE/J.J. Guillén)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ni Génova ni la Puerta del Sol están dispuestos a ceder un milímetro en sus exigencias en la batalla por el control del PP de Madrid. Los canales de comunicación en este momento están rotos, según han confirmado fuentes de ambas partes. Los equipos se achacan mutuamente filtraciones interesadas y los dos hombres fuertes de este pulso, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el jefe de gabinete de Isabel Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, tampoco han mantenido contacto alguno pese a la escalada de tensión. El pasado mes de marzo, como adelantó El Confidencial, tuvieron un fuerte encontronazo a cuenta del adelanto electoral en Madrid y de la confección de las listas que acabó con el alcalde como candidato por accidente durante unas horas. En estos días, no ha habido llamadas ni mensajes.

Ahora, unos y otros están en rebajar los ánimos con un mensaje de “unidad” en público que no se corresponde con los movimientos que se hacen en privado, donde reconocen que “no hay noticias” cuando se pregunta por un acercamiento entre las partes. La presión se ha intentado trasladar a Pablo Casado, al que se reclama “un gesto” que ponga “orden”. El líder del PP no tiene previsto bajar al barro en este asunto y, según fuentes de toda solvencia, no consta que haya contactado con Díaz Ayuso para mediar en una guerra que la dirección nacional considera que “ahora no toca”. Un paso mal dado puede interpretarse en el partido como símbolo de debilidad de Génova frente a la presidenta madrileña.

Foto: Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida en la festividad de la Virgen de la Paloma. ( EFE/Chema Moya)

Casado tampoco tiene en su agenda un próximo encuentro con Díaz Ayuso. Está por ver cuándo coincidirán. De momento, este fin de semana asistirán en días distintos al congreso del PP en Castilla-La Mancha, donde será reelegido Paco Núñez. El presidente clausurará el domingo, mientras que Díaz Ayuso está citada para el sábado. Ese mismo día, también acudirá García Egea, con quien la relación es nula dado que, como publicó El Confidencial, la presidenta le tiene bloqueado en el WhatsApp. No está previsto que se encuentren, ya que el secretario general intervendrá por la mañana en la apertura y la presidenta lo hará después en una mesa. El precedente de la convención de Valencia no es tampoco alentador, ya que el equipo de la madrileña percibió “favoritismo” con los barones afines, como los de Valencia y Murcia.

Las encuestas internas reflejan que la pugna en Madrid está desgastando el partido y en Vox se frotan las manos. El calendario es endiablado en sí mismo. Si finalmente Díaz Ayuso y Martínez-Almeida acaban enfrentados en un congreso regional en el segundo semestre de 2022, llegarían aún con “sangre en las manos” a las elecciones de 2023. En el peor de los casos, y si se fuera a una segunda vuelta, podría darse el supuesto de que la presidenta ganase entre los afiliados y el alcalde, entre los compromisarios.

Foto: Martínez-Almeida, Ayuso y Casado. (EFE/Javier Lizón)

Díaz Ayuso y Martínez-Almeida coincidirán hoy en la tradicional misa de La Almudena. Ambos tirarán de argumentario ante los periodistas. La consigna es no poner en riesgo el llamado 'tique electoral' para la comunidad y el ayuntamiento. “Siempre de la mano de Almeida”, aseguraba en la entrevista a este diario hace menos de una semana la presidenta. La relación entre ellos es de amistad, pero ambos saben que cuando lo que está en juego es el futuro político, “no hay amigos”, señala un colaborador que argumenta que el comportamiento de Díaz Ayuso con Pablo Casado es un “buen ejemplo de que en política todo vale”.

El último encuentro público entre la presidenta y el alcalde se produjo en la convulsa Junta Directiva del PP de Madrid celebrada el pasado viernes 29 de octubre, en la que se evidenciaron las diferencias entre ambos de cara al futuro reparto de poder en la organización. Apenas 24 horas antes, la presidenta y el alcalde comieron juntos en la Puerta del Sol y, como contó El Confidencial, Martínez-Almeida trasladó a Díaz Ayuso la necesidad de una “tercera vía” para presidir el PP de Madrid. El alcalde hizo ese día de mediador de Génova sin mucha suerte, como quedó en evidencia en el posterior discurso de la presidenta, donde dejó claro que su único camino es tomar el mando del partido sin injerencias.

Ni Génova ni la Puerta del Sol están dispuestos a ceder un milímetro en sus exigencias en la batalla por el control del PP de Madrid. Los canales de comunicación en este momento están rotos, según han confirmado fuentes de ambas partes. Los equipos se achacan mutuamente filtraciones interesadas y los dos hombres fuertes de este pulso, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el jefe de gabinete de Isabel Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, tampoco han mantenido contacto alguno pese a la escalada de tensión. El pasado mes de marzo, como adelantó El Confidencial, tuvieron un fuerte encontronazo a cuenta del adelanto electoral en Madrid y de la confección de las listas que acabó con el alcalde como candidato por accidente durante unas horas. En estos días, no ha habido llamadas ni mensajes.

Madrid PP de Madrid Valencia
El redactor recomienda