Ayuso activa una batalla nacional contra las denuncias falsas y apunta a las leyes LGTB
  1. España
  2. Madrid
UN ENDURECIMIENTO NACIONAL

Ayuso activa una batalla nacional contra las denuncias falsas y apunta a las leyes LGTB

La presidenta regional pone el foco en las denuncias falsas, haciendo gala de un discurso duro que no se veía en el PP, y apuesta por llevar el asunto a nivel nacional

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Isabel Díaz Ayuso ha dado un vuelco al tono del PP madrileño. Desde su llegada al poder, ha hecho gala de un discurso "sin complejos" respecto a la izquierda, que se ha acentuado tras la amplia mayoría lograda el 4 de mayo. La popular ha hecho de esto su seña de identidad y ha dado un paso más al poner el foco en el combate contra las denuncias falsas, tratando de abrir el debate no solo en Madrid, sino de extenderlo a todo el país. La presidenta defiende que es necesaria una reforma a nivel nacional para endurecer su castigo y su Gobierno trabaja en iniciativas en este sentido, mientras que analiza el contenido de sus leyes LGTBI para eliminar apartados que puedan "invertir la carga de la prueba", según aseguran fuentes gubernamentales y de su formación.

En la Puerta del Sol, creen que es necesario dar un paso más para evitar que se produzcan denuncias sin sustento o que busquen hacer daño. Fuentes consultadas por este medio explican que, a su parecer, se debe buscar una fórmula que garantice que si una persona interpone una demanda falsa, esta sea castigada. Consideran que es el mejor efecto disuasorio para frenar estos comportamientos y apuntan que están estudiando cuál es el mejor método para hacerlo. No está claro todavía si se tratará de una mera proposición no de ley o si será en forma de normativa para hacerla llegar al Congreso.

Foto: Isabel Díaz Ayuso.(EFE)

La jefa del Ejecutivo dio un paso adelante en una cuestión sensible cuando desde el PP de Pablo Casado no ha habido ningún posicionamiento firme en esta línea. La popular ha sido muy combativa con la izquierda a nivel nacional y amenaza ahora con abrir un nuevo frente por la presunción de inocencia y las denuncias falsas.

Fuentes del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid señalan que hay un limbo en este ámbito a nivel nacional y que las acusaciones maliciosas salen "baratas" actualmente. Algunas fuentes del partido matizan que esto puede aplicarse a casi todos los ámbitos, pero no al de la violencia de género, ya que inciden en que las denuncias falsas en este ámbito están cuantificadas y que son mínimas, casi inexistentes. En esta línea, inciden en la falta de datos que hay, por ejemplo, en las relativas al ámbito LGTBI. Enfatizan, sin embargo, que se trata de un asunto que están estudiando para buscar la mejor manera de abordarlo.

"Todas las leyes, por muy bien intencionadas que sean, no pueden atacar nunca nuestro ordenamiento jurídico. Por eso presentaré iniciativas para que el Estado ponga coto a las denuncias falsas, que no causen más perjuicio a las verdaderas y evitar más daño a inocentes", aseguró desde su cuenta de Twitter. En una intervención en la Asamblea, defendió que propondrá "cambiar la normativa nacional" para ser "más eficaz".

El movimiento de Díaz Ayuso y del propio PP madrileño llega después de la supuesta agresión homófoba de Malasaña (Madrid) en la que la víctima confesó que se lo había inventado. En ese caso, no hubo ningún damnificado directo, ya que el afectado no había apuntado a nadie en concreto, sino a una banda de encapuchados. La izquierda responsabilizó indirectamente a Vox de esta y otras agresiones denunciadas a principios de septiembre, pero también a los populares y a la propia presidenta por pactar con ellos.

Su Gobierno también ha puesto el foco en las leyes LGTBI madrileñas, en concreto, las dos aprobadas en 2016. Una de ellas, la de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación, no contó en su momento con el apoyo del PP, que se decantó por la abstención. Fuentes populares inciden en este hecho y apuntan que es necesaria una revisión de los textos vigentes. "Veo bien que mejoremos estas leyes", afirmó la propia Díaz Ayuso este jueves en la Asamblea. "Cuando estas leyes llegan al Parlamento, estos textos se acaban pervirtiendo", argumentó ante las preguntas de Vox, en que deslizó que estas normas regionales nunca han terminado de aplicarse. La apelada, de hecho, ha insistido en las últimas fechas en la necesidad de "no invertir la carga de la prueba", por lo que se trata de un tema al alza para ella.

El tono "sin complejos" que defiende el PP de Díaz Ayuso ha dejado sin espacio en la comunidad a Vox. Rocío Monasterio no ha conseguido en sus dos primeros años trazar un discurso que le permita ampliar sus bases en la región. El tono duro de la presidenta contra los posicionamientos de la izquierda en materia LGTB desinfla una de las banderas que los de Santiago Abascal han empleado para atizar a los populares a nivel nacional, acusándoles de seguir las consignas de las asociaciones del colectivo y de no combatir al PSOE, UP y Más Madrid.

Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda