Rivera de la Cruz, la única ex de Ciudadanos que sigue con Ayuso al frente de Cultura
  1. España
  2. Madrid
VUELVE AL GOBIERNO REGIONAL

Rivera de la Cruz, la única ex de Ciudadanos que sigue con Ayuso al frente de Cultura

La escritora vuelve a ser consejera de Cultura en el nuevo Gobierno de Ayuso. No fue en listas del PP, pero abandonó Ciudadanos. Es la única que resistió la ruptura total entre partidos

placeholder Foto: Marta Rivera de la Cruz. (EFE)
Marta Rivera de la Cruz. (EFE)

Isabel Díaz Ayuso siempre dijo que contaría con ella y dos meses después se confirma. La escritora Marta Rivera de la Cruz volverá a formar parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que en esta ocasión solo tiene las siglas del PP. La llamada se hizo esperar hasta prácticamente el último momento, aunque la exdiputada de Ciudadanos tenía clara su decisión desde hace mucho tiempo si la presidenta regional le pedía su vuelta. Asumirá la cartera de Cultura, Turismo y Deportes hasta 2023 cuando vuelvan a celebrarse elecciones autonómicas. Amplía sus competencias, puesto que Deportes recaía en el anterior Ejecutivo dentro de la vicepresidencia que, además, ostentaba Ignacio Aguado, su jefe de filas que hoy ya no está en política.

Rivera de la Cruz es la única consejera procedente de Ciudadanos, pero se dio de baja hace ya dos meses, antes de la campaña electoral. No lo hizo público para no perjudicar al partido con el goteo de marchas que acumulaba y se supo tiempo después. Sus diferencias con el criterio marcado desde la dirección nacional llevaban tiempo siendo evidentes y muy especialmente lo eran con el propio Aguado, entonces líder de la formación en la región madrileña. El nuevo Gobierno autonómico contará con nueve consejerías (cuatro menos de las que antes había) y ha reunificado varias carteras dentro de una. Por ejemplo, el hombre fuerte de Ayuso será Enrique López con una ‘superconsejería’ que aglutina Presidencia, Justicia e Interior.

placeholder Rivera de la Cruz, Ayuso, Almeida y Levy. (EFE)
Rivera de la Cruz, Ayuso, Almeida y Levy. (EFE)

La reincorporación de Rivera de la Cruz era una crónica anunciada. Ayuso ya dijo en una entrevista con este diario que “no necesitaba adhesiones inquebrantables”, e insistió en que "Marta ha demostrado ser independiente, ha hecho muy buen trabajo y me parece que arrastra voto". Lo decía porque la exdirigente naranja no fue en listas electorales, ni en las de Ciudadanos ni tampoco en las del PP.

Durante su discurso de investidura y también en las réplicas, Ayuso sacó pecho de la política cultural llevada a cabo durante la pandemia, y puso en valor haber sido “un ejemplo en el resto de Europa” al haber mantenido teatros y cines abiertos a pesar de que “la izquierda pedía que lo cerraran todo”. De hecho, Madrid fue portada en distintos medios internacionales gracias a seguir recibiendo público en mitad de la crisis sanitaria cuando se levantó el confinamiento.

En 2019 Rivera de la Cruz llegó a la Consejería de Cultura con el apoyo (y la imposición) de Albert Rivera, abandonando su escaño en el Congreso (lo obtuvo por A Coruña en las generales de abril de ese año, y previamente había sido diputada por Madrid), entrando en la ‘cuota nacional’ que tenía que haber en el equipo de Aguado. Los planes del líder regional eran otros, pero tuvo que asumir a la escritora en su equipo.

Foto: La presidenta en funciones y candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Cuando estalló la moción de censura en Murcia, la relación de PP y Ciudadanos saltó por los aires. Aquel mismo día, Ayuso decidió adelantar elecciones y cesó de inmediato a todos los consejeros de color naranja. Hubo una excepción: ofreció a Rivera de la Cruz quedarse en el Gobierno, pero la consejera de Cultura declinó la idea entendiendo que su sitio estaba al lado del partido al que entonces pertenecía. Lo que sí tuvo claro desde el primer momento es que no iría en la candidatura popular, ni se cambiaría de partido como fue el caso de Toni Cantó, a pesar de que la justicia tumbó la posibilidad del valenciano de concurrir en la lista de Ayuso porque no cumplía con los requisitos previstos en la ley electoral.

Rivera de la Cruz se ha mantenido al margen de la política desde su cese y dejó de acudir a las reuniones de la ejecutiva de Ciudadanos.

Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP) Ciudadanos