El Gobierno presiona para que Madrid decrete el toque de queda antes de San Isidro
  1. España
  2. Madrid
tras las imágenes del fin de semana

El Gobierno presiona para que Madrid decrete el toque de queda antes de San Isidro

López ha tildado de "buena noticia" que haya finalizado el estado de alarma, pero ha indicado que podría ser "mejor" si esto se hubiera acompañado de una ley que permitiera regular

placeholder Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Madrid se prepara para una celebración de San Isidro particular, que ya no será las restricciones del estado de alarma, pero que, aún así, no va a ser "normal". Y mientras las administraciones se coordinan, crece la preocupación en el Gobierno central ante la posibilidad de que se vivan escenas parecidas a las de este primer fin de semana sin toque de queda ni limitación de reuniones ampliadas por el ambiente festivo.

Las imágenes de centenares de personas celebrando por las calles de Madrid —y de otras grandes ciudades de España— el fin del estado de alarma este sábado han generado críticas y polémica en varios gobiernos autonómicos y discrepancias a nivel jurídico en los tribunales entre aquellos que optan por mantener las restricciones para contener la pandemia y los que deciden no permitir seguir restringiendo derechos fundamentales como la movilidad o las limitaciones a las reuniones.

La Comunidad de Madrid, que arrastra todavía la resaca electoral de unos comicios que se han vivido en clave nacional por el pulso que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha mantenido con el presidente el Ejecutivo, Pedro Sánchez, por la gestión de la pandemia, anunció el viernes pasado que tras el fin del estado de alarma no impondría el toque de queda y que la limitación de personas en reuniones pasaba a ser una recomendación.

Y a pesar de las polémicas imágenes que muestran a centenares de personas congregadas sin mascarilla y sin guardar distancia de seguridad (desde que finalizó el estado de alarma, la Policía Municipal ha impuesto 650 sanciones por consumo de alcohol en vía pública y más de 350 por no usar la mascarilla), el Ejecutivo madrileño sigue sin plantearse acudir a los tribunales para imponer un nuevo toque de queda, algo que ya preocupa en el Gobierno.

El consejero de Justicia e Interior madrileño, Enrique López, esta mañana no se ha mostrado partidario de aplicar el toque de queda porque considera que no se puede cerrar "a miles de habitantes" por "cientos de jóvenes". En una entrevista con Onda Madrid, López ha tildado de "buena noticia" que haya finalizado el estado de alarma, pero ha indicado que podría ser "mejor" si esto se hubiera acompañado de una ley que permitiera limitar los derechos fundamentales en supuestos como este.

En el caso de aplicar la restricción de movilidad nocturna, ha indicado que depende de la situación concreta que lo justifique habría que implantarlo o no. "No podemos cerrar a miles de habitantes por unos centenares de jóvenes. Lo que tenemos que hacer es que no se produzcan esos botellones", ha insistido.

Sin embargo, la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, no lo ve así. Ha insistido este lunes a la Comunidad de Madrid en la necesidad de volver al toque de queda porque esos "centenares" de jóvenes de los que hablan "pueden tirar por la borda el esfuerzo de miles".

"No podemos cerrar a miles de habitantes por unos centenares de jóvenes"

Así lo ha trasladado la delegada en declaraciones a los periodistas tras la reunión que ha mantenido con el consejero de Justicia. En la misma, González ha hecho un balance del fin de semana donde ha insistido en que no se esperaban esas imágenes, por lo que ha vuelto a hacer un llamamiento "a la responsabilidad y a la prudencia" porque "el virus sigue ahí".

"Lo que hemos visto es que cuando llevas sembrando en la ciudadanía falsa libertad, recoges libertinaje", había asegurado esta misma mañana en una entrevista en la Cadena SER.

Por ahora, para la festividad de San Isidro van a seguir coordinándose con sus efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil para que estas situaciones "no se vuelvan a repetir". "La comunidad debería solicitar un toque de queda dada la situación. Son centenares, como ha dicho el consejero, pero estamos en una situación sanitaria que esos centenares pueden tirar por la borda el esfuerzo de miles de personas", ha lanzado.

Sin embargo, según el consejero de Justicia e Interior, el Gobierno de España lo que tiene que hacer es aportar "más apoyo policial" para que este tipo de macrobotellones no se produzcan porque "beber alcohol en la vía pública está prohibido". Por ello, considera que no se puede restringir a muchos ciudadanos que salen por la noche a pasear porque unos jóvenes "realizan un botellón".

placeholder Celebración por el fin del estado de alarma por el covid en Lavapiés. (EFE)
Celebración por el fin del estado de alarma por el covid en Lavapiés. (EFE)

Posteriormente, el consejero, en una entrevista con Telecinco, ha pedido a los jóvenes una mayor "responsabilidad". Además, ha declarado que él apuesta por la "libertad y el estado de derecho" frente a los que quieren "la prohibición y el miedo".

"Estamos ante un caos legislativo. Por eso pido ayuda a la Policía Nacional y la Guardia Civil para evitar estas actuaciones y que esos pocos sean más responsables. Tenemos que controlar esto y pedir ese grado de responsabilidad", ha reiterado.

Al ser preguntado sobre si debería abrir también el ocio nocturno, López ha explicado que "no se pueden comparar a personas concentradas al aire libre que en interior de edificios". Así, ha asegurado que en cuanto se pueda abrir el ocio nocturno con seguridad lo harán y que, por el momento, están tratando de ofrecerles alternativas y ayudas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Madrid Coronavirus
El redactor recomienda