Las catastróficas desdichas de un madrileño de 72 años vacunado con AstraZeneca por error
  1. España
  2. Madrid
En el hospital Isabel Zendal

Las catastróficas desdichas de un madrileño de 72 años vacunado con AstraZeneca por error

Explica el hombre de 72 años que no hubo ningún control previo antes de que le inocularan la vacuna, lo que llevó a que le administraran una que no le correspondía a su franja de edad

placeholder Foto:

La cita era a primera hora de la mañana del martes 20 de abril y la fecha señalada en rojo el calendario implicaba no solo recibir un primer pinchazo de la vacuna contra el coronavirus, el primer paso para estar inmunizado por fin. Para A. B., de 72 años, significaba también poder ver pronto a sus hijos sin miedo, que viven en Suiza y que esperaban la visita de su padre una vez que hubiera completado la pauta completa de la vacuna de Moderna. Esa era la marca que le adelantaron que iba a recibir cuando le llamaron por teléfono.

Pero el día D todo se torció, y una serie de descuidos y errores llevaron a que a A. B. le inyectaran por error la primera dosis de AstraZeneca —vacuna que no le corresponde por edad—, lo que retrasará inevitablemente el viaje para ver a sus hijos (la segunda dosis de Moderna se administra a los 28 días mientras que la de la británica oscila entre las 10 y las 12 semanas). Tras el "disgusto" y la sensación de injusticia, ha chocado contra el muro de la Administración al pretender dejar constancia del malentendido del que había sido víctima.

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, explican que este problema es el primero del que tienen constancia desde que arrancó la campaña de vacunación el 27 de diciembre del año pasado y creen que se puede deber a "un fallo absolutamente puntual".

20 de abril

La mañana del 20 de abril, el Hospital Enfermera Isabel Zendal estaba desierto, cuenta A. B. a El Confidencial. Las estructuras colocadas para guiar y encaminar a todos los madrileños durante los días de vacunación masiva lucían vacías al sol. Sin tener que esperar, A. B. se dirigió por tanto a la puerta principal, donde controlaron su DNI y le dejaron pasar a directamente a la sala de vacunación sin ningún documento en sus manos. En la habitación, apunta, había más mesas para vacunarse que pacientes presentes. En cada mesa, esperaba una enfermera.

Se sentó en uno de los puestos libres, donde la sanitaria le preguntó la edad, a lo que él respondió que tenía 72 años. Según explica, la enfermera no preguntó ni dijo nada más y le puso la vacuna. Se levantó a recoger su certificado y con estupefacción conoció que lo que le habían puesto hacía unos minutos era la primera de las dosis de la vacuna de AstraZeneca: "Protesté incrédulo. Me contestó que era la que correspondía a mi edad de 62 años (sic) y se excusó de no haber oído bien mi edad".

"Han hecho en todo momento todo lo posible para poner bajo la alfombra los errores"

Admite, que tal vez por los "prejuicios" que tenía ante la vacuna tras la polémica que se ha creado en torno a sus posibles afectos adversos, en ese momento, "se llevó un disgusto", aunque ese digusto dio luego paso a la contrariedad por lo que había sucedido.

"Un disgusto casi tan grande como saber que tenía que esperar a la segunda dosis al menos unas 10-12 semanas" para poder ver a sus hijos, recuerda. Según la Agencia Española del Medicamento, la segunda pauta de la vacuna de Moderna se debe inocular 28 días después de la primera. Cominarty, la desarrollada por Pfizer-BioNtech, recomienda recibir la segunda tres semanas después. Para la segunda de AstraZeneca (Vaxzevria), sin embargo, hay que esperar entre 10 y 12 semanas. Además, Sanidad determinó en la última actualización de su protocolo [puede consultarlo aquí, página ocho] que la vacuna de Oxford-AstraZeneca solo se administraría a personas entre los 60 y los 69 años. Esta decisión se tomó hace unas semanas entre polémicas por los infrecuentes casos de trombos que se habían detectado en algunos de los pacientes que habían recibido una dosis de la vacuna.

placeholder Colas para acceder al Hospital Enfermera Isabel Zendal el 7 de abril. (EFE)
Colas para acceder al Hospital Enfermera Isabel Zendal el 7 de abril. (EFE)

Puede ser, por tanto, que A. B. sea una de las únicas personas mayores de 70 que haya recibido AstraZeneca en España, ya que la población de su edad y por encima está recibiendo desde el principio de la campaña de vacunación dosis de Pfizer-BioNTech, de Moderna y, en esta última semana, de Janssen.

Tras conocerse el malentendido, A. B. quiso reclamar y que constase el error. Pero aquí surgieron las trabas burocráticas. En la zona de vacunación no había hojas de reclamaciones: "Puede que las tuvieran en la sección de enfermos de covid del hospital, pero si iba allí sería 'a mi propio riesgo", recuerda que le dijeron. Le propusieron que la presentara desde casa, pero se negó a salir del centro sin un documento que acreditara el error y, junto a la supervisora de vacunación del hospital Zendal, redactó una reclamación desde su ordenador que, una vez incluida en el sistema, desapareció sin rastro.

No era posible imprimirla, ni enviarla por correo, ni volver a consultarla, ni siquiera con la ayuda de un informático, asegura A. B. Ante el momento kafkiano, la solución que le propusieron al paciente fue que la supervisora hiciera constar, de su puño y letra, que se habían equivocado de vacuna y le habían puesto una que no le correspondía a su edad.

placeholder Hospital Isabel Zendal. (Reuters)
Hospital Isabel Zendal. (Reuters)

Y así fue. En el revés del papel que le dieron, un mensaje redactado a mano por la supervisora de vacunación Eva M. González hace constar que "el paciente A. B. acudió a vacunarse de Moderna y por error al preguntar la edad (la enfermera entendió que tenía 62) se le administró la dosis de AstraZeneca. Realizamos reclamación en página web de la Consejería de Sanidad".

Ya en casa le llegaría un correo automatizado que confirmaba que su reclamación había sido tramitada y, una semana después, le llamarían desde el hospital para proponerle adelantar ligeramente el plazo de la segunda dosis, pero, según cuenta A. B., le advirtieron al mismo tiempo que eso podía no dejarle del todo inmunizado. "La decisión de adelantar la vacuna es salirse del protocolo y me lo tengo que pensar muy bien", afirma.

Para este madrileño, la opción principal ahora es esperar y completar las dos dosis en los plazos establecidos. Él se encuentra bien y no ha tenido ningún efecto secundario. "Voy a tener una vacuna muy criticada y voy a ser el último (de mis conocidos, de su generación) en estar inmunizado. Estoy enfadado, me parece muy injusto", se queja. Aunque añade que "por culpa de este error, va a ser el peor escenario desde el punto de vista de mi situación personal, no desde el punto de vista médico, porque espero que sea una vacuna estupenda".

Se lamenta de la sensación de "poca profesionalidad" que le dio el protocolo de vacunación, de la falta de transparecia y de la poca información que se le dio, y se extraña de que los sanitarios no tuvieran nada para identificarle en el momento del pinchazo: "Han hecho en todo momento todo lo posible para poner bajo la alfombra los errores".

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Coronavirus Vacuna