La polarización del 4-M se cuela en el Dos de Mayo entre acusaciones de propagandismo
  1. España
  2. Madrid
CIERRE DE CAMPAÑA INSTITUCIONAL

La polarización del 4-M se cuela en el Dos de Mayo entre acusaciones de propagandismo

El broche de oro de una campaña convertida en contienda de política nacional está ya envuelto en la polémica porque la realización no la hará Telemadrid por primera vez, lo que alimenta las sospechas de que tenga un fin propagandístico

placeholder Foto: La presidenta y candidata a la reelección en Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta y candidata a la reelección en Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La recta final hacia el 4-M, convertida casi en una contienda de ámbito nacional, tendrá su particular colofón el próximo domingo durante el cierre de la campaña, que coincide con el Día de la Comunidad de Madrid. El Dos de Mayo volverá a tener un acto institucional a pesar del control del aforo por la pandemia y después de dos ediciones marcadas por la coyuntura: la de 2020 por el confinamiento y la 2019 porque tuvo lugar justo después de las elecciones generales del 28 de abril y a falta de 20 días para las autonómicas.

El ambiente de polarización actual no parece que vaya a rebajarse. La oposición critica la “instrumentalización” que el PP hará en el último día que los partidos pueden hacer campaña. El domingo arrancará en la Puerta del Sol y terminará con mítines. Ciudadanos, PSOE, Más Madrid y Podemos denuncian que Ayuso aprovechará el Dos de Mayo para exhibir su fortaleza y asumen que la externalización de la cobertura (por primera vez en 32 años no la hará Telemadrid) garantiza “un cierre absolutamente presidencialista” cuya “producción y realización” las controlará el Ejecutivo regional.

La mañana del día 2 comenzará con un acto cívico militar en el exterior y, a partir de las 11.00 horas, en el patio principal de la Real Casa de Correos, tendrá lugar la imposición de medallas de la comunidad y las condecoraciones de la Orden del Dos de Mayo. Como avanzó este diario, Ayuso entregará la medalla a sus antecesores, Cristina Cifuentes y Ángel Garrido, recuperando la tradición que, precisamente, la expresidenta regional suspendió con Ignacio González, al que no quiso distinguir por estar imputado en un caso de corrupción.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

También es probable que acuda Esperanza Aguirre (no faltó en 2019) y Pablo Casado estará como líder de la oposición. Una exhibición del poder y de las políticas de los populares durante más de dos décadas en Madrid.

El encuentro promete. Primero, porque los candidatos rivales podrían coincidir por primera vez en un cierre de campaña. Y no solo eso. También tienen invitaciones los exconsejeros de Ciudadanos cesados. El exvicepresidente Ignacio Aguado tiene previsto asistir. La expectación es máxima, porque se producirá su primer reencuentro con Ayuso, con quien sigue manteniendo un enfrentamiento total. El dirigente naranja renunció a ser el candidato de su partido en favor de Edmundo Bal, con el objetivo de que su partido consiga llegar al 5% del voto y entrar en la Asamblea madrileña. También podrían acudir el resto de exconsejeros naranjas, como es el caso de Marta Rivera de la Cruz, que sí estará.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La extitular de la cartera de Cultura no va en ninguna lista electoral y se ha mantenido en un segundo plano desde que se produjeron los ceses. Ayuso, sin embargo, ha aprovechado varias declaraciones públicas (también en una entrevista con este diario) para reconocer que le gustaría incorporarla de nuevo a su Ejecutivo si consigue gobernar, recordando que “no necesita adhesiones totales, sino buenos gestores”, como es el caso de la escritora con la actividad cultural de Madrid.

“El broche de oro de propaganda”

Los partidos del bloque de la izquierda, por su parte, coinciden en remarcar su desconfianza sobre el hecho de que el Dos de Mayo se convierta en pura propaganda. “Cada acto institucional lo convierte en un acto de partido”, lamentan desde la candidatura de Ángel Gabilondo.

En Más Madrid, tampoco dudan de que vaya a ser así porque “desde el primer anuncio del adelanto electoral, Ayuso se ha aprovechado para hacer campaña y propaganda”, en referencia a los expedientes sancionadores de la Junta Electoral. “Es el broche de oro a una campaña de la señora Ayuso marcada por el uso abusivo de las instituciones para hacer propaganda y el desprecio a la televisión pública que viene ya de lejos, pues recordemos que no quería participar en el debate y tuvo que acudir de mala gana”, indican fuentes de la dirección de campaña. De hecho, continúan pidiendo “que rectifique su decisión, deje de confundir su papel de presidenta y candidata y termine su mandato mostrando un mínimo respeto a la televisión pública”.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Desde Unidas Podemos, ponen el énfasis en que “va a ser un acto de propaganda y de desprecio por lo público”, protestando por que se haya prescindido de Telemadrid para realizar la cobertura del acto, ente público que hasta ahora siempre había producido los actos institucionales del Día de la Comunidad.

“Desprecio a Telemadrid”

El consejo de administración de Radio Televisión de Madrid (RTVM) emitió un comunicado señalando que la decisión del Gobierno regional de descartarlos para la producción y realización del acto, que coincide con el cierre de la campaña, supone “un deterioro del servicio público audiovisual que la propia Comunidad de Madrid presta a través de Telemadrid, ya que debe recordarse que la Comunidad de Madrid es el accionista único de Telemadrid”.

Se trata de la primera vez desde la creación de Telemadrid que se prescinde de su cobertura para encargarla a empresas privadas a través de contratos menores. “Debe señalarse que el artículo 19 de la Carta Básica de RTVM, aprobada por unanimidad de la Asamblea de la Comunidad de Madrid, establece que RTVM ‘realizará el seguimiento y cobertura informativa de la actividad político-institucional del Gobierno y de la Asamblea de la Comunidad de Madrid’ y ‘prestará especial atención a los actos oficiales más importantes y significativos”, concluye el comunicado.

El comité de empresa ha calificado como un "hecho sin precedentes" que se encargue la retransmisión de los actos a una empresa privada. "Excluir a Telemadrid de la producción de dichos actos supone un menoscabo al servicio público que debe cumplir por ley", protestan los representantes de los trabajadores.

Esta situación ha motivado que desde Unidas Podemos se estén replanteando si acudir finalmente o no a los actos de este domingo. De la formación morada, han sido invitados tanto su portavoz en la Asamblea de Madrid, Isabel Serra, como el candidato, Pablo Iglesias, si bien finalmente plantarán el acto y en ese mismo momento participarán en un acto de campaña en Móstoles. Aseguran que no saben cómo se realizará la cobertura e insisten en un “desprecio por lo público” para convertir el Dos de Mayo en un “acto propagandístico”. En el entorno del candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, sí avanzan que acudirán a los actos oficiales, mientras que desde Más Madrid evitan confirmación por el momento.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Elecciones Madrid Telemadrid Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP)
El redactor recomienda