El PP exige al CIS los datos de las encuestas que sigue haciendo sobre el 4-M
  1. España
  2. Madrid
RECLAMACIÓN ANTE LA JEC

El PP exige al CIS los datos de las encuestas que sigue haciendo sobre el 4-M

El organismo que preside el socialista José Félix Tezanos se ampara en el artículo 69.8 de la Loreg para seguir preguntando. Y el PP reclama a la JEC conocer ya toda la información

placeholder Foto: El presidente del CIS, José Félix Tezanos. (EFE)
El presidente del CIS, José Félix Tezanos. (EFE)

El PP de Madrid la presentado una reclamación ante la Junta Electoral Central (JEC) este jueves para exigir al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que ponga a su disposición "de manera inmediata" los datos que arrojan las encuestas sobre las elecciones autonómicas de Madrid que continúa haciendo a día de hoy. Como ha desvelado este diario, el organismo que preside el socialista José Félix Tezanos sigue preguntando por intención de voto y valoración de los candidatos que concurren el 4-M, a pesar de que desde este miércoles los sondeos no pueden publicarse en ningún medio de comunicación, tal y como establece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg). En los cinco días anteriores a una votación, queda prohibida la difusión o reproducción de cualquier encuesta.

Es cierto que la ley electoral incluye una excepción en su artículo 69.8, que hace referencia a que los organismos dependientes de la Administración (como el CIS) pueden realizar encuestas en periodo electoral sobre intención de voto; pero, eso sí: los resultados deberán ponerse en conocimiento de las organizaciones políticas que se presentan a las elecciones si estas lo solicitan y en un plazo máximo de 48 horas desde la solicitud. Dicho de otra manera: los partidos que tengan conocimiento de que estas encuestas se están realizando pueden pedir los datos.

La cuestión es que muchas formaciones, como PP y Ciudadanos, no tenían conocimiento de que se estuvieran llevando a cabo. La reclamación de los populares insta a pedir al CIS que facilite todos los datos y, además, solicita que "se abra el oportuno expediente sancionador por haber incumplido la obligación de comunicar inmediatamente a la JEC la realización de encuestas".

Foto: Acto electoral de Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Fuentes del organismo confirmaron anoche a este diario que las encuestas, efectivamente, se están haciendo, pero que en todo momento cumplirán con la prohibición de que se publiquen. Además, insisten en que el CIS "lleva a cabo encuestas continuamente para calibrar los modelos metodológicos" y por la "utilidad" que tienen para estudios posteriores, teniendo en cuenta el contexto de "volatilidad" de la política actual y la indecisión de los electores. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, reaccionó a la noticia este jueves reprochando "la vergüenza de Tezanos y el PSOE" haciendo encuestas "cuando ya no se deben hacer porque no se pueden publicar. "Tienen la cara de hormigón armado. Que digan cuánto dinero se están gastando para hacer estas encuestas", dijo la dirigente. Su partido, igual que otros, no conocían las encuestas del CIS de estos días.

Críticas por instrumentalizar el CIS

Cualquier estudio que realiza el CIS debe hacerse público en un máximo de 15 días. Pero en esta ocasión se da la circunstancia de que cuando pase ese plazo las elecciones ya se habrán celebrado y, en todo caso, en este momento ni el CIS ni ningún otro instituto demoscópico pueden difundir datos que arroje su trabajo de campo en medios de comunicación por la prohibición de la ley. Una paradoja que sí abre las puertas del conocimiento de estos resultados a las formaciones que sepan que el estudio se está llevando a cabo.

Desde que Tezanos llegó a la presidencia del organismo, las críticas sobre la instrumentalización que está haciendo de la institución no han cesado. Con el arranque de la campaña electoral, el 22 de abril, y unas horas después del debate de Telemadrid, hizo pública la encuesta ‘flash’, en la que daba alas a las formaciones de la izquierda con un resultado que ningún otro sondeo ha pronosticado hasta el momento. En la horquilla más optimista para PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, la suma era posible. En la más pesimista para la derecha, Ayuso se quedaba sin apoyos para gobernar a pesar de la victoria.

El bautizo de los ‘sondeos exprés’ del CIS tuvo lugar en las elecciones catalanas de febrero, generando una nueva ola de reproches desde todos los partidos y los expertos del sector de la demoscopia, al entender que el socialista pretendía influir en la campaña con un tipo de sondeo que nunca se había llevado a cabo. El organismo justificó la decisión asegurando que un número muy alto de votantes decide su papeleta durante la campaña electoral y que era la manera de seguir la tendencia y la realidad hasta el último momento.

placeholder Los candidatos, en el debate de Telemadrid. (EFE)
Los candidatos, en el debate de Telemadrid. (EFE)

De hecho, ya entonces, el CIS aseguró que en otras ocasiones “había publicado encuestas durante el periodo de campaña electoral, respetando el criterio legal de prohibición de difundir las encuestas durante los cinco días anteriores al de la votación”. Pero entonces se entendió como una encuesta absolutamente excepcional, que repitió en Madrid la semana pasada. Lo inédito en este momento es que a día de hoy continúe preguntando por la intención de voto. Los partidos políticos que acuden a las urnas el 4-M, en efecto, pueden exigir conocer los datos de estas últimas encuestas.

Pregunta por la crispación y de quién es culpa

Según participantes en este barómetro preelectoral a cinco días de los comicios, entre las preguntas formuladas (además de la intención de voto y la valoración del 1 al 10 de los distintos candidatos, mencionados uno por uno, Isabel Díaz Ayuso, Ángel Gabilondo, Edmundo Bal, Mónica García, Pablo Iglesias y Rocío Monasterio), el centro demoscópico público también pregunta por la crispación política actual y pide a los participantes que digan a qué partido culpan de esta situación (solo pueden mentar una formación, no varias).

Asimismo, entre las cuestiones que lanzan, está si la pandemia influye en la decisión del partido elegido y si decidieron su voto antes de la campaña, durante o si esperan decidirlo en el último momento.

Foto: Varios de los candidatos al 4-M en el debate de Telemadrid. (EFE)

En este momento, las últimas encuestas publicadas (Metroscopia el martes y GAD3 el miércoles, último día posible) coinciden en que la candidata del PP ganará las elecciones y podrá seguir gobernando con el apoyo de Vox. La más reciente, publicada en el diario 'ABC', es la más optimista, al situar a Ayuso muy cerca de la mayoría absoluta.

Ambas recogen algunos de los episodios más polémicos que han terminado de hacer saltar por los aires la campaña. Desde los sobres amenazantes con balas que afectaron primero a Pablo Iglesias, al ministro del Interior y a la directora de la Guardia Civil, y después a la ministra de Industria (en su caso, con una navaja con manchas rojas cuyo autor ya se ha identificado y padece una enfermedad mental) y la propia Ayuso, pero también la nueva estrategia de la izquierda de mostrarse como un bloque unido y lanzar el cordón sanitario a Vox (“esto va de democracia o fascismo”) que empezó con Iglesias abandonando el debate de la Cadena SER el viernes pasado, por entender que el foro “blanqueaba” los postulados del partido de Monasterio.

El PP de Madrid la presentado una reclamación ante la Junta Electoral Central (JEC) este jueves para exigir al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que ponga a su disposición "de manera inmediata" los datos que arrojan las encuestas sobre las elecciones autonómicas de Madrid que continúa haciendo a día de hoy. Como ha desvelado este diario, el organismo que preside el socialista José Félix Tezanos sigue preguntando por intención de voto y valoración de los candidatos que concurren el 4-M, a pesar de que desde este miércoles los sondeos no pueden publicarse en ningún medio de comunicación, tal y como establece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg). En los cinco días anteriores a una votación, queda prohibida la difusión o reproducción de cualquier encuesta.

Elecciones Madrid
El redactor recomienda