La izquierda pacta una hoja de ruta común y sin vetos para la recta final del 4-M
  1. España
  2. Madrid
ELECCIONES MADRID

La izquierda pacta una hoja de ruta común y sin vetos para la recta final del 4-M

"Con el mensaje que se envía a Mónica y a Pablo comienza la segunda fase de la campaña", señalan fuentes socialistas. Era un punto al que estaba previsto llegar. Un instante pactado

placeholder Foto: Ángel Gabilondo, Mónica García y Pablo Iglesias tras el debate electoral. (EFE)
Ángel Gabilondo, Mónica García y Pablo Iglesias tras el debate electoral. (EFE)

Las tres formaciones del bloque progresista se han conjurado para convertir el único debate electoral del 4-M en un punto de inflexión durante la campaña electoral. "Pablo, tenemos 12 días para ganar las elecciones", apeló el candidato socialista, Ángel Gabilondo, al candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, con quien dijo que no gobernaría durante el arranque de la precampaña. Era un punto al que estaba previsto llegar, según reconocen fuentes socialistas y moradas. Un instante pactado e interpretado. A partir de ahora incrementarán la tensión para movilizar a los suyos, sin vetos y con una hoja de ruta común.

"Con el mensaje que se envía a Mónica García y a Pablo Iglesias comienza la segunda fase de la campaña", señalan fuentes socialistas. La hoja de ruta estaba trazada y ahora PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos se sincronizan de cara a la recta final con el objetivo común de que la izquierda alcance cifras de participación similares a unas generales. "Todo es de manual y estaba previsto", insisten fuentes de la dirección de campaña de Gabilondo negando que se pueda calificar como un giro.

"Ciudadanos ha decidido decir no y autoexcluirse públicamente", indican estas mismas fuentes, para añadir que Gabilondo no renuncia a pedir el apoyo de los exvotantes de Ciudadanos que no quieren repetir un Gobierno de la "foto de Colón", con PP gobernando de la mano de Vox, además de los "progresistas y demócratas".

Desde la dirección de campaña de Unidas Podemos han celebrado la mano tendida de Gabilondo, y solo echan en falta un mayor entusiasmo. Más credibilidad tras haber marcado distancias, precisamente, como un reparto de papeles en el primer tramo de la campaña para captar votantes de centro, procedentes de Ciudadanos. Con todo, era lo que esperaban. "Sabemos que vamos a gobernar juntos", dicen en Unidas Podemos, aunque otras fuentes del PSOE hacen hincapié en que Gabilondo ha pedido "explícitamente" el apoyo de Iglesias, no un cogobierno.

En la dirección de campaña de Más Madrid apuestan por mantenerse en la misma dirección, se ven ganadores de un debate con mucho foco en la pandemia y la sanidad, la especialización de su candidata Mónica García, y esperan que se reconozca su desempeño tras partir como la que menos práctica tenía en debates electorales. Según los sondeos, son la única fuerza de izquierda que ha ido creciendo en apoyos a medida que avanzaba la campaña.

Continúa el reparto de papeles entre PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, pero desde matices que evitan la brocha gorda. Los socialistas liderando un bloque progresista, desde la moderación pero sin contar con Ciudadanos por su intención de bascular hacia la derecha. "Cuando digo con este Iglesias no, me refiero a que si Iglesias quiere de verdad otra cosa, tendrá que plantear las cosas de otra manera. Quiero un Gobierno progresista con los demócratas que lo que quieran sea evitar ese 'Gobierno de Colón", explicaba hace solo unos días el candidato socialista en una entrevista con este diario.

"Pido el apoyo para frenar un 'Gobierno de Colón", repetía Gabilondo tras el debate. Los morados vendiéndose como la pata necesaria de un Gobierno de coalición progresista que sirva para empujar al PSOE a la izquierda. "Nosotros vamos a aportar firmeza para un programa de izquierda", aseguraba Iglesias. Más Madrid situándose entre ambos, con visión verde, dialogante y cuasi tecnócrata en lo que tiene que ver con la gestión de la pandemia. Como espejo de Compromís, socios electorales de Más País, Mónica García aseguraba que "nosotros apostamos por un modelo como el pacto del Botánic", en referencia al Gobierno autonómico valenciano integrado por PSOE, Compromís y Unidas Podemos.

Elecciones Madrid
El redactor recomienda