El tirón de Iglesias se estanca y multiplicará los actos con Yolanda Díaz para movilizar
  1. España
  2. Madrid
ELECCIONES MADRID

El tirón de Iglesias se estanca y multiplicará los actos con Yolanda Díaz para movilizar

La alta valoración de la titular de Trabajo en las encuestas contrasta con la escasa puntuación de Pablo Iglesias desde que Unidas Podemos accedió al Ejecutivo de coalición

placeholder Foto: Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, y Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera del Gobierno, durante su visita este lunes a las instalaciones de la empresa metalúrgica Fabrez Group. (EFE)
Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, y Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera del Gobierno, durante su visita este lunes a las instalaciones de la empresa metalúrgica Fabrez Group. (EFE)

La candidatura de Pablo Iglesias a la presidencia de la Comunidad de Madrid refleja un estancamiento en las encuestas, situándose en torno al 8% de los votos y 10 escaños. Una tendencia que se mantiene casi inmutable desde que el líder de Unidas Podemos anunció su intención de abandonar el Gobierno para concurrir a los comicios del 4-M. Antes de ello, los sondeos señalaban el riesgo de que los morados no superasen la barrera del 5% y se quedasen sin representación.

El efecto Iglesias alejó ese fantasma, pero sin lograr romper su techo electoral durante el resto de la precampaña. Ahora se apuesta al debate electoral como principal revulsivo de la campaña. "El debate de Telemadrid es la clave de la campaña", reconocen desde el equipo de Iglesias, en referencia al único espacio televisivo en el que este miércoles confrontarán sus posiciones los candidatos de las seis fuerzas con representación en la Asamblea de Madrid.

Otra de las claves de la estrategia de Iglesias para repuntar en lo que queda de campaña tiene que ver con la presencia de Yolanda Díaz. Desde el entorno de la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo avanzan que incrementará su participación en actos electorales junto al líder de Unidas Podemos.

Foto: Acto electoral del PP en Las Rozas

El domingo ya se la pudo ver durante un acto en el céntrico barrio de Lavapiés y este lunes visitaba junto a Iglesias las instalaciones de una empresa metalúrgica para poner en valor un cambio de modelo industrial basado en reformar la contratación pública para incentivar a las empresas que creen empleo estable y sean sostenibles, así como para impulsar una banca pública y una empresa madrileña de participantes industriales para promover inversiones en sectores que creen riqueza para la ciudadanía madrileña. La vicepresidenta tercera multiplicará su presencia en la campaña durante los próximos días.

La alta valoración de Díaz en las encuestas del CIS contrasta con la escasa puntuación de Pablo Iglesias desde que Unidas Podemos accedió al Ejecutivo. En el último barómetro de abril publicado este mismo lunes, Iglesias obtenía una nota de 3,3 frente al 5,2 de Díaz. La sustituta de Iglesias en el Ejecutivo es, así, la tercera ministra mejor valorada, solo una décima por detrás de Nadia Calviño y Margarita Robles, que con un 5,3 encabezan la valoración de los miembros del Gobierno. Por detrás de Iglesias, sin embargo, solo obtiene una peor valoración de líderes políticos el presidente de Vox, Santiago Abascal, con un 2,7.

Además de Díaz, se están movilizando todos los cargos públicos del espacio de Unidas Podemos para multiplicar el número de actos. La dirección estatal del partido ya se volcó tanto en el diseño de la campaña como en la configuración de las listas electorales, en coordinación con la dirección autonómica y los líderes de IU, Alberto Garzón, y el PCE, Enrique Santiago.

Foto: El todavía vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. (EFE) Opinión

Al líder de Unidas Podemos siempre se le han dado bien los debates electorales y los ha aprovechado hasta de punto de conseguir repuntar tras ellos en la recta final de las campañas. Una experiencia que en estos comicios se reconoce como una ventaja fundamental tanto para acercarse a su principal competidor en el bloque progresista, Más Madrid, como para alentar a una participación récord en los bastiones clásicos de la izquierda a los que se fía el vuelco electoral.

El objetivo prioritario pasa por movilizar al votante progresista. Si bien desde el entorno del candidato explican que todavía están perfilando la preparación del debate que acogerá el ente público madrileño este miércoles, se priorizarán las propuestas para un Gobierno alternativo "a la derecha y la ultraderecha" y los argumentos para movilizar a los suyos este 4-M.

Los mensajes del debate no solo determinarán quién sale mejor parado, sino que condicionarán el encuadre de lo que queda de campaña

Iglesias está preparando la cita con un reducido número de colaboradores, entre los que destaca el asesor de discurso Manu Levín. Los mensajes que se lancen en el debate y los ejes de la confrontación entre los candidatos no solo determinarán quién sale mejor parado del encuentro, sino que condicionarán el encuadre de lo que queda de una atípica campaña por las restricciones del coronavirus.

Para la recta final, Unidas Podemos se ha guardado también el apoyo de profesionales del mundo de la cultura, especialmente del cine. A través de una serie de cortometrajes, Carlos Bardem, Juan Vicente Córdoba, Daniel Guzmán, Juan Diego Botto, Alberto San Juan, Lola Salvador, César Martínez o Elena Molina se han sumado a la campaña de los morados haciendo hincapié en la movilización de la izquierda.

Elecciones Madrid Pablo Iglesias Yolanda Díaz Debates electorales
El redactor recomienda