Errejón rechaza la envolvente de Iglesias: Más Madrid concurrirá en solitario el 4-M
  1. España
  2. Madrid
Creen que ambos tendrán representación

Errejón rechaza la envolvente de Iglesias: Más Madrid concurrirá en solitario el 4-M

Finalmente, tras horas de debate interno, ha sido esta última opción la escogida: no concurrirán en una lista conjunta a las elecciones del 4 de mayo

placeholder Foto: El portavoz parlamentario de Más País, Íñigo Errejón (d), y la diputada autonómica y líder de Más Madrid, Mónica García (i). (EFE)
El portavoz parlamentario de Más País, Íñigo Errejón (d), y la diputada autonómica y líder de Más Madrid, Mónica García (i). (EFE)

La decisión clave en la izquierda está tomada. Tras la irrupción de Pablo Iglesias en la campaña para presidir la Comunidad de Madrid, Más Madrid debía decidir si se ponía tras la figura del hasta ahora vicepresidente segundo o si continuaba su camino en solitario. Finalmente, tras horas de debate interno, ha sido esta última opción la escogida: no concurrirán en una lista conjunta a las elecciones del 4 de mayo. Mónica García será la candidata de la formación en los próximos comicios, pese a los intentos de Unidas Podamos de lanzar el lazo sobre el proyecto regional de Íñigo Errejón.

[Perfil | Quién es Mónica García, la portavoz y candidata de Más Madrid]

Los principales cargos de Más Madrid han pasado las últimas horas evaluando la situación tras la revolución que ha supuesto la incursión de Iglesias, pero creen que es mejor que cada uno presente su lista. En los últimos días, tras la convocatoria de elecciones anticipadas, los dirigentes de MM habían mostrado su preocupación ante la opción de que UP se quedara fuera de la Asamblea al no superar la barrera del 5%, lo que haría imposible echar a Isabel Díaz Ayuso. Con el secretario general morado en la ecuación, creen que ese riesgo de que no obtengan escaño se ha disipado y que, por tanto, una reagrupación ya no tiene sentido.

Foto: Mónica García y Pablo Gómez Perpinyà, de Más Madrid. (EFE)

"Llevo 10 años haciendo política en Madrid. Llevo un año haciendo una oposición férrea a las chapuzas de Ayuso. Madrid no es una serie de Netflix", arranca Mónica García en un vídeo grabado con el que han comunicado su decisión este martes. "Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos 'históricos' nos pidan que nos apartemos. Las mujeres hemos demostrado que sabemos frenar a la ultraderecha sin necesidad de que nadie nos tutele", carga la candidata de la formación en esta intervención dirigida, aunque sin nombrarle, a Iglesias.

García se ha granjeado en el último año un perfil agresivo frente a la presidenta del PP. Anestesista en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, ha hecho gala de sus conocimientos en materia sanitaria para aumentar el perfil de su oposición a PP y Cs ante un PSOE que ha mostrado un perfil bajo en la cámara regional y un Unidas Podamos de escasa presencia en la Comunidad con Isabel Serra a los mandos. "No me cabe duda de que sumaremos", asegura en el video difundido por el partido que Errejón impulsó en 2019.

"A la irresponsabilidad de la señora Ayuso de convocarnos a unas elecciones en plena pandemia, no podemos sumarle ni más frivolidad, ni más espectáculo ni más testosterona", apunta la diputada, ex de Podemos.

La duda sobre qué hacer con la unidad de la izquierda a la izquierda del PSOE ha sido una constante en los últimos dos años en la Comunidad de Madrid. Distintos dirigentes de Más Madrid han defendido desde hace meses que volver a unir los caminos tras la ruptura de 2019 no era la mejor solución. Creen que los morados vienen con una marca muy desgastada y que ya no logra movilizar a todo su público potencial. Solo se plantearon aunar fuerzas cuando la semana pasada vieron a UP en un momento de debilidad extrema y creyeron que, si les tendían la mano desde una posición de superioridad, la jugada podría tener sentido al garantizarse también que no se perdieran todos los escaños morados.

Mónica García, candidata a la CAM de Más Madrid.

"Creo que habríamos despertado mucha ilusión con una candidatura unitaria, pero máximo respeto a la decisión de los dirigentes de Más Madrid. Ahora, a salir con todo para frenar a los ultras y ganar Madrid. Pondremos toda nuestra fuerza y entusiasmo para lograrlo", ha replicado Iglesias en un tuit en su cuenta personal.

La decisión tenía que tomarse antes del 21 de marzo, fecha límite en la que deben comunicarse las coaliciones que se hubieran pactado entre las formaciones. El escaso margen y la forma de mover los hilos por parte de los morados tampoco han jugado a favor de que se pudiera estudiar una lista conjunta.

Hace unos días, el anticipo electoral pilló a todos a contrapié y a Unidas Podemos en la tesitura de qué hacer ante la opción de que se quedaran fuera. Con el liderazgo de Serra descartado, se abría la opción de buscar una alternativa con más proyección y, finalmente, la sorpresa saltó el lunes con el desembarco de Iglesias.

Con la aspiración de aglutinar bajo su papeleta el voto de la izquierda y movilizar al electorado progresista, "como madrileño y como antifascista", el líder de UP aprovechaba el mensaje anunciando su candidatura para lanzar un llamamiento a la "unidad de la izquierda", asociando el hecho de que esté gobernando la derecha por las divisiones del pasado, en referencia a la escisión liderada por Íñigo Errejón. Pero no solo hizo un llamamiento: "Voy a proponer a los compañeros de Más Madrid para que hagamos una candidatura única para ganar Madrid el próximo 4-M", avanzaba este jueves.

Foto: El candidato a las elecciones de Madrid, Pablo Iglesias. (EFE) Opinión

Iglesias defendía unas horas después la realización de unas primarias abiertas para elegir candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en el caso de que su formación se presente en coalición con Más Madrid. En una entrevista en 'El Intermedio', de La Sexta —la primera desde que anunció su salto a la política madrileña—, Iglesias dijo que su presencia como cabeza de lista "no puede ser una excusa para no construir la unidad" con la formación de Íñigo Errejón de cara a las elecciones autonómicas del próximo 4 de mayo. "Cuando la gente está pidiendo algo de forma tan unánime, tenemos que ser generosos; yo creo que puedo ser presidente, pero que lo decidan los inscritos", enfatizó.

La reacción a la decisión de Más Madrid ha llegado, entre otros, de la mano del líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que había apostado decididamente por la unidad. "Esta decisión es un error notable. La unidad no es la respuesta a todo, pero es un estímulo que permite hacer las cosas diferentes a 2019: entonces gobernó Ayuso. Esta nueva ocasión requería unidad y humildad. Dicho esto, mucha suerte a quienes han pensado y decidido lo contrario", ha asegurado en su perfil de Twitter el ministro de Consumo.

A nivel municipal, los concejales díscolos de MM en el Ayuntamiento capitalino, los conocidos como afines a Manuela Carmena, han criticado también el movimiento. Bajo el nombre de Recupera Madrid, han entablado conversaciones con UP de cara a 2023 ante una posible candidatura conjunta con la que los morados regresarían al consistorio. "La unidad es la única estrategia vencedora para parar a la derecha", han apostillado en su perfil de Twitter. Ya en las últimas horas, fuentes del entorno explicaban a este medio que la entrada de Iglesias era el revulsivo que hacía falta para unir caminos con MM. Finalmente, no ha sido así.

Unidas Podemos Más Madrid
El redactor recomienda