Ángel Gabilondo resiste pese a las críticas a su oposición y ante una salida que no llega
  1. España
  2. Madrid
HARÁ FRENTE A AYUSO

Ángel Gabilondo resiste pese a las críticas a su oposición y ante una salida que no llega

El exministro de Educación, que esperaba ser nombrado defensor del pueblo, repetirá como presidenciable en un contexto atípico en el que los acontecimientos se han ido precipitando

placeholder Foto: Ángel Gabilondo durante una rueda de prensa. (EFE)
Ángel Gabilondo durante una rueda de prensa. (EFE)

Ángel Gabilondo tiene un perfil poco común en la política actual. Pausado, alejado del regate corto y enemigo de las descalificaciones, el portavoz de los socialistas en la Asamblea de Madrid ha sido acusado desde sus propias filas de hacer una oposición poco contundente ante una figura mediática como la de Isabel Díaz Ayuso. Su salida para convertirse en defensor del pueblo parecía hecha hace unos días, pero no terminó de fraguarse. Ahora, la convocatoria de elecciones anticipadas en la región ha dado al traste con los planes políticos y el escenario ha terminado aupándole de nuevo. Será candidato por tercera vez y hay consenso: era la mejor opción.

"Es mejor candidato y presidente que líder de la oposición", resumen en conversación con este medio fuentes socialistas que unos días atrás aseguraban que en el partido había "ganas de cambio". Este viernes, la ejecutiva del PSOE madrileño, con el aval de Ferraz, se reunió para fijar la hoja de ruta que debía guiar a la formación en los dos caminos que pueden abrirse: que la moción de censura prolifere o que los comicios del 4 de mayo se mantengan. De forma unánime se decantó por que el exministro de Educación sea, en ambos casos, el candidato.

Foto: El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo (d). (EFE)

De este modo, el experimentado político vasco aguantará en la primera línea de la batalla electoral cuando todo apuntaba a que ya no volvería a encabezar una lista. Favorito para ser defensor del pueblo de forma casi inminente, distintas fuentes socialistas daban por hecho que la renovación en el liderazgo llegaría antes de que acabara la legislatura en 2023. El movimiento de Díaz Ayuso ha trastocado los tiempos orgánicos del partido y por el momento la única certeza es que el que fuera su candidato en 2015 y 2019 seguirá siéndolo en el futuro inmediato. "Es la calma frente al torbellino", aseveran algunas fuentes. Una calma que resiste en el frenesí de los últimos tiempos.

Gabilondo, que fue invitado al encuentro orgánico de este viernes pese a no tener carné de la formación, intervino para ponerse a disposición del partido, mostrar sus ganas y transmitir que se sentía con fuerzas para seguir encabezando el proyecto. "Es un honor", dijo posteriormente. Fuentes socialistas de Madrid explican que el movimiento de este jueves tuvo más bien carácter simbólico para reafirmar el apoyo de la formación al que en 2019 fue el candidato más votado en las urnas y para consolidarlo pase lo que pase en los próximos días.

La decisión oficial sobre una hipotética candidatura electoral deberá confirmarse próximamente una vez que se certifique si hay comicios o no, coinciden las fuentes consultadas, que creen que en cualquier caso no sería necesario pasar por primarias debido al contexto. En este sentido, apuntan al artículo 226.3 de su reglamento federal interno, que recoge las excepciones para que no se lleve a cabo un proceso de selección por votación de la militancia. "[Se] podrá suspender la celebración de primarias (incluso si ya estuvieran convocadas) en un determinado ámbito territorial cuando las circunstancias políticas lo aconsejen o el interés general del Partido lo exija".

El escaso margen de apenas 54 días entre el decreto de adelanto electoral y los comicios dan pie a que se eche mano de este punto del documento. Los plazos y la coyuntura han llevado a que Gabilondo fuera la única opción con la fuerza suficiente en el PSOE. "No se podía demorar más si hay una posibilidad de elecciones. Nadie ha apostado por otra figura que no fuera Ángel", resaltan estas fuentes de la formación. En sus filas ven "poco probable" que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid frene los comicios.

"No se podía demorar más si hay una posibilidad de elecciones"

Ahora nadie tiene dudas de que no hay un candidato mejor que él en el marco actual, pese al runrún de las últimas semanas en las que parecía que se daba por hecho su salto para ser defensor del pueblo y que el partido ya estudiaba opciones. Los nombres para sustituir a Gabilondo han ido circulando desde el pasado verano, pero la intensidad de las quinielas se ha agudizado recientemente.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, y la presidenta del Senado y hasta ahora parlamentaria madrileña, Pilar Llop, eran los dos principales nombres que salían en las conversaciones con fuentes socialistas. Se hablaba de intentar repetir un 'efecto Illa' como el de Cataluña. "Esas posibilidades, o las tienes muy cerradas o ahora no tienes margen. Y al estar la moción... no puedes", concluyen fuentes socialistas. Este mismo medio informó en los últimos días de que el partido buscaba para la Comunidad un liderazgo de peso que pudiera aglutinar a la izquierda.

Ahora todo ha cambiado. "No se puede pensar igual cuando los escenarios son distintos", aseguran algunas de las fuentes socialistas consultadas, que creen que "si él se hubiera ido al otro lado [a defensor del pueblo], se habría abierto un proceso para buscar otra persona. Pero ese escenario ahora es ficción porque nada de eso ha pasado".

placeholder Ángel Gabilondo en una imagen de archivo. (EFE)
Ángel Gabilondo en una imagen de archivo. (EFE)

Para su reemplazo en la propia Asamblea, antes de la disolución ordenada por Díaz Ayuso, el favorito para hacerse con el liderazgo de la oposición era José Cepeda, el portavoz adjunto que fue ascendido el pasado verano en una decisión orgánica que buscaba un giro en la bancada socialista. Llegó con el cartel de ser quien elevaría el tono contra la presidenta frente a un Gabilondo más sosegado. "Se ha minusvalorado su forma de hacer política. Frente a Ayuso tienes a una persona culta, a la que le gusta el diálogo", asegura Cepeda en declaraciones a este medio. "Vamos a intentar darle la vuelta a la tortilla".

En las filas socialistas están convencidos de que, pese a que la decisión se ha precipitado por las circunstancias, la candidatura de Ángel Gabilondo puede ser muy positiva para sus intereses electorales y ven en él un candidato opuesto a lo que significa Díaz Ayuso. "El rigor frente al caos". Fuentes cercanas al de San Sebastián reivindican su legado: "Viene de ganar al PP y ahora puede hacerlo otra vez. Ese es el mayor argumento". Y es que en 2019 el PSOE obtuvo 37 diputados para ser la lista más votada, si bien la suma de populares con Ciudadanos y Vox evitó su llegada al Gobierno regional.

Creen que el mejor ejemplo para demostrar que estaban preparados para gobernar es la continuidad de la candidatura de Gabilondo. De cualquier modo, los madrileños volverán a las urnas en 2023.

Ángel Gabilondo PSOE Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda