Madrid prorroga el toque de queda a las 23:00 y pospone su plan para Semana Santa
  1. España
  2. Madrid
se mantiene la prohibición de reuniones

Madrid prorroga el toque de queda a las 23:00 y pospone su plan para Semana Santa

La Comunidad de Madrid ha decidido prorrogar dos semanas más el toque de queda vigente a las 23:00 horas y permitir la movilidad entre zonas básicas confinadas para hacer deporte

placeholder Foto: Vacunación en el Wanda Metropolitano de Madrid. (EFE)
Vacunación en el Wanda Metropolitano de Madrid. (EFE)

La Comunidad de Madrid ha decidido prorrogar dos semanas más (hasta el próximo 14 de marzo) el toque de queda vigente desde las 23:00 hasta las 06:00 horas y la prohibición de reuniones entre no convivientes en los domicilios porque son los lugares "donde se producen más contagios" de coronavirus (según la consejería, el 80% de los casos tiene ese origen). También se mantendrán los horarios de cierre de establecimiento de hostelería y restauración a las 23:00, y seguirán sin poder admitir nuevos clientes a partir de las 22.00 horas, pero con la posibilidad de hacer servicios de entrega a domicilio hasta las 00.00 horas.

La ocupación máxima por mesa seguirá siendo de cuatro personas en espacios interiores y de seis en terrazas al aire libre.

Sin embargo, permitirá la movilidad entre zonas básicas confinadas para hacer deporte, aunque solo bajo prescripción médica. El plan de Semana Santa se pospone porque desde el Ejecutivo regional quieren tomar decisiones "a dos semanas vista".

Así lo ha avanzado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en declaraciones a los medios tras visitar el Instituto de Educación Secundaria (IES) Centro Integral de Formación Profesional a Distancia Ignacio Ellacuría.

"Por ahora, vamos a mantener, al menos, por dos semanas, las medidas actuales: el toque de queda a las 23 horas y el cierre de actividad a la misma hora. Por ahora, no permitimos que haya más personas recibiendo visitas en sus domicilios porque es el lugar donde se producen más contagios y habrá nuevas zonas básicas de salud [confinadas]", ha explicado.

Foto: Una ambulancia en Madrid. (EFE)

Ayuso también ha detallado que se va a permitir que los ciudadanos se puedan mover con libertad entre las zonas básicas de salud para hacer ejercicio físico "cuando es prescripción médica".

Sobre las medidas que se adoptarán en Semana Santa, la presidenta regional ha señalado que aún no se ha previsto un plan. "Vamos tomando medidas con dos semanas de distancia. Haremos como siempre, buscar la mejor opción para conjugar la salud y la vida con la economía", ha asegurado.

Solo 17 zonas básicas y un municipio confinado

Los nuevos contagios por coronavirus en Madrid han disminuido un 30% esta última semana respecto a la anterior y un 53% en los últimos 15 días, han destacado el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad, Antonio Zapatero, junto a la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, en su rueda de prensa semanal. La presión sobre el sistema sanitario también ha descendido y en este momento alcanza el 11% de ocupación UCI.

La incidencia acumulada a 14 días es de 305 casos por cada 100.000 habitantes (hace dos semanas era de 625), y a siete días (que, según explican, muestra la tendencia de los próximos días) se sitúa en 128 casos por cada 100.000 habitantes.

Desde el próximo lunes, 1 de marzo, pasarán de ser 25 zonas y ocho localidades a ser 17 zonas básicas de salud y un único municipio de la región los que se verán afectados por las restricciones especiales en movilidad, lo que supone confinar a 390.000 habitantes, un 5,9% de la población madrileña que acumula un 8% de los casos.

Tras evaluar la situación epidemiológica de la Comunidad, se levantarán las restricciones de movilidad en 10 zonas básicas de salud y siete localidades o municipios, se prorrogarán todas las demás una semana más (hasta el 8 de marzo) y solo se incluye una nueva zona —Marie Curie en Leganés—, cuyos habitantes no podrán entrar ni salir salvo los casos recogidos como excepciones hasta el próximo 14 de de marzo.

Los criterios para las limitaciones por zonas básicas de salud siguen siendo el umbral superior a 500 casos, transmisión comunitaria y la tendencia.

"Todos los datos señalan que estamos al final de la tercera ola", ha destacado Zapatero, que ha vuelto a hacer un llamamiento a la prudencia y ha admitido que siguen "tremendamente" preocupados por la variante británica, que ya supone un 40% de los casos totales detectados en la Comunidad.

Sobre Semana Santa: "No vamos a hacer cábalas de lo que vamos a hacer"

También se han diagnosticado los primeros dos casos de la variante sudafricana en Madrid (dos personas de una ONG que entraron por Barajas el 13 de febrero procedentes de Tanzania) y hay otros casos sospechosos de pertenecer a la variante brasileña, que se sumarían a los tres casos ya detectados.

El hito temporal que marca la Semana Santa en el calendario es una cuestión que las autoridades sanitarias madrileñas no quieren aún abordar. "No vamos a hacer cábalas de lo que vamos a hacer", ha zanjado Zapatero, quien ha afirmado que a él lo que le preocupa es "salvar vidas", no la Semana Santa.

Aunque se ha mostrado dispuesto a llegar a un acuerdo con otras comunidades autonómas para elaborar un plan común, no se ha mostrado muy convencido de que se vaya a poder consensuar. "Hasta la fecha no hemos sido capaces de consensuar documento alguno en el Comité Interterritorial (del Sistema Nacional de Salud)", ha apuntado el viceconsejero.

Respecto a la vacunación, Andradas y Zapatero han detallado que la Comunidad de Madrid tiene capacidad para administrar 350.000 vacunas si fuera necesario y "siendo conservadores", pero los retrasos en la vacunación —está inmunizado, es decir, han recibido las dos dosis, un 2,4% de la población— se deben a las incidencias que se han producido en la llegada de vacunas. "No ha habido una semana que no haya habido una incidencia con las vacunas", ha apuntado Zapatero. La semana que viene solo llegarán la mitad de las dosis de AstraZeneca, por ejemplo.

"La Comunidad de Madrid no está para manifestaciones", ha subrayado Zapatero al ser preguntado por la posibilidad de que se produzcan en la región manifestaciones por el Día de la Mujer el próximo 8 de marzo.

Madrid Coronavirus Pandemia