Telemadrid se le atraganta a Ayuso: acusaciones cruzadas y Cs marcando distancias
  1. España
  2. Madrid
GESTIÓN DE RTVM

Telemadrid se le atraganta a Ayuso: acusaciones cruzadas y Cs marcando distancias

Los acontecimientos vinculados a la radiotelevisión pública en la última semana consolidan una piedra en el camino para el Ejecutivo regional, con diferencias entre populares y naranjas

placeholder Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La semana ha venido cargada de contenido relativo a la radiotelevisión madrileña. En plena negociación para el marco económico de RTVM (Telemadrid) sobre el que debe actuar la corporación de aquí a 2024, las tensiones se han disparado entre las partes con acusaciones cruzadas y se han hecho públicas las diferencias entre los socios de Gobierno. Las miras de los partidos y de los trabajadores apuntan hacia la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ante lo que consideran un intento de controlar la cadena pública, algo que niegan desde la Puerta del Sol.

Bautizada coloquialmente por muchos como 'tele-Espe' en referencia a la expresidenta Esperanza Aguirre, Telemadrid buscó su refundación desde 2015 después de que fuera aprobada una nueva ley regional que apuntaba a una mayor independencia y a corregir algunos aspectos de la época anterior, que vivió sus momentos más oscuros con el ERE de 2013. Uno de los aspectos que se fijaron en 2015 era la necesidad de aprobar lo que se llamó 'contrato programa', el marco presupuestario de la sociedad para los cursos siguientes. En la anterior legislatura, la hoy presidenta era, precisamente, la portavoz de los populares en la comisión de control de RTVM.

Foto: El consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López. (EFE)

Ahora, RTVM y CAM deben acordar las cuentas correspondientes a los ejercicios de 2021 a 2024. Tras la caducidad del marco anterior, que llegaba hasta finales de 2020, la financiación de la radiotelevisión madrileña queda en manos de las autorizaciones de la Consejería de Hacienda y la Intervención General, algo que, según los trabajadores, supone dejar la corporación en una posición de inferioridad en la negociación del nuevo plan económico que debe acordar con la CAM.

El pasado martes, José Pablo López, director general de la RTVM, acudió a la Asamblea de Madrid para rendir cuentas ante los grupos sobre la situación del ente y no evitó referirse a la batalla que se plantea. "Es un tema de buena voluntad. No metamos presión colateral para llegar a un acuerdo rápido y sin que aborde los problemas de fondo. No podemos utilizar las autorizaciones, el déficit, etc. para decir que hay que cerrar un acuerdo ya", aseguró el máximo responsable de la corporación, que hizo hincapié en que en los próximos años se debe reforzar la estabilidad de la plantilla.

La disputa aumentó en los últimos días a cuenta del acto de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que congregó a la propia presidenta, al alcalde de Madrid y a los Reyes de España, además de una representación del Gobierno central. La Casa Real solicitó a Telemadrid si podía hacerse cargo de la retransmisión y de grabar el acto para la difusión de las imágenes. Finalmente, terminó haciéndolo RTVE. Desde la corporación madrileña, aseguran que pidieron autorización a Hacienda para poder afrontar los gastos derivados de la cobertura y que no recibieron respuesta, por lo que les fue imposible hacerlo.

"Existe malestar por las presiones del PP para controlar mediante asfixia económica"

Fuentes gubernamentales defienden, sin embargo, que si no lo hicieron fue "porque no quisieron", ya que consideran que el coste de producción, de apenas unos 2.000 euros, podría haberse afrontado con el efectivo en caja. En el Ejecutivo, solo se explican este movimiento como un intento de presionarles y de buscar poner el foco en este tipo de cuestiones para evitar el debate puramente de gestión y acusarles de estrangulamiento por motivos políticos. Asimismo, argumentan estas fuentes que, tras haber caducado el marco económico con la entrada de 2021, solo está garantizado el pago de las nóminas y que la autorización de los gastos debe pasar por la Intervención General.

Luis Lombardo, presidente del comité de empresa de RTVM, explica a este medio que "parece claro que se está utilizando el sustento de la corporación como forma de presión para condicionar una negociación que obviamente no puede ser equilibrada". Él recuerda que durante los primeros años de la ley después de 2015 se dio una situación similar mientras se aprobaba la asignación económica para el ente. Él considera que existe una especie de vacío en la norma para los momentos en los que no hay en efecto una financiación definida.

"A nadie la cabe en la cabeza que se diga que se aseguran las nóminas de los trabajadores, pero no el pago a proveedores o a las productoras... Vuelve a ponerse en la picota la radiotelevisión madrileña. (...) El problema es que no se dice en la radiotelevisión lo que el PP quiere oír", entiende Lombardo, que cree que, si la situación se prolonga, podría llevar a la asfixia de Telemadrid.

Foto: Rocío Monasterio (i), frente a Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

En la retina de los madrileños está el encontronazo protagonizado en octubre por la propia Díaz Ayuso durante una entrevista en Telemadrid sobre el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, el centro para pandemias construido por la comunidad y que se ha consolidado como elemento de confrontación entre el PP y las siglas de la oposición. "Eso no se le pregunta a una presidenta", dijo la popular después de que una presentadora de la cadena le insistiese al cuestionarle por los detalles del personal de la nueva instalación.

En la Puerta del Sol, rechazan por completo este tipo de afirmaciones y creen que lo que intentan es tapar una "negligencia de gestión", una "falta grave", por no haber presentado antes de final de curso una propuesta para el nuevo 'contrato programa' que habría ayudado a evitar la coyuntura actual. "Son temas de gestión. No tiene nada que ver con eso de 'tele-Espe'. En el Gobierno, en ningún momento se han valorado los temas informativos, ni los enfoques. Lo único que se está valorando, y es donde está el problema, es la gestión de los recursos públicos. (...) Hacienda tiene que cumplir la ley", inciden estas fuentes sobre la RTVM, que tiene una aportación de más de 70 millones de dinero público al año.

En Ciudadanos, se han desmarcado por completo de la versión sostenida desde la Puerta del Sol y se han posicionado del lado de la corporación en esta disputa. Los naranjas creen que detrás de la negociación se esconde una intención por parte del lado popular del Gobierno de hacerse con un mayor control de la sociedad. "Existe malestar por las presiones del PP para controlar la línea editorial mediante la asfixia económica", aseguran fuentes de la formación, que confían en que "se acaben las presiones y dejen trabajar a los profesionales de la cadena".

placeholder Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso, este jueves, en la Asamblea. (EFE)
Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso, este jueves, en la Asamblea. (EFE)

El portavoz de Cs en la cámara regional, César Zafra, fue más allá en una entrevista con 'El País' y aseguró que lo que buscan es "poner y quitar tertulianos, volver a tele-Esperanza". Fuentes gubernamentales consideran "llamativa" esta postura adoptada por Ciudadanos y dicen desconocer los "intereses" que tienen los de Ignacio Aguado en la tele pública. El propio vicepresidente fue cuestionado por la disputa esta semana y se limitó a ensalzar el trabajo realizado por la dirección de la sociedad y el refuerzo del prestigio que, a su parecer, ha logrado Telemadrid desde 2015 con un incremento sustancial de audiencias.

La formación que gobierna con Díaz Ayuso presentó en las últimas fechas una iniciativa parlamentaria que cuenta con el respaldo de los trabajadores de Telemadrid y que impediría que se repitiera una situación como la actual, en la que desapareciera el marco económico cuando caduca. En concreto, proponen que el anterior 'contrato programa' se prorrogue mientras se negocia el nuevo.

Cs había propuesto su tramitación urgente, aunque el Grupo Socialista consideró que era más conveniente a nivel técnico que la reforma de la ley fuera por la vía ordinaria, con debate parlamentario en lugar de por lectura única y abierta a enmiendas. En principio, todo apunta a que la enmienda terminará siendo aprobada por los grupos, aunque no tan rápido como querían sus impulsores. La posición del PSOE de Ángel Gabilondo ha provocado "malestar" en el propio comité de empresa de Telemadrid, según admite el presidente del mismo, por implicar un retraso en su llegada.

Telemadrid Isabel Díaz Ayuso Ciudadanos Ignacio Aguado Partido Popular (PP)
El redactor recomienda