Señales inteligentes, metro, carril bici... El plan para evitar los atascos en Madrid Nuevo Norte
  1. España
  2. Madrid
EL CONFIDENCIAL - DISTRITO CASTELLANA NORTE

Señales inteligentes, metro, carril bici... El plan para evitar los atascos en Madrid Nuevo Norte

A punto de despegar la antes llamada Operación Chamartín, políticos de la Comunidad de Madrid y promotores del proyecto se han reunido para abordar aspectos relacionados con la sostenibilidad del plan

Tras cerca de tres décadas en el aire, la operación Chamartín ya está a punto de colocar la primera piedra. La Comunidad de Madrid dio luz verde definitiva al proyecto, ahora rebautizado como Madrid Nuevo Norte, el pasado 29 de mayo. Se trata de una obra que comprende tres millones de metros cuadrados y que abarca cuatro ámbitos de actuación: la estación de Chamartín; el Centro de Negocios; Malmea-San Roque-Tres Olivos y Las Tablas Oeste. Pero todavía estamos lejos de ver el mayor proyecto urbanísticos de Europa construido: se ejecutará durante los próximos 25 años con la construcción de 10.500 viviendas (el 24% de ellas con protección pública), la regeneración de la estación ferroviaria de Chamartín y la creación de un nuevo centro de negocios.

Para poner sobre la mesa los retos y las perspectivas del proyecto, El Confidencial y Distrito Castellana Norte organizaron el foro 'Urbanismo Sostenible para impulsar Madrid', que contó con la apertura institucional de Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, y la clausura de Álvaro Aresti, presidente de Distrito Castellana Norte. En el encuentro también participaron Mariano González Sáez, viceconsejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid; José Antonio Martínez Páramo, coordinador general de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, y Belén Piserra, directora de Negocio en Distrito Castellana Norte.

El desarrollo de Madrid Nuevo Norte ha despegado en un momento en que la crisis del covid-19 está haciendo un gran agujero en la economía de todo el país. Paloma Martín estimó poco antes de cerrar el pasado año que la pandemia supondrá a la comunidad un coste aproximado de 3.400 millones de euros, y considera esta gran obra "una oportunidad" para salir adelante: "Con este proyecto queremos generar oportunidades para empresas e inversores, crear empleo en la Comunidad y atraer talento". No en vano, en los próximos años la inversión en Madrid Nuevo Norte rondará los 20.000 millones de euros y se estima que supondrá la creación de 250.000 puestos de trabajo.

placeholder Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid.
Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid.

Sobre las políticas de sostenibilidad necesarias para la puesta en marcha del proyecto, desde el Ayuntamiento de Madrid, el coordinador general de Medio Ambiente, José Antonio Martínez Páramo, afirmó que, aunque pondrán en marcha la estrategia de sostenibilidad de ‘Madrid 360’ en Madrid Nuevo Norte, irán estableciendo nuevas políticas con el paso del tiempo. Para ello “hemos creado una serie de grupos de trabajo en los cuales estamos proponiendo, según las materias, qué es lo mejor que podemos incorporar para este nuevo desarrollo urbanístico desde un punto de vista sostenible”.

Pero el proyecto está pensado para desarrollarse en los próximos 25 años, y una de las cuestiones más recurrentes que brotan alrededor de este asunto tiene que ver con la dificultad de establecer objetivos de sostenibilidad a tan largo plazo. En este sentido, los ponentes pusieron sobre la mesa "la ventaja" que supone que, en paralelo al desarrollo del plan, se vaya a generar una gran transición digital y energética hacia una sostenibilidad global que reduzca las emisiones. En todo caso, la directora de Negocio en Distrito Castellana Norte, Belén Piserra, reconoció la “gran responsabilidad” que supone la puesta en marcha de esta gran obra y manifestó que, poco a poco, irán asentando las bases: “Ya estamos trabajando la estrategia de sostenibilidad de la mano de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento para ir acertando en cada momento y obteniendo cambios tangibles a medida que vaya pasando el tiempo”.

"Ya estamos trabajando la estrategia de sostenibilidad de la mano de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento" (Belén Piserra)

Por su parte, Mariano González Sáez, viceconsejero de Medio Ambiente, ordenación del territorio y sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, añadió: “Lo bueno de Madrid Nuevo Norte es que nos permitirá tener un lienzo en blanco en el que podamos experimentar e innovar con todas las tecnologías innovadoras que existen ahora mismo en materia de sostenibilidad”. Porque, como explicó el viceconsejero, "no es lo mismo un desarrollo ya consolidado urbanísticamente, que uno que se va a desarrollar. Nos permitirá actuar con más facilidad”.

El problema de la movilidad

El terreno sobre el que se construirá Madrid Nuevo Norte, a día de hoy está ocupado por vías del tren que parten de la estación de Chamartín, algunos descampados y antiguos espacios industriales. Un vacío urbano que divide en dos el norte de Madrid y dificulta la movilidad. 10.500 viviendas y tres rascacielos con oficinas es motivo suficiente para que muchos se pregunten si este desarrollo urbanístico no acabará generando todavía más atascos y problemas de movilidad en la Comunidad de Madrid. En este sentido, el Ayuntamiento de Madrid ya está tramitando la nueva ordenanza de movilidad sostenible: “Uno de los temas que más nos preocupa es el tráfico. Estamos estudiando medidas, y una de ellas, que se aplicará por supuesto en Madrid Nuevo Norte, es un nuevo sistema para las zonas de carga y descarga inteligente, que permitirá reducir la movilidad”, afirmó el coordinador general de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid.

Y es que, en torno al 40% de las emisiones del transporte de la Comunidad de Madrid proviene del transporte de mercancías. Esta iniciativa colocará una señal inteligente en los lugares habilitados por el Ayuntamiento de Madrid para la carga y descarga y, a través de una aplicación móvil que detecta el código de la señal del teléfono del repartidor, enviará un aviso sobre el tiempo que tiene para realizar cada entreda y de los sitios disponibles en cada momento, evitando así hacer viajes innecesarios.

"Pensamos que el problema es el transporte de pasajeros, pero el de mercancías supone el 40% de las emisiones" (González)

Respecto al transporte de mercancias, Páramo añadió un dato más: “Para la recogida neumática de residuos, Madrid Nuevo Norte contará con una planta propia. Esto ayudará porque los camiones de recogida pasarán con menos frecuencia". En esta misma línea añadió que “a veces pensamos que el problema de la movilidad proviene del transporte de pasajeros y se nos olvida que el transporte de mercancías tiene mucho peso”. Y cada vez tendrá más, según explicó, debido al auge del comercio electrónico.

En todo caso, Madrid Nuevo Norte tratará de impulsar el transporte público incorporando tres nuevas estaciones de metro. También incluirá más de 13 kilómetros de carril bici y un parque central que conectará con los parques situados en el norte de Madrid. La directora de negocio en Distrito Castellana Norte destacó además que la infraestructura eléctrica permitirá el despliegue masivo del vehículo eléctrico. ¿Qué más novedades se implantarán en materia de sostenibilidad? Mariano González, desde la Comunidad de Madrid, continuó diciendo que la digitalización nos permitirá reducir impactos ambientales, y puso el ejemplo de las infraestructuras hidráulicas: “Incorporar contadores inteligentes nos va a permitir optimizar los consumos, identificar pérdidas y reducir impactos ambientales con un recurso clave como es el agua”.

placeholder Álvaro Aresti, presidente de Distrito Castellana Norte.
Álvaro Aresti, presidente de Distrito Castellana Norte.

Por otro lado y en relación a la optimización de energía, “desplegaremos redes térmicas de producción centralizada de frío y calor (significa que la producción es única para todo el edificio) que permitan aprovechar los patrones de horarios de consumo entre oficinas y viviendas”, dijo Belén Piserra. Desde Distrito Castellana Norte han comprobado que en el mercado residencial se demanda más calefacción, mientras que, en el sector terciario, demandan aire acondicionado: “Hemos visto simultaneidad de demanda en muchas horas del año, y estos patrones de uso suponen una oportunidad de optimización”, añadió la directora de Negocio en Distrito Castellana Norte.

Para terminar el encuentro, Álvaro Aresti, presidente de Distrito Castellana Norte, informó de que, si todo va bien, las obras empezarán durante este primer semestre: "Madrid Nuevo Norte es un proyecto estratégico para nuestro futuro, y es un ejemplo de todo lo que se puede conseguir cuando las administraciones públicas y la iniciativa privada comparten un objetivo común”, concluyó.

Madrid Desarrollo sostenible Eventos EC Transporte