La lenta vuelta a la movilidad en Madrid pone a prueba la 'paciencia' de barrios helados
  1. España
  2. Madrid
la capital, plagada de hielo

La lenta vuelta a la movilidad en Madrid pone a prueba la 'paciencia' de barrios helados

Las complicaciones continúan después de una nevada que finalizó el pasado sábado, y en las últimas horas los partidos de la oposición han pedido explicaciones ante la gestión

Foto: Vista de una de las bocas del metro de la Puerta del Sol durante la nevada en Madrid. (Sergio Beleña)
Vista de una de las bocas del metro de la Puerta del Sol durante la nevada en Madrid. (Sergio Beleña)

La situación ha mejorado en algunas zonas de la Comunidad de Madrid respecto al pasado sábado y domingo, cuando tras dos días de nevada era prácticamente imposible transitar o circular por la mayoría de zonas de la región. En el caso de la capital, muchos barrios continúan aún con un escenario en el que predomina el hielo, el transporte público escasea más allá del metro y acumulan basura en las calles después de días sin que se retiren las bolsas. Pese a que centenares de vecinos llevan días colaborando en apartar esas capas blancas y cristalinas, la vuelta a la movilidad usual está siendo lenta, razón por la que las autoridades regionales y locales reclamaron este martes que se tenga "paciencia".

Los equipos de la corporación municipal que dirige el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, habían logrado reabrir al tráfico hasta el mediodía de este martes más de 1.000 kilómetros y otros 260 para posibilitar que los ciudadanos caminaran por las aceras. Pese a esto y a que buena parte de las grandes avenidas recuperaron al menos un carril para poder pasar por ellas sobre ruedas, centenares de vías seguían siendo intransitables cuando se cumplían tres jornadas sin que hubiera nevado en la capital y después de que las autoridades advirtieran de que una vez que la nieve diera paso a los bloques de hielo, su retirada sería aún más difícil.

Foto: Vista de la Calle Montera durante la nevada de la borrasca Filomena en Madrid. (Sergio Beleña)

La ingente cantidad de hielo que aún persiste en las vías madrileñas se ha convertido en un enemigo de las crecientes necesidades de movilidad urbana, ya que mientras que la nevada sucedió durante el fin de semana, la helada ha llegado en días laborables. Más aún si se tiene en cuenta que muchos ciudadanos no pudieron acudir a los supermercados durante el viernes, sábado y domingo a causa de la nieve acumulada, por lo que tienen que hacerlo estos días en que los riesgos de caminar por las aceras son todavía más elevados. Precisamente, las urgencias por caídas relacionadas con el temporal ya suponen un tercio de las registradas en la comunidad.

El Ayuntamiento de Madrid y el propio Ejecutivo regional se pusieron como prioridad despejar los accesos a los hospitales, así como a los centros logísticos y enclaves que se consideraran esenciales para permitir el abastecimiento farmacéutico, energético y alimenticio. El consejero de Transportes, Ángel Garrido, informó de que la práctica totalidad de la red principal y secundaria dependiente de la CAM permite circular, pero lo cierto es que la situación es muy distinta en los núcleos urbanos, especialmente en los barrios de Madrid. Pero si hay un ámbito en el que los problemas de movilidad han incidido sobremanera, ese es el sanitario. Los profesionales de la salud y los propios pacientes han experimentado dificultades para acudir a los centros durante el fin de semana y, aunque en menor medida, siguen sufriéndolo aún.

El abastecimiento de toda España se resiente por el temporal Filomena

También sigue afectado el transporte público. A pesar de que se han ido recuperando gradualmente las líneas de Cercanías —dependientes del ministerio— y los autobuses municipales e interurbanos, para miles de personas el metro sigue siendo la mejor forma de desplazarse en el contexto actual y esto está llevando a grandes aglomeraciones en los vagones.

En el ámbito de suministros, según informaron este martes autoridades locales y regionales, la llegada de estos bienes y servicios se ha garantizado y ya se ha recuperado la normalidad en Mercamadrid. Esto último hará posible, previsiblemente, que no se repitan las imágenes de estanterías vacías en algunos supermercados de la ciudad y eliminar cualquier miedo al desabastecimiento que derive en histeria colectiva por comprar. De lo que sí ha habido problemas de 'stock' es de la sal empleada para combatir las heladas, tal y como reconoció el propio Garrido en rueda de prensa.

Una de las dificultades a las que se está enfrentando la población en la capital es la acumulación de basuras. Hasta este martes, el servicio de recogidas no volvió a funcionar tras cesar su actividad el viernes, por lo que se enlazaron cuatro días de residuos que están provocando que algunos busquen rincones en sus casas para almacenarlos y evitar el mal olor u opten por dejarlos en el cuarto de basuras comunitario, dos opciones que son las recomendadas por el consistorio. Sin embargo, desde este domingo, ya comenzaron a verse bolsas de desechos amontonadas sobre el hielo, con el consecuente problema de salubridad. Fuentes municipales indicaron que este mismo martes el sistema de limpieza y recogida comenzó a funcionar al 40% para retirar unas 9.000 toneladas de residuos y esperan quitarlos al completo este miércoles para, entonces, recuperar la normalidad del servicio.

Parece que "la crisis está lejos de haber finalizado", algo que admitió este martes el propio consejero de Interior y Justicia, Enrique López, durante una rueda de prensa en la que volvió a insistir en la recuperación de la normalidad previa a Filomena para el próximo fin de semana, una hipótesis que calificó como "prudente" en un contexto en el que se han suspendido hasta el lunes las clases presenciales en colegios, institutos y universidades, y se han cerrado bibliotecas hasta el domingo.

Durante la jornada, volvieron a realizarse llamamientos para considerar la declaración de lo que se conoce como zona catastrófica, algo que corresponde solicitar a las administraciones afectadas, es decir, a las autonomías o los municipios. Aunque la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, se ofreció como "puente" y "respaldo" para los consistorios que aboguen por esta declaración, López cerró la puerta a que lo hiciera la CAM para toda la comunidad y se escudó en que Filomena había impactado de distinto modo según la zona. Aún, explicó el consejero, no hay una estimación del destrozo económico de la borrasca, pero desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Madrid, ya han apuntado a los dos millones de pérdidas solo en el campo.

"La crisis está lejos de haber finalizado"

Las previsiones de las administraciones se han visto superadas por el temporal, tal y como han reconocido públicamente. En la Asamblea de Madrid, los partidos de la oposición cargaron este martes contra distintos aspectos de la actuación de Díaz Ayuso, que mantuvo una reunión telemática con los portavoces de los grupos durante la jornada. Desde el socio prioritario del Gobierno de la Puerta del Sol, Vox, se criticó que se esté hablando de declarar zona catastrófica Madrid al considerar que es algo "secundario" porque lo que busca es "derivar la responsabilidad". La líder regional del partido, Rocío Monasterio, calificó de "lamentable" la gestión de todas las administraciones.

Entre las formaciones de izquierda en la región, el PSOE reclamó a la presidenta que comiencen a trabajar en la anticipación de ayudas a los municipios que se hayan visto más afectados por Filomena, más allá de que se abogue por una declaración de zona catastrófica, a la que no cerró la puerta. En las filas de Más Madrid, se instó a que se cese a la gerente del Servicio de Emergencias 112, Ángeles Pedraza, y en las de Podemos, se cuestionó la falta de previsión del Gobierno autonómico y del municipal de la capital.

Sin parar de recoger vehículos cuatro días después

El próximo jueves 21 de enero se celebrará un pleno en el que la CAM deberá rendir cuentas sobre la nevada y sobre el plan de vacunación contra el covid, en el que la región se encuentra a la cola en cuanto a las vacunas que está administrando, con el 36,4%. Se espera que sea entonces cuando la oposición aumente la tensión sobre el gabinete que dirige Ayuso. En el consistorio, Rita Maestre, portavoz de Más Madrid, cargó contra el primer edil por pedir que la gente se quede en casa cuando miles de ciudadanos tienen que ir a trabajar al no haberse prohibido la actividad no esencial.

Hielo Madrid Nieve
El redactor recomienda