Madrid pide refuerzos por los ataques a los repartidores de estufas en la Cañada Real
  1. España
  2. Madrid
TRAS EL TEMPORAL DE NIEVE

Madrid pide refuerzos por los ataques a los repartidores de estufas en la Cañada Real

La compañía distribuidora asegura que la mayor parte de tomas de electricidad "están conectadas directa e ilegalmente a la red y provocan las sobrecargas"

Foto: Una vecina del asentamiento de la Cañada Real camina bajo la nieve, este jueves. (EFE)
Una vecina del asentamiento de la Cañada Real camina bajo la nieve, este jueves. (EFE)

La tensión crece en la Cañada Real a medida que se recrudecen las temperaturas. La Vicepresidencia de Derechos Sociales, que lidera Pablo Iglesias, ya ha exigido a la empresa Naturgy que "restablezca inmediatamente" el suministro eléctrico en la Cañada Real, dado que, según el vicepresidente, tiene en su mano cortar las conexiones ilegales que generan sobrecarga y que se asocian a plantaciones de marihuana.

Por su parte, la eléctrica, en colaboración con la Comunidad de Madrid, tenía este lunes previsto entregar un total de 120 bombonas de butano y 100 estufas de gas para familias residentes en los sectores V y VI de la Cañada Real, que llevan sin electricidad varios meses. Sin embargo, se han producido varios incidentes en el reparto.

Vista de la Cañada Real cubierta de nieve el viernes. (EFE)
Vista de la Cañada Real cubierta de nieve el viernes. (EFE)

Hoy mismo, según ha informado el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, en una carta enviada al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, los miembros de un dispositivo de servicios sociales que entregaba mantas y alimentos han sido agredidos y amenazados por parte de algunos vecinos, que les han lanzado piedras y están levantando barricadas en la zona. Por ello, el Gobierno autonómico ha solicitado el envío de policías a la Cañada.

En la carta, López ha pedido a Franco que refuerce la presencia de las fuerzas y cuerpos de seguridad en la Cañada Real ante las "coacciones, amenazas y agresiones físicas" que están sufriendo las personas que están repartiendo estufas y bombonas de gas en la zona.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han señalado a EFE que van a poner "cualquier refuerzo que sea necesario" para asegurar la labor humanitaria que se realice en la Cañada, pero han insistido que necesitan que la Comunidad de Madrid les avisen y les comuniquen "el momento exacto" en el que van a realizar dichos repartos para poder preparar el dispositivo y enviar con tiempo los recursos de seguridad que sean necesarios.

Foto: Varios residentes de la Cañada Real caminan bajo la nieve este jueves. (EFE)

Pasadas las 12 de la mañana de este lunes, la Comunidad de Madrid ha explicado en un comunicado que los viales del Sector VI están "prácticamente abiertos" tras las labores de limpieza derivadas de la borrasca Filomena y los del resto se espera que se consiga limpiar a lo largo del día de hoy, cuando se harán llegar las estufas a esas zonas.

Petición de Vicepresidencia

En un escrito remitido ayer a la CAM, al Ministerio de Transición Ecológica, a la Delegación del Gobierno y al Ayuntamiento de Rivas, el director de la distribuidora de electricidad del grupo Naturgy, Raúl Suárez, aportaba una serie de datos para ilustrar el nivel de sobrecarga que se produce en la red, pues cuenta con cuatro clientes dados de alta en los sectores V y VI de la Cañada cuando existen cerca de 1.400 edificaciones en ambas zonas, "muchas de ellas precarias y con instalaciones que suponen un grave riesgo para la seguridad de las personas".

"La realidad demuestra que la mayoría de ellas están conectadas directa e ilegalmente a la red de distribución eléctrica y provocan esas sobrecargas y consiguientes desconexiones automáticas, pues así resulta de los niveles de consumo agregado que se registra en esos dos sectores", prosigue la empresa para alertar también de los problemas de seguridad que entrañan esas conexiones fraudulentas que no tienen certificación técnica ni profesional.

Naturgy cuenta con cuatro clientes dados de alta en lo​s sectores V y VI, donde existen cerca de 1.400 edificaciones

La sociedad distribuidora demandó así que se confirmara su capacidad de desconectar sin autorización previa judicial o administrativa. Además, también pedía que se le proporcionara "auxilio" de las Fuerzas de Seguridad para ejecutarlas y "mantener que no haya reconexiones".

En este punto explicaba que la normativa actual le faculta para hacer desconexiones ante empalmes de luz ilegales cuando se hacen sin contar con la pertinente autorización administrativa, y en particular cuando son enganches directos o instalaciones peligrosas.

Nieve en la Cañada, tras el paso de la borrasca Filomena. (EFE)
Nieve en la Cañada, tras el paso de la borrasca Filomena. (EFE)

Este lunes, la empresa también ha ofrecido al consistorio de Rivas una brigada de la compañía que elimine los enganches ilegales de la Cañada, en cumplimiento de un decreto del Ayuntamiento que empujaba a la energética a, en un plazo máximo de 48 horas, retirar las tomas irregulares. Naturgy ya ha pedido protección policial para actuar.

El jueves, la vicepresidencia segunda también urgió a Ayuso a pedir formalmente la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para desplegar estos equipos y dar suministro eléctrico a los residentes en Cañada Real ante la nevada que asolaba la región.

Foto: Una vecina del asentamiento de la Cañada Real, camina bajo la nieve este jueves. (EFE)

Y es que, con esa negativa de la presidenta autonómica a reclamar esos medios al Ministerio de Defensa, el Ministerio de Derechos Sociales denuncia la "absoluta falta de humanidad y decencia" de la Comunidad de Madrid, al permitir que unas 4.000 familias continúen sin suministro eléctrico.

Ahora, realiza un llamamiento a la empresa Naturgy, responsable de la electricidad de la zona, que restablezca "inmediatamente" el suministro eléctrico a tenor de la carta enviada ayer a las distintas administraciones, en la que realiza una consulta a estas (Gobierno, Comunidad y ayuntamientos) sobre las opciones para realizar un corte asimétrico y quitar los enganches de luz asociados a actividades ilegales.

Naturgy pidió que se confirmara su capacidad de desconectar sin autorización previa judicial o administrativa

A juicio del departamento que dirige Iglesias, en la misiva Naturgy "reconoce que puede desconectar tramos de su red por motivos de seguridad sin previa autorización administrativa, con lo que tiene en su mano cortar los puntos de conexión ilegal que están provocando la sobrecarga del sistema y son el argumento que esgrime la empresa para dejar sin luz, calefacción y agua caliente a miles de personas".

Foto: Una vecina de la Cañada Real camina bajo la nieve este jueves en Madrid. (EFE)

Y es que, para la Vicepresidencia segunda, la situación en Cañada Real es "muy preocupante", ya que "la emergencia ha derivado de social a sanitaria, con riesgo para la integridad de las personas, muchas de ellas niños y personas mayores".

La Vicepresidencia segunda, a través de la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, está desde hace varios días en contacto permanente con la Delegación del Gobierno de Madrid, el Ayuntamiento de Rivas y la propia Naturgy. Además, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Alvárez, está también en contacto con el Ministerio del Interior.

A su vez, destaca que la alcaldía de Rivas Vaciamadrid, además de poner a disposición de varias familias recursos de realojo, ha trabajado con la Delegación del Gobierno para poner a disposición de la empresa eléctrica un dispositivo policial que permita a sus operarios desplazarse hasta la zona y poner en marcha esta operación.

Cañada Real Naturgy La Cañada Electricidad Marihuana Ministerio de Transición Ecológica Pablo Iglesias Butano Rivas Vaciamadrid Ministerio del Interior
El redactor recomienda