CAMINARÁN HASTA EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Unos 1.500 trabajadores de Nissan protestan en Madrid por el cierre de fábricas

Los sindicatos, que insisten en retirar un ERE que supondría 2.525 despidos. Los manifestantes entregarán un manifiesto a los grupos parlamentarios en contra de la clausura de plantas

Foto: Manifestación de trabajadores de Nissan en Madrid, esta mañana. (UGT)
Manifestación de trabajadores de Nissan en Madrid, esta mañana. (UGT)

Unos 1.500 trabajadores de las plantas barcelonesas de Nissan, según la organización, ya se encuentran en Madrid rumbo al Congreso de los Diputados, donde está previsto que entreguen un manifiesto a los grupos parlamentarios en contra del cierre de las fábricas de la compañía en Cataluña.

Bajo consignas como #FuturoParaNissanYa, los manifestantes, que han llegado esta mañana en autobús desde distintos puntos de Barcelona, han comenzado su marcha en la Glorieta de Carlos V, para recorrer el Paseo del Prado antes de llegar a su última parada.

A tenor de las cifras que maneja la organización, las únicas disponibles por el momento, unos 1.500 trabajadores de las plantas de la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca se han desplazado hasta la capital para protestar contra los planes de Nissan de cerrar las fábricas a partir de diciembre de 2020.

La manifestación se produce un día después de que la dirección de Nissan Motor Ibérica explicara a los representantes de los trabajadores el informe que incluye la justificación técnica del cierre de las plantas industriales de Cataluña, en el transcurso de la segunda reunión de mediación convocada por la Generalitat.

UGT pide la derogación de la reforma laboral

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, que ha participado en la manifestación, ha exigido a Nissan que retire el ERE y negocie otra salida. "La solución no es el cierre. Se debe aplazar el proceso para seguir negociando, que Nissan se lo piense mejor y encontrar otras salidas", ha manifestado.

Así, ha exigido a la empresa que "pare el reloj" y que entre en un proceso de negociación "de verdad, sin chantaje e intentando encontrar soluciones". "De momento no nos han convencido, porque no hay razones objetivas para que la fábrica de Nissan desaparezca de la Zona Franca", han criticado.

"El suelo donde está Nissan en la Zona Franca es el suelo industrial más apetitoso de Cataluña. Cualquier solución no nos vale. Queremos que venga un producto que sea compatible con los trabajadores que van a perder sus empleos, que sea industrial y que genere empleo suficiente", ha reivindicado Álvarez.

Para él, el cierre de Nissan es consecuencia de la reforma laboral del 2012, por lo que cree que hay que derogarla "y acabar con estas prácticas empresariales".

Para UGT, el cierre de Nissan es consecuencia de la reforma laboral del 2012, por lo que cree que hay que derogarla

Asimismo, ha solicitado al Gobierno y a la Generalitat que trabajen para salvar el sector de la automoción, ya que no es un tema nuevo. "No podemos estar esperando a que pasen los días, porque si no, tendremos una solución más dramática que la de exigir ahora a la empresa que retire el ERE", ha sentenciado.

De su lado, el secretario de Acción Sindical de la Federación de Industria de USO, Raúl Montoya, ha remarcado que "la primera medida urgente, tal y como le pedimos por escrito al Ministerio de Trabajo, es derogar el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores. Esto le permitiría a la Autoridad Laboral recuperar las competencias para la tramitación administrativa de los despidos colectivos en casos tan injustificados como el que ha planteado Nissan", ha reivindicado.

La empresa justifica el cierre

Según informó la compañía, los técnicos que han elaborado el informe han expuesto que la situación financiera de pérdidas en la que se encuentra Nissan a nivel global ha llevado a la firma a optar por medidas de optimización, entre las cuales se encuentra el cierre de plantas para volver a la rentabilidad.

Inicio de la marcha.
Inicio de la marcha.

En este sentido, Nissan insiste en que está dispuesta a hablar de todo en el marco de la mesa de consultas, incluyendo tiempo y calendario, pero que el diálogo debe producirse dentro de este proceso, que es el marco legal existente y que da "seguridad jurídica" tanto a la empresa como a sus trabajadores.

Sin embargo, los sindicatos, que insisten en retirar un ERE que supondría 2.525 despidos, para poder "hablar con calma de lo que quiera", consideran que se encuentran en un "punto muerto" a la espera de lo que suceda en la reunión del próximo martes.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios