ENFRENTAMIENTO POLÍTICO

PP y Vox defienden las protestas en Madrid y Podemos pide actuar ante el "ridículo"

Las protestas de algunos ciudadanos que llevan días sucediéndose en la calle Núñez de Balboa de Madrid enfrentan a las formaciones. Vox llama a seguir manifestándose

Foto: Vecinos del madrileño barrio de Salamanca participan en una protesta contra el Gobierno. (EFE)
Vecinos del madrileño barrio de Salamanca participan en una protesta contra el Gobierno. (EFE)

Mientras la Delegación del Gobierno en Madrid avanza que desplegará un dispositivo en la calle Núñez de Balboa, en el barrio de Salamanca, para asegurarse de que las manifestaciones que llevan días celebrándose “cumplan con la ley” —es decir, con las medidas del estado de alarma— los partidos políticos se enfrentan ya a raíz de las protestas. PP y Vox han salido en clara defensa de los vecinos, recordando al Ejecutivo central que la alarma en ningún caso impide el derecho a la manifestación.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en plena polémica por su estancia en un apartahotel de la cadena Room Mate desde hace dos meses, reprochó al Gobierno “estar aprovechando el mando único y el encierro de las familias en sus casas” para que “no puedan salir a manifestarse libremente ni un ratito por la tarde, mientras se dedican a imponer todo tipo de barbaridades”. No solo eso. Ayuso advirtió a sus rivales políticos de que el descontento en la calle podría no haber hecho otra cosa que empezar: “Esperen a que la gente salga a la calle, porque lo de Núñez de Balboa les va a parecer una broma”.

También el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, dejó claro que “mientras se cumpla la normativa del estado de alarma, cada uno puede manifestarse libremente”. A propósito de las protestas en esa calle de Madrid y en otros distritos como Aravaca, el primer edil llamó a una “reflexión” recordando que las protestas con cacerolas “las inauguró Podemos contra el Rey”, y se reconoció sorprendido de que “los que alientan a hacer caceroladas contra el Rey y el Gobierno de la Comunidad se quejen ahora de una forma pacífica de manifestarse cuando va en su contra”. Además, Almeida aseguró que la Policía Municipal "hizo los controles tráficos" solicitados desde la Policía Nacional y la Delegación, recalcando que esas son las competencias que tiene.

Una vecina del madrileño barrio de Salamanca. (EFE)
Una vecina del madrileño barrio de Salamanca. (EFE)

En realidad, el delegado del Gobierno, el socialista Manuel Franco, insistió en que “una cosa son las caceroladas y el derecho que todo el mundo tiene a manifestarse, y otra cosa incumplir las medidas de seguridad”, insistiendo en que la presión policial continuará para evitar que se produzcan aglomeraciones.

Vox es el otro partido que, además de defender las protestas, anima a los ciudadanos descontentos con la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus a unirse a las manifestaciones convocadas siempre que se respeten las normas sanitarias. De hecho, el partido de Santiago Abascal ya tiene convocada una manifestación en coche para el domingo 23 de mayo en todas las provincias de España. El portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, desvinculó la concentración en Núñez de Balboa de su formación, aunque sí trasladó “su apoyo” a todos aquellos ciudadanos que estén participando en protestas de ese tipo.

“Si la gente quiere salir a su balcón o a la calle tranquila y pacíficamente, tiene su derecho”, insistió el número tres del partido, subrayando su “comprensión” ante estos actos espontáneos. Vox lleva semanas denunciando lo que considera un “estado de excepción encubierto” en lugar de la alarma que el Gobierno ha prorrogado ya en cuatro ocasiones, dejando claro que el estado actual no implica nada más que el control de circulación de los ciudadanos y que, en todo caso, el derecho de manifestación sigue completamente vigente.

Unidas Podemos es el partido que más ha criticado las manifestaciones. De hecho, el portavoz en la Cámara Baja, Pablo Echenique, tildó de “ridículas” las protestas de estos días, incluso entrecomillándolas y dudando que pudieran calificarse como tal por tratarse de “la clase alta, que golpea señales de tráfico con palos de golf y cucharas de plata”.

Aun así, Echenique aseguró que “la cosa es seria”, denunciando que “una minoría privilegiada se esté saltando las normas y poniendo en peligro a todos”, mientras conminó al alcalde Almeida a “actuar ya” para frenar los riesgos que puedan estar provocando.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
121 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios