PSOE Y MÁS MADRID CARGAN CONTRA LA PRESIDENTA

Roommate dice que Ayuso pagará la estancia de dos meses en el hotel de su bolsillo

La polémica parte de que Ayuso se encuentra en un hotel de la cadena y no planea abandonarlo hasta la fase 2. Según la cadena, la presidenta solicitó su estancia días antes de dar positivo en covid

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La estancia de la presidenta Isabel Díaz Ayuso en un apartahotel de la cadena Roommate durante la crisis del covid ha saltado al terreno político. Tanto la Comunidad de Madrid como la empresa aseguran que el alojamiento no ha supuesto coste alguno para las arcas públicas y apuntan a que lo pagará a título privado, pero desde Más Madrid y el PSOE piden explicaciones. "Salga ya de esa atalaya de lujo en la que se confinó hace más de dos meses y explíquenos quién paga ese apartamento", denunció la secretaria de Organización de los socialistas en la Comunidad de Madrid, Carmen Barahona, en un vídeo publicado este martes.

La polémica parte de que Ayuso se encuentra en uno de los 37 apartamentos del España Skyline. Aunque lleva en este enclave desde que dio positivo el pasado 16 de marzo, solicitó el servicio días antes. En un vídeo difundido por la propia Ayuso aquel día, la presidenta indicó que se había hecho las pruebas el día anterior, el 15 de marzo, después de que el Gobierno decretara el estado de alarma (14 de marzo). Desde la cadena hotelera apuntan que Ayuso y la compañía ya habían acordado su estancia en el apartamento "antes del estado de alarma", es decir, días antes de que diera positivo.

Según informa 'Vanity Fair', la presidenta recibió el alta el 10 de abril, pero no planea abandonar el hotel hasta que la Comunidad de Madrid pase a la fase 2. La suite en la que se encuentra supera los 80 metros cuadrados y, tras conocerse la noticia, la cadena Roommate, del empresario Kike Sarasola, ha emitido un comunicado en el que asegura que la política pagará la estancia de su bolsillo.

"Room Mate Group había acordado antes del inicio del estado de alarma dar servicio a la presidenta de la Comunidad de Madrid en uno de sus apartamentos, ya que esta necesitaba un lugar óptimo para la gestión de la crisis durante la situación excepcional", asegura la empresa. "La presidenta de la Comunidad de Madrid pagará personalmente la factura correspondiente, al igual que hacen el resto de los huéspedes, sin coste alguno para la Comunidad de Madrid. Al tratarse de un uso del apartamento en larga estancia, el precio estipulado por noche es de 80 euros".

A primera hora de este martes, el medio que adelantó la noticia apuntaba a que el precio habitual del apartamento roza los 200 euros al día, pero citaba a fuentes de Roommate para decir que la suite ya no se alquila al público y solo la utiliza el propio Sarasola, que se la habría dejado a la presidenta sin generar “ningún coste para las arcas públicas de la Comunidad de Madrid”.

El comunicado de la empresa en que se asegura que la presidenta pagará por el alojamiento llega después de las críticas lanzadas por la oposición. La diputada autonómica de Más Madrid Tania Sánchez ya registró la pasada semana un par de preguntas en la Asamblea de Madrid sobre la estancia de Ayuso en el apartahotel, para lo que puso el foco en quién paga el alojamiento: “¿Por qué la presidenta se ha mantenido en el apartahotel en el que fue confinada una vez superada la enfermedad? ¿Cuál ha sido el coste para las arcas públicas?”.

El portavoz de Vivienda del partido, Jorge Muruno, también incidió en ello la mañana de este martes durante la comparecencia en la Asamblea del consejero de Vivienda, David Pérez García, quien redujo la polémica a un montaje de la oposición: "No hemos venido a hablar de sus disquisiciones ideológicas retomando otra vez los topes en el alquiler y con ataques injustos a la presidenta. Solamente decirle que esas acusaciones falsas que usted está aquí planteando demuestran cómo ustedes, en el fondo, se dan cuenta de que la Comunidad de Madrid ha hecho un grandísimo trabajo", argumentó el político del PP.

Mientras Roommate y la Comunidad de Madrid se escudan en que la estancia de Ayuso no ha supuesto coste alguno para los contribuyentes, el PSOE y Más Madrid consideraron que hospedarse en la suite de una empresa privada exigía explicaciones: "El código ético de la Comunidad de Madrid y de su partido prohíben recibir regalos y beneficios de cualquier naturaleza que puedan condicionar sus actuaciones al frente de la Administración pública. Salga ya de esa madriguera de lujo, déjese de una vez por todas de actuaciones teatrales que nos abochornan y céntrense en gobernar", criticó Barahona.

La socialista apunta así al código ético aprobado por el PP de Madrid en 2016, documento que hace referencia en su primer capítulo a los regalos que pueden recibir las autoridades: "Todas las personas incluidas en el ámbito de aplicación de este código deberán respetar en su actuación los siguientes principios: no aceptarán regalos ni favores o servicios en condiciones ventajosas prestados por razón del cargo o responsabilidad que ostenten que superen los usos habituales, sociales o de cortesía". Entre las "causas de renuncia" que aborda el documento, también se hace referencia a esta misma idea: "Dar, ofrecer, aceptar o solicitar de forma directa o indirecta, regalos, favores, donaciones, invitaciones, viajes o pagos en atención al cargo o responsabilidad que ostente, que puedan influir en sus decisiones o en las de terceros para facilitar negocios u operaciones en beneficio propio o de terceros".

Pese a ello, ante la polémica que se ha levantado, desde Roommate subrayan ahora que sí va a pagar por el alojamiento, y desde la Comunidad de Madrid insisten en que "no supone un coste" para las arcas públicas.

Los hoteles de Roommate

Roommate es una de las empresas que han puesto sus hoteles a disposición de las autoridades por la crisis del coronavirus y, a día de hoy, más allá del apartamento en el que se encuentra Ayuso, cuenta con cuatro para acoger sanitarios y un quinto para alojar a ancianos. Los primeros dependen de la Consejería de Sanidad, desde donde aseguran a este diario que "no hay contraprestación económica" para la empresa de Sarasola y que ellos se encargan de "pagar todos los servicios" para su uso, desde lavandería hasta restauración.

El que acoge ancianos está a su vez dirigido por la Consejería de Políticas Sociales, que ofrece la misma respuesta: "No hay ninguna contraprestación, al revés, ellos se hacen cargo de los gastos de mantenimiento y del personal del hotel que está trabajando estos días. El gasto que se ha aprobado por la consejería es para contratar al personal asistencial, que se ha hecho a través de la Coordinadora del Tercer Sector".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
95 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios