crisis del covid-19

Madrid propone obligar a llevar mascarilla en el transporte y desplegará toda su red

Se ha elaborado un documento de análisis y propuestas de movilidad para que se pueda llevar a cabo la transición con "garantías de seguridad" para los usuarios y los profesionales del sector

Foto: Imagen de archivo del metro de Madrid. (Reuters)
Imagen de archivo del metro de Madrid. (Reuters)

La Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid desplegará toda la capacidad de su red de transporte público y reforzará las líneas con más demanda como parte de su estrategia ante la desescalada del estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Según han informado desde el departamento que lidera Ángel Garrido, se ha elaborado un documento de análisis y propuestas en materia de movilidad con el objetivo de que se pueda llevar a cabo la transición con "garantías de seguridad" para los usuarios y los profesionales del sector. Un de los puntos clave de la propuesta madrileña es el de que las mascarillas sean obligatorias en el transporte público.

"Con la desescalada y la recuperación paulatina de la actividad, iniciamos una nueva fase que va a exigir nuevas medidas para garantizar la movilidad. Las principales deben ser la obligatoriedad del uso de mascarilla en el transporte público y desplegar el 100% de la capacidad disponible en la red", ha asegurado el consejero del ramo, Ángel Garrido. Esa obligatoriedad de la mascarilla debería agudizarse, según la propuesta del Gobierno regional, en el metro y el cercanías por su "uso masivo".

Así, este documento tiene como base los datos de la última Encuesta de Movilidad en la región, así como el seguimiento continuo de la demanda que está realizando el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid (CRTM) desde el inicio de la alerta sanitaria. En esta clave, con vistas a la "paulatina reactivación" de la actividad y la economía, el Consorcio ha analizado las nuevas capacidades de la red de transporte público, basada en el 100% de la oferta de un día habitual pero aplicando una distancia social de seguridad entre personas de uno, 1,5 y dos metros.

Para el caso en que la distancia interpersonal sea de un metro entre viajeros, la capacidad del transporte público se reducirá a un 30% de la habitual, lo que equivale a realizar 1,5 millones de viajes al día frente a los 5,5 millones de antes de la alerta sanitaria. En caso de aumentar la distancia de seguridad a 1,5 metros la capacidad se reduce a 1,1 millones de viajeros. Estas cifras equivalen a la demanda habitual por motivo de trabajo. Para el distanciamiento social de dos metros solo se podría atender 885.000 viajes diarios en todo el sistema de transportes.

Refuerzos y lanzaderas

Además, se propone potenciar las líneas de autobús que recorren los principales barrios y entradas de las ciudades e incrementar la oferta en los tramos de máxima intensidad, reforzando las paradas con más demanda. La estrategia incluye también la creación de autobuses lanzadera entre intercambiadores y puntos críticos, como hospitales o centros de trabajo; y líneas de autobuses interurbanos que refuercen las rutas ferroviarias con más demanda.

Asimismo, la consejería entiende que será necesario que se promuevan y potencien planes de movilidad al trabajo, especialmente en grandes empresas; e impulsar el uso de la bicicleta, los trayectos a pie y los nuevos modos de movilidad urbana para los recorridos urbanos y de proximidad. Por otro lado, entienden que se deberán introducir medidas para reducir la hora punta y evitar la saturación puntual en el transporte público, por lo que el consejero Ángel Garrido defiende que se mantenga el teletrabajo y se flexibilicen los horarios laborales para establecer distintas horas para el comienzo de la jornada de trabajo.

El documento propone también reducir la movilidad en vehículo privado en las áreas metropolitanas, facilitando aparcamientos de disuasión y estructurando autobuses lanzadera desde estos puntos de intermodalidad. Además, se prolongarán las medidas extraordinarias de limpieza y desinfección en todo el transporte público, la restricción de aforo en los autobuses, el bloqueo de asientos para su uso y la prohibición de pago en efectivo en los autobuses.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios