CS TUMBARÁ EL PUNTO DE LA DISCORDIA EN PLENO

Del 'parking' de Retiro a Madrid 360: Villacís marca distancias con Almeida en ecología

El punto caliente del plan sigue siendo el permiso de los coches C a atravesar el centro si llevan más de un ocupante. Almeida presentó el plan a Ribera y ahora viajará a la UE

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, junto a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, junto a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE)
Adelantado en

El alcalde de Madrid presentará ante las instituciones europeas su plan 360, la estrategia de lucha contra la contaminación elaborada por el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos que lanzó en el mes de septiembre. José Luis Martínez-Almeida acude a Bruselas este jueves acompañado del delegado del área de Medio Ambiente, Borja Carabante, y sin Begoña Villacís ni otro representante de la otra parte del Gobierno (Ciudadanos), que mantiene una discrepancia notable en el plan.

Aunque hay medidas que ya están en marcha (la zona línea cero que atraviesa el centro), algunas de las actuaciones más importantes conllevan la modificación de la ordenanza municipal sobre movilidad sostenible, que debe aprobarse en el pleno del ayuntamiento antes del verano. Aunque el 99% de la estrategia está pactado y consensuado entre los dos partidos que gobiernan la capital, el 1% es una imposición del grupo popular que los naranjas no avalan. En concreto, el punto que autorizará a los vehículos con etiqueta medioambiental C cruzar el centro de la ciudad si transportan a más de un ocupante.

El plan A de Manuela Carmena —aún en vigor— establece que los vehículos C y B no pueden cruzar el perímetro denominado Madrid Central si no van a un aparcamiento público o son residentes de la zona. Ciudadanos se opuso frontalmente a la medida propuesta por Almeida, dejando claro que sería un paso atrás (no ya con respecto a la Administración de Carmena, sino al plan de Gallardón). "Una involución de 10 años", reiteran desde el partido naranja, recordando que las APR con sello del PP ya impedían a esos vehículos acceder a algunos barrios céntricos. Ciudadanos tiene claro que cuando el asunto llegue al pleno, si es que finalmente lo hace, lo tumbará con sus votos posicionándose al lado de Más Madrid y PSOE.

Por eso, el dictamen de la Unión Europea sobre ese apartado se ha convertido en algo crucial. Almeida ya reconoció a finales de enero que el objetivo de presentar su estrategia a las instituciones comunitarias era precisamente conocer la opinión de Bruselas, sin descartar la posibilidad de renunciar a ese punto. Este sería el escenario ideal para el grupo que dirige Villacís, que insiste en que no cambiarán de idea y se mantendrán firmes en su oposición.

La vicealcaldesa de Madrid tampoco acudió a la reunión del miércoles con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que recibió a Almeida y Carabante en el ministerio. Ciudadanos no está dispuesto a defender la totalidad de la iniciativa, a pesar de haber participado en ella, por ese 1% que no respalda.

Para el partido naranja, es importante plasmar que existe una realidad de desacuerdo en ese asunto, y no es el único en lo que se refiere a medioambiente. El ministerio no se ha pronunciado sobre el contenido de la reunión con el alcalde aunque, según ha podido saber este diario, el Gobierno central recordó a los dirigentes populares "que las medidas contra la contaminación no pueden ser regresivas".

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís. (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís. (EFE)

A partir de esta semana, la pelota estará en el tejado de la Unión Europea. Fuentes del ayuntamiento reconocen que un escenario probable es que el dictamen comunitario no vea con buenos ojos una medida que, en el fondo, da marcha atrás a políticas que combatían la polución, y sobre la que ni siquiera se pronunciaron en su día actores como Anfac —la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones valoró positivamente el plan del nuevo ayuntamiento, sin entrar específicamente a hablar sobre ese apartado—.

Según ha podido saber este diario, Bruselas se pronunciará solo cuando estudie el proyecto, pero la institución comunitaria ya dejó claro hace meses que España se había librado de sanciones por mala calidad del aire gracias a medidas como Madrid Central, insistiendo en que a pesar de que sus competencias pasan por estudiar las medidas nacionales de los países miembros, las ciudades deben cumplir con los compromisos.

Almeida presenta el plan 360 el pasado septiembre en el Faro de Moncloa. (EFE)
Almeida presenta el plan 360 el pasado septiembre en el Faro de Moncloa. (EFE)

El área de medio ambiente es probablemente el asunto que más choques provoca entre los dos socios de Gobierno. A este asunto de la estrategia Madrid 360 se unen otros casos en los que Almeida y Villacís han discrepado con rotundidad. El otoño pasado ocurría con el plan para llevar la basura de Alcalá de Henares a la planta de Valdemingómez de Villa de Vallecas. El alcalde defendió "actuar con responsabilidad ante la situación de emergencia sanitaria" que se podía generar, mientras que Villacís insistió en que era "profundamente injusto" para la capital asumir la basura de un vertedero que da servicio a 31 municipios y 700.000 personas.

Fueron semanas de tira y afloja y, finalmente, pese a la resistencia de los vecinos y del grupo naranja, el ayuntamiento aceptó en el último momento, justo el 27 de diciembre, la petición por escrito de la Comunidad de Madrid.

Hace solo unos días, se producía otro caso similar. Ciudadanos dejó solo al PP en el pleno del ayuntamiento y se unió a PSOE y Más Madrid para retirar el proyecto de un aparcamiento subterráneo en el Retiro. El plan preveía 1.000 plazas para residentes y defendía "convertir la avenida Menéndez Pelayo en la más sostenible de la ciudad". Para el grupo naranja, el resultado era bien distinto: entendían que sería perjudicial para los vecinos y el entorno, y reprocharon a sus socios de gobierno llevar a cabo políticas "que no se estilan en Europa". Otro choque por la política medioambiental.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios