EL DEBATE SERÁ FINALMENTE EL LUNES

Reunión de urgencia en Cibeles para que Vox apruebe los Presupuestos de PP y Cs

Almeida y Villacís se ven con Ortega Smith ante la negativa de Vox de respaldar las cuentas. El mayor escollo es la subvención a la FRAVM. El debate se aplaza al lunes para llegar a un consenso

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado por la vicealcaldesa, Begoña Villacís. (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado por la vicealcaldesa, Begoña Villacís. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid vive horas tensas a la espera del pleno extraordinario que se celebrará finalmente el lunes 23 para probar los Presupuestos de 2020, los primeros elaborados por el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos, que siguen en el aire. La llave de las cuentas vuelve a estar en manos de Vox y el grupo de Javier Ortega Smith sigue sin confirmar su apoyo. De hecho, este mismo jueves, cuando todavía seguía la tradicional copa de Navidad en el ayuntamiento madrileño, el alcalde y la vicealcaldesa se ausentaron para celebrar una reunión de urgencia con el portavoz de Vox en el Palacio de Cibeles. Al final, con el ánimo de llegar a un acuerdo, el pleno se celebrará el lunes día 23 —y no este viernes, como estaba previsto—, dando un margen de tres días para negociar.

José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís insisten en que los Presupuestos deben aprobarse lo antes posible para evitar una prórroga de los últimos elaborados por Manuela Carmena. En realidad, si no salieran adelante este viernes, el debate se podría retomar en enero, a la vuelta del parón navideño. Pero en PP y Ciudadanos insisten en que el proyecto de cuentas públicas es lo que necesita Madrid y rechazan el empeño de Vox por oponerse.

El secretario general de Vox y concejal, Javier Ortega Smith. (EFE)
El secretario general de Vox y concejal, Javier Ortega Smith. (EFE)

Por su parte, el grupo de Ortega Smith asegura que no se ha producido una negociación como tal e insisten en que populares y naranjas les han entregado un documento prácticamente cerrado sin margen de maniobra. El principal escollo, según ha podido saber este diario, está en la partida destinada a la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que se mantiene en dos millones de euros, igual que con el Ejecutivo de Carmena. Vox siempre aseguró que si influían en los Presupuestos de la ciudad, acabarían “con los chiringuitos”, entre los que destacaban la FRAVM, insistiendo en que se trata de una entidad “de carácter ideológico” que “no tiene ninguna utilidad pública”.

Populares y naranjas decidieron mantener esa partida para las asociaciones vecinales de Madrid y Vox insiste en que no permitirá que sigan en esa línea, a pesar de que asegura ver con buenos ojos las líneas generales del proyecto en materia económica y social, que también incluye una bajada de impuestos.

Tanto PP como en Ciudadanos no escondían su pesimismo este jueves. El propio alcalde ironizaba junto al invitado estrella de la copa de Navidad del ayuntamiento, el ilusionista Jorge Blass, preguntándole el truco mágico para aprobar unos Presupuestos. Miembros del Gobierno municipal comparaban la jornada que les esperaba este jueves con aquel viernes 14 de junio en que las negociaciones para investir a Almeida se prolongaron hasta altas horas de la madrugada. Al final, la situación se solventaba con un acuerdo por escrito del PP y Vox, que no chocaba con el firmado con Ciudadanos y que sirvió para que los cuatro concejales de ultraderecha dieran sus votos afirmativos a Almeida, que se coronó un día después como alcalde de Madrid.

Ahora, sin embargo, no hay acuerdos paralelos posibles. Vox tiene que respaldar un proyecto de Presupuestos elaborado por los dos socios de gobierno o se mantendrán los Presupuestos de Carmena. De ahí que este mediodía, en mitad de la celebración navideña, Almeida y Villacís se ausentaran para reunirse con Ortega Smith en Cibeles durante algo más de una hora y media. Intentaban llegar a un acuerdo definitivo y, al no producirse, surgió la posibilidad de que el debate se aplace al lunes.

Tanto PSOE como Más Madrid pusieron hace días encima de la mesa una propuesta para apoyar los Presupuestos de PP y Ciudadanos, “y evitar que estén en manos de la ultraderecha”. En el caso de la formación que dirigen Rita Maestre y Marta Higueras, las condiciones fueron vistas por el alcalde como una “enmienda a la totalidad” a los Presupuestos. Pedían, entre otras cosas, extender Madrid Central (hoy rebautizado como Madrid 360), aumentar el 45% los servicios de atención y acogida para las víctimas de violencia de género, la garantía de que no habrá privatizaciones de los servicios municipales y el desarrollo de la totalidad del proyecto de la M-35.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios