HAY 678 Y LA COMUNIDAD QUIERE FRENARLOS

Radiografía del juego en Madrid: Vallecas y Carabanchel copan los locales de apuestas

De los 678 puntos que hoy existen en la región, el 53% se encuentra concentrado en la capital. El Gobierno regional se centra ahora en frenar la lacra de la ludopatía

Foto: Una casa de apuestas custodiada por dos efectivos de la Policía Nacional. (EFE)
Una casa de apuestas custodiada por dos efectivos de la Policía Nacional. (EFE)

La Comunidad de Madrid tiene en el punto de mira el negocio de las casas de apuestas y, especialmente, la necesidad de proteger a los menores y jóvenes de todos sus efectos. El Consejo de Gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso decidió este martes suspender temporalmente las autorizaciones para abrir nuevos locales relacionados con el juego, ante la preocupación de las consecuencias que causa en los colectivos más vulnerables de la población. Y no es para menos. Este 2019 podría cerrar con un total de 719 locales de apuesta en la región, un 5,4% más que en 2017.

Según los datos que maneja la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas dirigida por el popular Enrique López, el sector del juego movió a lo largo de 2018 más de 4.592 millones de euros, cinco puntos más que en el ejercicio anterior. Lo preocupante: de esa cifra, los ciudadanos se dejaron casi 6 de cada 10 euros jugados.

La decisión adoptada por el Ejecutivo regional se mantendrá hasta que el nuevo decreto de planificación de la actividad tenga luz verde. También prevén importantes cambios en la normativa relativa al endurecimiento de sanciones y a la publicidad. La mayor parte de las medidas estarán encaminadas a proteger a los menores de edad. Un ejemplo práctico: en la actualidad, la presencia de menores en este tipo de locales se considera como "infracción grave" y puede conllevar una sanción máxima de 9.000 euros. El Gobierno madrileño planea endurecer notablemente esta cifra que, tras el cambio legislativo, podría suponer una infracción "muy grave" de hasta 600.000 euros para el propietario del negocio.

En realidad, la comunidad lleva un tiempo dando pasos en esta línea, tratando de poner fin a uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos en estos momentos. El pasado 6 de octubre las calles de Madrid acogieron la mayor manifestación contra las casas de apuestas registrada en la capital. En torno a 1.500 ciudadanos marcharon por el distrito de Tetuán clamando contra la proliferación de este tipo de negocios que arruina familias enteras.

En octubre de 2018 una Conferencia Sectorial de Sanidad dio como resultado la creación de un plan de acción sobre adicciones para ese año, 2019 y 2020. Lo que proponía el plan era que tanto el Gobierno central como los de las distintas CCAA revisaran sus respectivas normativas sobre el juego y las casas de apuestas. Y el pasado mayo, la comunidad "hizo los deberes" en palabras del consejero López, aprobando un primer decreto en el que fijó algunas medidas. Por ejemplo, una distancia mínima de 100 metros entre los salones de juego respecto a los centros educativos de enseñanza no universitaria, o un nuevo sistema de controles para evitar con más eficiencia el acceso a menores.

El consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López. (EFE)
El consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López. (EFE)

El próximo paso, además de un cambio en la Ley del Juego que incrementará las sanciones antes descritas, será la aprobación definitiva del decreto de planificación, que abordará "con claridad" cuál debe ser el crecimiento futuro de la actividad en la región, según explica el titular de Interior: "La comunidad le ha declarado la guerra a la ludopatía", explicaba tras hacer pública la decisión de suspender nuevas autorizaciones.

Por ahora, lo que la consejería de López tiene encima de la mesa es una radiografía completa del estado de la situación. Hasta el mes de septiembre, en la región había un total de 678 puntos de apuesta: 171 locales específicos con ese fin (conocidos como casas de apuestas), 470 salones de apuestas con presencia de un córner, 33 bingos con córner para apostar y 4 casinos con la misma zona de apuestas. En estos momentos ya se encontraban en tramitación otras 22 autorizaciones para abrir casas de apuestas y 18 nuevos salones de juego, que a fin de año podrían ser nuevos locales.

De los 678 puntos que hoy existen en la región, el 53% se encuentra concentrado en la capital (en total, 362). Son algunos de los distritos más humildes los que registran un mayor número de ellos. Puente de Vallecas lidera el 'ranking' con 37 puntos de apuestas (el 10,2%), seguido de Carabanchel (34 locales, un 9,3%); Centro, con 33 puntos y el 9,2%; y Usera, que aglutina el 8% de los locales, un total de 29 puntos. En la otra cara de la moneda se encuentran Barajas, Moratalaz y Retiro que apenas tienen 3, 5 y 7 puntos de apuestas respectivamente.

Manifestación el pasado octubre contra las casas de apuestas en los barrios de Madrid. (EFE)
Manifestación el pasado octubre contra las casas de apuestas en los barrios de Madrid. (EFE)

¿Y en el resto de la región?

Después de Madrid, los datos de la Consejería de Interior sitúan como los municipios con más puntos de juego a Fuenlabrada (28 locales, el 4,1% del total); Móstoles, que tiene también 26 locales (representan el 3,8%), Alcalá de Henares (22 puntos y el 3,2%); y Leganés, que registra 20 locales (un 2,9%). A estos le siguen Alcorcón, Torrejón de Ardoz y Parla.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios