PAROS EN NOVIEMBRE Y COMIENZOS DE DICIEMBRE

Los autobuses de Madrid aprovechan la visita de Greta para ir a la huelga

Los trabajadores exigen que se contrate a más conductores para mejorar el servicio

Foto: Autobuses de la EMT.
Autobuses de la EMT.
Autor
Tags
Tiempo de lectura2 min

Los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid irán a la huelga. Los paros, aprobados este jueves en asamblea, serán de seis horas (dos por turno) los días 22, 25, 27 y 29 de noviembre y del día completo el 3 de diciembre, coincidiendo con la celebración en Madrid de la Cumbre del Clima. Los trabajadores exigen al nuevo alcalde, José Luis Martínez-Almeida, la contratación de, al menos, 200 efectivos de forma inmediata y de otros 500 a lo largo de 2020.

Desde el ayuntamiento consideran que se trata de una "huelga política", que solo responde al cambio de regidor en el ayuntamiento, mientras que desde el comité de empresa de la EMT sostienen que, "de haber querido hacerlo político, habríamos parado Madrid esta misma semana, antes de las Elecciones Generales".

Madrid estará sin autobuses en el arranque de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas

Los trabajadores sospechan que el ayuntamiento está dejando que el servicio se deteriore para, en un futuro, ofrecérselo a una empresa privada a modo de subcontratación. En septiembre, apuntan, deberían haberse incorporado 85 trabajadores que nunca llegaron, y temen que el año que viene, cuando se jubilen los conductores a los que le toca, la EMT no sea capaz de responder a la demanda de los madrileños. "Ya hoy hay muchos autobuses que se quedan en cocheras porque no hay conductores, imagina lo que puede ser el año que viene", dicen desde el comité.

El paro del día 3 de diciembre, el más largo de todos los planeados, coincide con el arranque de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas (Cop25) que se celebrará entre el 3 y el 12 de diciembre en Ifema. Las estimaciones indican que llegarán a la ciudad en torno a 25.000 personas durante esos días, entre ellos la popular activista Greta Thunberg, y con ellos decenas de periodistas que harán de Madrid el centro informativo mundial.

La huelga no solo afecta a los autobuses urbanos, sino también al servicio de bicicletas Bicimad y al teleférico de la ciudad. Será la primera huelga de la EMT desde 2012, cuando la alcaldesa era la conservadora Ana Botella.

Tapar la huelga con el metro

Paralelamente, y previendo esta huelga de autobuses, desde la Comunidad de Madrid, también controlada por el PP, se va a reforzar el servicio de metro durante la Cumbre del Clima. Se incrementará la frecuencia de paso de los trenes y se valora regalar el abono a las delegaciones que lleguen para el evento. El suburbano mantiene una guerra muy parecida a la de la EMT: denuncian que el servicio está demasiado saturado por la falta de recursos humanos y económicos.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios