ANTONIO SIN ASEGURA QUE "TODO ES LEGAL"

El alcalde de Pelayos (PP) lleva seis años contratando talleres deportivos a su cuñada

Primero a la asociación que presidía y en los dos últimos veranos, a ella directamente. También ha cobrado como monitora. La oposición calcula que se ha llevado más de 100.000 euros

Foto: Antonio Sin, alcalde de Pelayos de la Presa, en una foto de archivo.
Antonio Sin, alcalde de Pelayos de la Presa, en una foto de archivo.

El asunto saltó en el pleno municipal del Ayuntamiento madrileño de Pelayos de la Presa el pasado 30 de septiembre. "¿Nos puede confirmar si la asociación cultural Olympo lleva desde 2013 siendo la encargada de organizar los talleres y campus deportivos de verano, Navidad y Semana Santa?", preguntó al alcalde el portavoz de Podemos-IU. "Sí, excepto los dos últimos años", respondió el regidor, Antonio Sin Hernández, del PP. "Y entre los años 2013-2019, ¿se ha contratado también a monitores deportivos?", se le volvió a preguntar. "Tres en la temporada 2015-2016; tres en la temporada 2016-2017; cuatro en la temporada 2017-2018, y cuatro en la temporada 2018-2019".

Las preguntas no eran inocentes. La asociación cultural en cuestión está presidida por Ara Braso Rubio, la cuñada del alcalde (está casada con su hermano), que desde el año 2013 ha ganado varios contratos menores para realizar actividades deportivas en este pequeño municipio (2.500 vecinos) del oeste de la región a 70 kilómetros de la capital. Antonio Sin, en conversación telefónica con El Confidencial, asegura que todos estos contratos "son legales", reconociendo que la presidenta de Olympo es su familiar. "En un pueblo tan pequeño como Pelayos, el alcalde conoce a mucha gente. Si el ayuntamiento no puede contratar a toda la gente que conoce el alcalde, mal vamos. Olympo es la única asociación deportiva del pueblo que hace estas actividades y todos son contratos muy claros, dentro de la legalidad", explica.

Según la documentación a la que ha tenido acceso este diario, "Olympo Pelayos se ha encargado de organizar los últimos tallares y campus deportivos municipales desde el verano de 2013 con un número de participantes muy satisfactorio". Concretamente, esta asociación ha organizado "el campus deportivo de julio de 2013, los tallares deportivos de la Navidad de 2013, el campus de Semana Santa 2014 y julio de 2014; el campus de Semana Santa 2015 y verano de 2015; los talleres de la Navidad de 2015; el campus de Semana Santa 2016 y verano de 2016; los talleres de la Navidad de 2016, y el campus de Semana Santa 2017". Actividades en las que participaron 579 vecinos.

La asociación fue constituida en enero de 2013 y Ara Braso siempre actúa "en nombre y representación" de Olympo. Cuando esta fue creada, Antonio Sin ya estaba en el Ayuntamiento de Pelayos, ya que en la legislatura 2011-2015 fue concejal de Deportes. En las elecciones municipales de 2015, fue el candidato del PP a la alcaldía y resultó elegido regidor. Cargo que ha revalidado en los últimos comicios de mayo de este año. "La gente está muy contenta con estos campamentos deportivos", recalca Sin.

La sede del Ayuntamiento de Pelayos.
La sede del Ayuntamiento de Pelayos.

Todos son contratos menores. Es decir, no hizo falta un concurso público para que se presentaran varios licitadores. En el del campamento de verano de 2015, por ejemplo, "el ayuntamiento se compromete al pago del precio por los servicios prestados fijándose el mismo en un máximo de 10.000 euros, mediante presentación de facturas semanales al Ayuntamiento de Pelayos de la Presa". La prestación de las actividades se realizó en las instalaciones municipales y otros bienes inmuebles. El del verano de 2016 es muy similar, salvo que el precio máximo se eleva a 16.000 euros. En el verano de 2017, la licitación subió un poco más, hasta los 17.000 euros.

El alcalde señaló en el pleno de septiembre que la asociación Olympo no había organizado estas actividades en los dos últimos años, sin embargo, un simple vistazo en la web del ayuntamiento revela que en el apartado de contratos menores de 2018 aparece uno firmado el 16 de junio de 2018 para el "servicio de organización del Campamento Urbano de Verano 2018". La adjudicataria es Ara Braso Rubio, por 16.335 euros. En junio de 2019, también se licitó el contrato de verano de este año. También se lo llevó Ara Braso, por 13.750 euros. La asociación de la cuñada del alcalde no solo se ha llevado estos contratos estos años, sino que ella misma ha sido contratada como monitora deportiva.

En el listado de monitores aparece Ara Braso en la temporada 2017-2018 cobrando un retribución de 4.487 euros. También en la temporada 2018-2019, trabajo por el que percibió 5.332 euros. "Yo y mi grupo vemos un evidente conflicto de intereses y vamos a intentar conseguir que toda la oposición se sume para conseguir el informe jurídico de la secretaria antes de estudiar posibles medidas legales", explica el concejal de Podemos Mario Cuéllar, que calcula que en estos años la asociación se ha podido llevar en contratos más de 100.000 euros. El alcalde señala que su cuñada ya era monitora deportiva en el ayuntamiento antes de que él estuviera en política.

La Ley de Contratos del Sector Público señala en su artículo 64 que "los órganos de contratación deberán tomar las medidas adecuadas para luchar contra el fraude, el favoritismo y la corrupción, y prevenir, detectar y solucionar de modo efectivo los conflictos de intereses que puedan surgir en los procedimientos de licitación con el fin de evitar cualquier distorsión de la competencia y garantizar la transparencia en el procedimiento y la igualdad de trato a todos los candidatos y licitadores". En el artículo 71, se regulan las prohibiciones a la hora de contratar.

El alcalde de Pelayos de la Presa ya fue noticia cuando en 2015, nada más llegar a la alcaldía, se subió el salario un 71%

"La prohibición se extiende a los cónyuges, personas vinculadas con análoga relación de convivencia afectiva, ascendientes y descendientes, así como a parientes en segundo grado por consanguineidad o afinidad de las personas a que se refieren los párrafos anteriores, cuando se produzca conflicto de intereses con el titular del órgano de contratación o los titulares de los órganos en que se hubiere delegado la facultad para contratar o los que ejerzan la sustitución del primero", señala la normativa. El alcalde insiste en que todo "está dentro de la legalidad".

Antonio Sin ya fue noticia en 2015, nada más llegar a la alcaldía, cuando el diario 'El País' publicó que el 1 de julio de ese año, en el segundo pleno de la legislatura que comenzaba entonces, el nuevo regidor se subió el sueldo un 71%, de 1.350 euros brutos al mes que cobraba su antecesor a 2.320. El salario del equipo de gobierno pasaba así de 45.705 euros anuales a 84.500 gracias al apoyo de los seis concejales del PP y de otro de la Agrupación Vecinal por Pelayos.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios