EL 60% DEL SECTOR TIENE MÁS DE 60 AÑOS

Sin relevo en el campo madrileño: solo 58 jóvenes han abierto granjas en cinco años

Son los únicos beneficiarios del plan 2014-2020 para nuevos agricultores y ganaderos de entre 18 y 41 años. "El dinero es escaso y no llega a todos", denuncian los sindicatos

Foto: Una feria ganadera de Madrid
Una feria ganadera de Madrid

No hay relevo generacional en el campo madrileño. El dato que mejor lo demuestra es el número de beneficiarios que en los últimos cinco años han recibido una ayuda económica por parte de las administraciones para poner en marcha su primera explotación agrícola o ganadera. Solo 58 personas. Todas entre 18 y 41 años, como marcan los requisitos de las "ayudas para financiar la incorporación de jóvenes agricultores y ganaderos", que sufragan la Unión Europa y el Estado junto a la Comunidad de Madrid. Las asociaciones han pedido al Ejecutivo autonómico que incremente estas subvenciones, "escasas y que no llegan a todos".

La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad se ha comprometido a hacerlo. En la siguiente convocatoria, prevista antes de que acabe 2019, los nuevos agricultores que se apunten pasarán de recibir 10.000 euros a 17.400. En el caso de ganaderos, la subida será de los 23.000 euros actuales a los 40.000. El objetivo, señalan desde el Gobierno regional, "es fomentar el rejuvenecimiento de la población activa agraria y el relevo generacional, que redunde en una mejora de la competitividad y de la dinamización del sector".

Una estrategia que, de momento, no se está cumpliendo, asegura Jesús Anchuelo, de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA-UGT). "Madrid no incentiva, el dinero es escaso y no llega a todos". De la misma opinión es Alfredo Berrocal, presidente de la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de Madrid (Ugama). "Madrid es de las comunidades que menos aporta para estas ayudas cofinanciadas". Ambos denuncian que el plan de subvenciones comprende el periodo 2014-2020 y que de momento solo se han celebrado dos convocatorias cuando se podrían haber celebrado cinco. La de 2017 y la de 2018.

Antes de que acabe el plazo se pondrá en marcha la tercera convocatoria, explican desde la Consejería, que recalcan que en el anterior periodo de ayudas también hubo dos convocatorias para jóvenes, ya que también se tramitan otro tipo de subvenciones al sector, a la industria agroalimentaria y al desarrollo rural. "El objetivo de la UE y del Gobierno de España es generar más oportunidades en nuestro sector primario. En la Comunidad de Madrid también, pero parece que al Ejecutivo del PP y Cs no le importe tanto. Invertir en agricultura y ganadería es proveer de alimentos próximos y de calidad a un mercado de seis millones de personas y fijar población en nuestro mundo rural, ayudando a paliar el grave problema de la despoblación. Que solo se hayan incorporado 58 jóvenes al campo madrileño derivado de las ayudas de la UE es vergonzoso. ¿Qué ha hecho la Comunidad?", se pregunta el diputado socialista Rafael Gómez Montoya.

Un rebaño de ovejas en la Casa de Campo de Madrid. (EFE)
Un rebaño de ovejas en la Casa de Campo de Madrid. (EFE)

Los beneficiarios pueden ser "personas físicas que, en el momento de la solicitud, hayan cumplido 18 años, no hayan cumplido los 41, y se instalen por primera vez como titulares de una explotación agraria situada en su mayor parte en la Comunidad de Madrid". En la convocatoria de 2018, la última, había una prima básica de 10.000 euros para agricultores y de 23.000 para ganaderos, con un suplemento que "no se aplicarán en caso de que el joven se instale o adquiera total o parcialmente la explotación de un familiar de primer grado de consanguinidad o afinidad". Es decir, nada de negocios heredados. Tienen que ser nuevos. El compromiso para mantener la explotación es de cinco años. La mitad de la ayuda se abona cuando el beneficiario acredita su alta en la Seguridad Social. El resto con la instalación de la explotación agraria.

Al margen del debate de si estas ayudas están o no llegando al campo, lo cierto es que este se está envejeciendo cada vez más. "El 60% de los agricultores y ganaderos madrileños tienen más de 60 años", explican desde Ugama. De hecho, Madrid es una de las tres regiones españolas con más perceptores de ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) mayores de 65 años, con un 44,4%. Lo cierto es que el sector no despega, apenas representa el 0,2% del PIB madrileño y el 0,75% de la población activa madrileña. Solo 2.600 madrileños cotizan en el apartado de agricultura.

Los datos del ministerio señalan, no obstante, datos desiguales en la cabaña ganadera en la comunidad de Madrid. Hay más vacas. En mayo de 2019 (últimos datos) había 109.298 ejemplares por las 94.203 del mismo mes de 2018. En cuanto a los cerdos hay menos: 18.087 en mayo por 21.314 de 2018. Cabras y ovejas han subido de 99.997 a 108.916 cabezas. En cuanto a las tierras de cultivo la región ha perdido 3.000 hectáreas, un 1,34% de superficie. Lo que más se produce es, en este orden: hortalizas, cereales, frutas, aceite y vino.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios