EN LA ASAMBLEA DE MADRID

Una pregunta de Vox revela que en Podemos y Más Madrid sus empleados no fichan

Vox quiere que los 132 diputados del Parlamento fichen "como el resto de trabajadores", pero la ley no les obliga. En cuanto a los trabajadores de los grupos, solo lo hacen los de Vox, PP, PSOE y Cs

Foto: La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, y el diputado Íñigo Henríquez de Luna. (EFE)
La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, y el diputado Íñigo Henríquez de Luna. (EFE)

Desde el pasado 12 de mayo, las empresas españolas tienen la obligación de registrar la jornada de sus trabajadores. Todas sin excepción, independientemente de su tamaño, sector o facturación, deben garantizar "un registro diario de la jornada de trabajo, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la misma de cada empleado". El grupo parlamentario de Vox en la Asamblea de Madrid quiere que los 132 diputados que conforman el Parlamento hagan lo mismo. Y el pasado 9 de septiembre iniciaron su ofensiva en este sentido formulando al Gobierno regional la siguiente pregunta.

"¿Cómo valora el Consejo de Gobierno la puesta en marcha de un sistema de control de asistencia diaria a la Asamblea por parte de los señores diputados, de la misma forma que se exige en el resto de lugares de trabajo, con detección a través del teléfono móvil y que suministraría, de forma gratuita y desinteresada, una empresa informática a fin de que no se gaste dinero público en ello, con la posterior publicación en el portal de transparencia de los datos obtenidos?". Vox planteó esta cuestión "por razones de igualdad. Si todos los trabajadores españoles lo hacen, los diputados también deberían fichar", explica un portavoz de la formación que dirige Rocío Monasterio.

Vox quiere que la Asamblea tenga un sistema de control horario del trabajo de sus señorías, un sistema que permita incluso fichar desde el móvil que el Parlamento facilita a cada diputado al inicio del curso político, "ya que los parlamentarios trabajan también desde fuera del hemiciclo". La Mesa de la Asamblea (su órgano de control) ni siquiera calificó la pregunta, la rechazó, ya que entiende que al ser una pregunta de control al Gobierno el Ejecutivo regional no tiene nada que decir sobre el funcionamiento interno de la Asamblea. Incluso con la ley en la mano, según explican desde el Ministerio de Trabajo, los diputados están exentos del control horario.

Desde la Asamblea, señalan que no existe un control horario de los diputados. Sí existe por parte de los letrados de la Cámara un control de asistencia a los plenos y las comisiones. El artículo 33 del Reglamento de la Asamblea califica como infracción de sus señorías "dejar de asistir en tres ocasiones consecutivas o cinco no consecutivas, en el mismo periodo de sesiones, a las reuniones del pleno, de las comisiones o de cualquier otro órgano de la Cámara, sin justificación para ello". Estas infracciones conllevan unas sanciones, "la reducción proporcional de las retribuciones" y "la suspensión de alguno de los derechos reconocidos por un tiempo de quince a treinta días".

El presidente de la Asamblea de Madrid, Juan Trinidad (derecha), con Íñigo Errejón.
El presidente de la Asamblea de Madrid, Juan Trinidad (derecha), con Íñigo Errejón.

Es decir, que lo único que se controla es la asistencia a las citas oficiales del Parlamento. Nada sobre control horario. No hace falta. Los cambios en el Estatuto de los Trabajadores impulsados por el Gobierno de Pedro Sánchez eximen de este control, entre otros, a los cargos públicos. Los seis grupos parlamentarios con representación en la Asamblea de Madrid aseguran que no realizan ningún control horario a sus diputados. Como mucho, algunos tienen reglamentos internos de funcionamiento que castigan romper la disciplina de voto o las ausencias injustificadas.

Más Madrid, por ejemplo, tiene las sanciones económicas más altas por esas ausencias: 600 euros. El PP las castiga con 300 euros y el PSOE con 200. Ciudadanos también tiene, pero no ha querido revelar qué tipo de sanción pone. Vox y Unidas Podemos-Izquierda Unida-Madrid en Pie de momento no tienen. El Confidencial ha preguntado a los seis grupos a raíz de la iniciativa de Vox si ya llevan un control horario, como marca la ley, de sus trabajadores, ya que no tienen obligación de llevarlo de los diputados. PP, Vox, Ciudadanos y PSOE aseguran que sí lo tienen.

¿Cómo se regula este control horario? La norma da total flexibilidad al empleador para que acuerde con sus plantillas la fórmula de registro de jornada que más se adapte al trabajo. Hay empresas que usan sistemas tradicionales en papel, con cuadrantes donde apuntan a qué hora se empieza y termina la jornada. Otras utilizan sistemas de tarjetas para fichar en la puerta o tornos de acceso. Hay quien está optando por instalar aplicaciones informáticas en los ordenadores o incluso en el móvil de empresa del trabajador, donde deben indicar su jornada. No llevar este registro es una "infracción grave" de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, con multas que oscilan entre los 626 euros y los 6.250 euros.

Desde el PSOE, Ciudadanos y PP, señalan que los trabajadores de sus grupos parlamentarios llevan un control escrito. Vox asegura que también. "El grupo funciona como una empresa". Desde Unidas Podemos afirma que no existe ese control y que los trabajadores se organizan internamente, compensando unos días con otros para no sobrepasar los horarios. Más Madrid señala que tampoco lleva ese registro oficial, como marca la ley.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios